Gama de turismos Audi TFSIe
photo_camera Gama de turismos Audi TFSIe

Motor

Contacto

La gama híbrida enchufable de Audi. Electrificación consensuada

Dentro de la ambiciosa estrategia de electrificación de Audi, además de los vehículos eléctricos puros, destaca su nutrida y variada gama de modelos híbridos enchufables, portadores de las siglas TFSIe. Casi todos los modelos de la actual oferta de Audi, un 70 por ciento, cuentan con alguna variante  TFSIe. Desde el A3 Sportback hasta el A8, y desde el Q3 hasta el Q8 suman un total de veinte versiones.

El plan que sigue a rajatabla Audi en la electrificación, en cuya hoja de ruta figuran 30 modelos electrificados para 2025, tiene un importante componente al que mima con especial cuidado como es el de los vehículos híbridos enchufables (PHEV). La marca de los cuatro aros ha escogido las siglas TFSIe para denominar a sus variantes híbridas enchufables. Este tipo de vehículos constituye un importante puntal de apoyo en el proceso de electrificación, pues se perfila como una excelente solución de compromiso entre el vehículo cien por cien eléctrico y el híbrido puro o auto recargable. Muchos clientes sienten todavía recelos hacía los eléctricos por su autonomía real, la escasez de puntos de carga y los tiempos de carga.

Aunque es cierto que estos inconvenientes se están resolviendo con celeridad a base de autonomías cada vez mayores y ciclos de carga cada vez más cortos, otra cosa son los todavía muy escasos puntos distribuidos por la geografía española. Las ventajas de los híbridos enchufables son evidentes, pues cuentan con un motor de combustión, un motor eléctrico y una batería de iones de litio de mayor capacidad que la del híbrido auto recargable, permitiendo recorrer en modo exclusivamente eléctrico en torno a 60 km o más a una velocidad de hasta 140 km/h. Un híbrido auto recargable solo puede recorrer eléctricamente distancias muy cortas, unos 3 km, y a velocidades que no suelen superar  los 50 km/h. Gracias a su doble personalidad aúnan lo mejor de dos mundos, pues pueden funcionar solo con el motor térmico, con el eléctrico o con los dos.

Audi A3 Sportback 45 TFSIe

Inteligente alternativa

Dado que una gran mayoría de conductores recorre una media diaria de 58 km, un híbrido enchufable (PHEV) constituye una inteligente alternativa, pues en los trayectos largos les permite olvidarse de la servidumbre de las recargas de la batería y para el día a día tienen un vehículo que cubre con creces sus cotidianos desplazamientos funcionando como un eléctrico, con todas ventajas que de ello se derivan, como un coste de utilización menor o el distintivo 0 emisiones de la DGT que autoriza a circular por el centro de las grandes ciudades sin restricciones. Eso si, para sacar el máximo partido a un PHEV no hay que olvidarse de enchufarlo, así de sencillo. No hay que caer en la dejación o tentación  de abrir solo la tapa de recarga de combustible. Motivo por el que se sugiere tener un punto de carga, bien en casa o en el centro de trabajo.

Dentro de las aguas revueltas por las que actualmente se mueve el mercado del automóvil, Audi entregó cerca de 1 millón de unidades en el primer semestre de 2021, mientras en España,  a cierre de septiembre, continuaba siendo líder del mercado premium con una cuota del 25,24%. En lo que respecta al nicho de los PHEV ha experimentado un importante salto desde 2019 hasta 2021, pasando de un participación de tan solo un 0,6% hasta un 4,4%. Pero en el caso de Audi su penetración en el mercado de los PHEV es aún mayor, llegando a una cuota del 5,5%. Este éxito de la marca de los cuatro aros, además de la calidad intrínseca de su producto, hay que buscarlo en la amplia y variada gama de híbridos enchufables que actualmente ofrece, que abarca casi todos los segmentos para satisfacer las necesidades de cualquier potencial cliente.

