Jeep Wranger 2018
photo_cameraJeep Wranger 2018

Motor

Jeep Wrangler. En el fondo y en las formas

Disponible con carrocería de 2 y 4 puertas se pondrá a la venta en el mercado español, el próximo mes de septiembre. A nivel mecánico cabe destacar que por primera vez el Wrangler monta un diferencial central de reparto, lo que le permite circular por asfalto con la tracción 4x4 conectada.

El nuevo Jeep Wrangler, la cuarta generación del emblemático modelo,  irrumpe con fuerza conservando los tradicionales valores de la marca, a los que añade un mejor comportamiento en asfalto y un equipamiento más abundante. ​

Puede afirmarse con rotundidad que el Jeep Wrangler es el Jeep por excelencia. No es un modelo más dentro de la actual gama, es el heredero directo de aquel legendario Willys de 1941, del que conserva la clásica silueta y su esencia. Ni más ni menos que la genuina imagen del todoterreno puro y duro americano. Ahora, con el lanzamiento del nuevo Jeep Wrangler (la cuarta generación), todo este rico legado ya tiene continuidad, sobre todo esa inigualable capacidad todo terreno.

Jeep Wrangler 2018

Pero el nuevo Wrangler llega cargado de interesantes mejoras en numerosas áreas, eleva el confort de marcha en asfalto, luce un renovado diseño, tanto exterior como interior, e introduce innovadores equipamientos en materia de seguridad. Los cambios introducidos a nivel de diseño exterior le confieren un aire más moderno, sin alterar para nada su tradicional silueta, reconocible de inmediato.

También ha experimentado una ligera cura de adelgazamiento gracias al empleo de aluminio en algunos componentes de la carrocería, como es el caso del  capó, puertas, marco del parabrisas y parachoques.

En el diseño de la carrocería no faltan una serie de elementos genuinos, típicos de Jeep: los faros redondos, la parrilla de siete ranuras, los pasos de rueda trapezoidales, el parabrisas plegable o las bisagras de las puertas a la vista.

Sin embargo los más observadores percibirán unas ligerísimas modificaciones que identifican a la par que personalizan al nuevo Wrangler.

Ahora los faros penetran ligeramente en las ranuras de los extremos, mientras la parte superior de la parrilla se ha inclinado ligeramente, en forma de cascada, para mejorar la aerodinámica. Como opción están disponibles los faros y antiniebla con tecnología led. Las luces diurnas se ubican en la zona frontal de los pasos de rueda. Detrás, los pilotos con su tradicional formato cuadrado también pueden ser de led.

El Wrangler está disponible con carrocería de 2 puertas (4,33 m) y de 4 puertas (4,88 m), esta ultima denominada Unlimited. En lo que respecta a los niveles de acabado se ofrecen tres: Sport, Sahara y Rubicon. Sin embargo en lo que el Wrangler es todo un experto es en una inigualable capacidad de transformación que va mucho más allá de la de un mero convertible.

Brinda a los clientes varias soluciones para el techo que permiten distintas posibilidades de configuración, amén de que cabe el recurso de desmontar las puertas, sin olvidar que el parabrisas se puede abatir.

Ambas carrocerías pueden solicitarse con techo de lona, que se puede operar como si de un descapotable se tratara o bien retirarse, y con techo rígido desmontable de tres piezas que puede ser negro o del color de la carrocería, dependiendo de la versión. A estos dos tipos se une una tercera opción, reservada en exclusiva para el modelo de 4 puertas (Unlimited).

Con una apariencia similar a la presentada si montara un techo rígido, se caracteriza porque en la parte superior lleva una lona que permite su apertura y cierre eléctricamente, mediante un botón.

Toda la gama cuenta con barras antivuelco del color de la carrocería y dispone de asideros integrados. Con respecto a los pasos de rueda van pintados en el color del vehículo o bien en negro para el acabado Rubicon.

En el interior los cambios son más profundos. El nuevo salpicadero alberga un cuadro de instrumentos que acoge una pantalla multifunción de 3,5 pulgadas (Sport) o de 7 pulgadas (Sahara y Rubicon), mientras el sistema multimedia Uconnect de cuarta generación puede incluir pantallas táctiles en medida de 7 u 8,4 pulgadas (5 pulgadas Sport).

El sistema multimedia es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Por debajo de esta pantalla táctil se encuentran los mandos del climatizador y del volumen. La seguridad ha sido fundamental en el desarrollo de la nueva generación del Wrangler.

Ya no se echan en falta dispositivos como, el detector de ángulo muerto, el control de cruce en la parte trasera, la cámara de visión trasera, los faros de led, los sensores de aparcamiento o el ESP (Control Dinámico de Estabilidad) con mitigación de balanceo. Por otro lado, también puede incluir numerosos elementos de confort, entre los que destacan, el acceso sin llave y calefacción en volante y asientos.

Todos estos numerosos cambios introducidos a nivel de diseño y de equipamiento, se complementan con un mayor dinamismo y precisión a la hora de circular por asfalto, además de brindar un mayor confort de marcha a los pasajeros. La dirección se muestra más precisa, transmitiendo al conductor una mayor dosis de confianza.

En este apartado hay que apuntar que por primera vez el Wrangler utiliza un diferencial central de reparto, por lo que ya resulta posible circular por asfalto con la tracción a las cuatro ruedas conectada, lo que añade un plus de seguridad en algunas situaciones.

Es posible su bloqueo en pistas deslizantes, cuando las condiciones de adherencia son muy bajas (nieve, barro, etc.) Sin embargo sus características todo terreno no solo se han mantenido, sino que se han potenciado. Lo que parecía una labor harto difícil se ha conseguido conservando la tradicional receta: chasis de largueros y travesaños, ejes rígidos con muelles helicoidales y, por supuesto, reductora.

El notable progreso registrado en sus aptitudes todo terreno se materializa en unos ángulos de ataque, de salida y ventral más generosos, en 28 cm de altura libre al suelo y en casi 80 cm de profundidad de vadeo. Unas armas directamente derivadas de su estructura, de su diseño, a las que se unen otras de índole mecánico.

El nuevo Jeep Wrangler incorpora una serie de tecnologías, de mecanismos directamente responsables  de su incomparable capacidad todo terreno. Puede montar dos eficaces sistemas de tracción 4x4; el Command-Trac, reservado para las versiones Sport y Sahara, dispone tanto de reductora como de un diferencial trasero de deslizamiento limitado (Trac-Lok) para el Sahara. El segundo sistema, el Rock-Trac, es de uso exclusivo para la versión Rubicon, la de mayor capacidad todo terreno, capaz de avanzar en los escenarios más abruptos por increíble que parezca.

Dicho sistema tiene una reductora con una relación más corta, monta ejes rígidos Dana 44 más resistentes, permite el bloqueo eléctrico de los diferenciales delantero y trasero (Tru-Lock) y además contempla la posibilidad de desconectar eléctricamente la barra estabilizadora delantera. Esta desconexión propicia aumentar el recorrido de la suspensión para garantizar que las ruedas apoyen en el suelo y no se pierda capacidad motriz Todos estos poderes mecánicos se completan con el montaje de neumáticos con tacos. Con todo este arsenal, el Wrangler Rubicon  se erige en un auténtico rey de las más dificultosas zonas trialeras, sobre todo el modelo de 2 puertas.

Dos nuevos motores, más eficientes, son los encargados de propulsar al Wrangler, ambos de 4 cilindros en línea. En diésel se introduce un turbodiésel Multijet II de 2,2 litros de cilindrada que desarrolla 200 CV y un par máximo de de 