Gama SUV Audi TFSIe

Sistema de propulsión híbrido enchufable

La familia de híbridos enchufables de Audi abarca casi toda su gama de turismos: A3 Sportback, A6, A7 Sportback y A8, y también de SUV o todocamino: Q3, Q5, Q7 y Q8. Constituyen un total de 8 modelos que derivan en una oferta de 12 carrocerías si se suman la variante familiar del A6 (A6 Avant), la carrocería larga del A8 (A8 L) y las versiones Sportback de los Q3 y Q5. Mezclando estos ingredientes con los sistemas de propulsión disponibles, el resultado son nada menos que 20 versiones portadoras de las siglas TFSIe. Con respecto a los precios, estas versiones TFSIe suelen tener un incremento en el precio de unos 2.500 euros en comparación con el modelo equivalente de combustión.

La tecnología de propulsión híbrida enchufable consta de un motor de combustión, un electromotor eléctrico y una batería de iones de litio. Dada la variedad de producto que abarca la familia híbrida enchufable de Audi, desde compactos y SUV compactos hasta berlinas de representación y SUV de lujo, pasando por berlinas de tamaño grande, hay disponibles varios sistemas de propulsión, distintos tipos de transmisión y de cajas de cambio así como dos plataformas: la MQB para modelos con motor transversal, mientras  la MLB es para modelos con el motor colocado longitudinalmente. En lo que respecta a la paleta de motores de combustión incluye tres, todos son de gasolina con inyección directa  a la par que turboalimentados.

 
Audi A7 Sportback 55 TFSIe

Bajo el capó de los A3 Sportback, Q3 y Q3 Sportback encuentra acomodo un 4 cilindros en línea de 1,4 litros (150 CV), para los A6, A6 Avant, A7 Sportback, Q5 y Q5 Sportback se reserva un 4 cilindros de 2 litros (265 CV) y, por último, los lujosos A8, A8 L, Q7 y Q8 montan un V6 de 3 litros (340 CV). Estas mecánicas de gasolina pueden combinarse con electromotores de tipo síncrono permanente con potencias de 109 CV, 116 CV, 136 CV o 143 CV. En lo que respecta a la transmisión, los compactos A3 Sportback, Q3 y Q3 Sportback incorporan tracción a las ruedas delanteras con caja de cambios automática de doble embrague S tronic de 6 velocidades, mientras los modelos A6, A6 Avant, A7 Sportback, Q5 y Q5 Sportback equipan tracción quattro con tecnología ultra (integral a tiempo parcial) en combinación con un cambio automático de doble embrague S tronic de 7 marchas. Para los modelos más lujosos, es decir, los A8, A8 L, Q7 y Q8 se reserva la tracción permanente quattro asociada a la caja de cambios automática, de tipo convertidor, Tiptronic con 8 velocidades. Por, ultimo, en lo concerniente a las batería de iones de litio hay disponibles dos, con capacidades respectivas de 13 kWh y 17,9 kWh.

Varios modos de gestión para el sistema híbrido

En un Audi híbrido enchufable interactúan de forma inteligente el propulsor de combustión y el electromotor en busca de la máxima eficiencia o de las prestaciones, en función de los requerimientos del conductor. Para gestionar el sistema de propulsión existen cuatro programas, teniendo en cuenta que el arranque se efectúa siempre en modo eléctrico; en este modo la velocidad máxima del vehículo oscila entre 135 km/h y 140 km/h. Puede seleccionarse la conducción cien por cien eléctrica mientras haya carga en la batería por medio de la tecla EV. El modo híbrido (Auto Hybrid) conjuga inteligentemente el funcionamiento de ambos propulsores. A bajas velocidades prima el trabajo del motor eléctrico, mientras da prioridad a la mecánica de combustión a velocidades más elevadas o bien ambas funcionan conjuntamente en caso de fuertes aceleraciones. Hay un programa que permite mantener la carga de la batería, Battery Hold (reservándola, por ejemplo, para un trayecto urbano con cero emisiones) y otro que autoriza cargar la batería: Battery Charge.  

Modos de gestión del sistema híbridoTan pronto como el conductor retira el pie del acelerador, el sistema de gestión y el asistente predictivo de eficiencia deciden conjuntamente entre desactivar el sistema de propulsión para avanzar en modo de marcha por inercia o utilizar el motor eléctrico para recuperar energía. Cuando el cambio automático está en la posición S, todos los modelos funcionan con un modo específico de recuperación. El frenado regenerativo acapara un especial protagonismo, pues la potencia de regeneración de energía puede alcanzar hasta 80 kW. Hasta deceleraciones de 0,3 g, el frenado del vehículo es regenerativo gracias a la energía recuperada por el electromotor trabajando como generador, recargando la batería. Se activan los frenos hidráulicos convencionales de las ruedas a partir de 0,3 g de deceleración.

Estrategia predictiva

La estrategia predictiva de funcionamiento contribuye a la reducción del consumo y a la recuperación de energía durante la marcha. En el modo híbrido, cuando se activa un destino en el navegador controla el sistema de propulsión para que la carga de la batería se distribuya inteligentemente durante toda la ruta. Para ello, evalúa continuamente los datos del sistema de navegación, de los sensores y de los sistemas de asistencia. La estrategia predictiva de funcionamiento tiene en cuenta condicionantes en tiempo real, como atascos o tráfico denso en la ciudad, y adapta sus cálculos al estilo del conductor. Basándose en esta información calcula un plan aproximado para el viaje. Al mismo tiempo realiza un ajuste para distancias cortas en estrecha colaboración con el asistente de eficiencia predictivo, que utiliza los datos de los sensores instalados en el coche para identificar las señales en la ciudad, las intersecciones, los límites de velocidad y los vehículos que circulan delante.

Unas pantallas especiales informan al conductor sobre la actividad del sistema de propulsión. Además de la potencia que se demanda en cada momento, la instrumentación digital muestra el programa seleccionado en Audi drive select y el modo de propulsión, así como el estado de carga de la batería. También se indica tanto la autonomía eléctrica como la autonomía total. En la pantalla central del MMI se puede visualizar el flujo de energía, así como la proporción de la distancia recorrida con el motor de combustión y con el motor eléctrico.

Estadística distancias recorridas

A la hora de recargar la batería todas las versiones híbridas enchufables de Audi incluyen dos cables: el sistema de carga compact con un cable para tomas de corriente domésticas e industriales, y un cable modo 3 con un enchufe tipo 2 para puntos de carga públicos. Según el modelo, la capacidad de carga puede llegar a 7,4 kW, pudiéndose cargar completamente la batería en un intervalo de tiempo comprendido entre 2,5 horas y 4,5 horas. El servicio de carga Audi e-tron Charging Service  permite un fácil acceso con una sola tarjeta a 220.000 puntos de carga de corriente alterna distribuidos por toda Europa. Además, la aplicación myAudi  para carga remota y climatización previa del habitáculo a través del smartphone, también muestra estas estaciones de carga.

Una familia muy numerosa

El modelo de acceso a la familia híbrida enchufable Audi es el compacto A3 Sportback, disponible en dos versiones, 40 TFSIe (204 CV) y 45 TFSIe (245 CV). Ambas montan un motor de gasolina de 1,4 litros (150 CV), tracción delantera y cambio automático de doble embrague S tronic con 6 marchas. Respecto a la batería tiene una capacidad de 13 kWh que permite recorrer en modo eléctrico hasta 65 km, alcanzando una velocidad máxima de 140 km/h. Los precios oscilan entre 42.150 y 44.820 euros. Si importante es el peso de los compactos, más aún lo es el de los SUV compactos. En este crucial segmento la marca de los aros sitúa  los modelos Q3 45 TFSIe y Q3 Sportback 45 TFSIe. Los dos incorporan el motor de gasolina de 1,4 litros (150 CV) que conjuntamente con el eléctrico arrojan una potencia total de 245 CV. Cuentan con tracción delantera así como cambio automático S tronic de 6 marchas, mientras los precios se mueven en una horquilla comprendida entre 47.700 y 57.670 euros.

Audi Q3 Sportback 45 TFSIe

Dentro de la gama SUV de tamaño mediano-grande se encuadra el Audi Q5 y su variante deportiva con carrocería de corte coupé, el Q5 Sportback. Estos dos modelos se ofertan, respectivamente, en dos versiones, la 50 TFSIe quattro S tronic, disponible entre 61.180 y 70.400 euros (67.780 a 73.400 euros en el Sportback)  y la 55 TFSIe quattro S tronic (71.330 a 74.450 euros); de 74.330 a 77.450 euros en el Sportback. Tanto la versión 50 TFSIe como la 55 TFSIe comparten el motor de gasolina de 2 litros (265 CV), pero la primera desarrolla una potencia total combinada de 299 CV, que sube hasta los 367 CV en la 55 TFSIe. Todos equipan tracción integral quattro ultra a tiempo parcial asociada a un cambio automático S tronic de 7 marchas. Su autonomía en modo eléctrico es de 62 km. En lo alto de la pirámide no podían faltar los SUV más grandes y lujosos, como son los Audi Q7 y Q8. Cada uno de estos modelos incluye dos variantes que comparten la mecánica de gasolina, un motor V6 de 3 litros de cilindrada (340 CV). La variante 55 TFSIe proporciona una potencia combinada de 381 CV, mientras en la 60 TFSIe asciende a 462 CV. Los precios para el Q7 parten de 81.350 euros hasta los 103.820 euros. Para el Q8 la horquilla de precios oscila entre 87.550 y 109.940 euros. Como no podía ser de otra forma para estos buques insignia se reserva la tracción integral permanente quattro a la vez que montan un cambio automático, de tipo convertidor, Tiptronic con 8 relaciones. En modo eléctrico su autonomía es de 49 km, mientras las prestaciones son de primera: 5,4 s para acelerar de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima limitada a 240 km/h.

Audi Q8 60 TFSIe

Pero por muy de moda que estén los SUV, las berlinas también reclaman su protagonismo dentro de la gama PHEV de Audi, haciéndolo con una muy nutrida participación. El A6 se ofrece tanto en variante berlina como en familiar (Avant), dos carrocerías que a su vez pueden montar dos sistemas de propulsión: 50 TFSIe quattro S tronic (299 CV) y 55 TFSIe quattro S tronic (367 CV). Todos cuentan con tracción integral quattro ultra a tiempo parcial y cambio automático S tronic de 7 marchas. Los precios para el A6 parten de 69.790 hasta 80.560 euros, mientras para el A6 Avant la horquilla va de 72.690 a 83.650 euros. También la berlina deportiva de tamaño grande, el A7 Sportback, incluye en su gama dos versiones hibridas enchufables que comparten los  sistemas de propulsión del A6, con potencias respectivas de 299 CV y 367 CV. Se trata del A7 Sportback 50 TFSIe quattro S tronic (De 72.690 a 79.560 euros) y del A7 Sportback 55 TFSIe quattro S tronic (90.300 euros). Remata la oferta de berlinas PHEV de Audi su berlina de representación, el A8 60 TFSIe quattro Tiptronic (449 CV), que se vende con carrocería normal de 5,17 m de longitud (113.150 euros) y de batalla alargada, con  5, 30 m de longitud (116.090 euros). Los dos modelos comparten tanto propulsor de gasolina V6 de 3 litros de cilindrada (340 CV) como transmisión, tracción integral permanente quattro asociada a una caja de cambios automática Tiptronic de 8 velocidades.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable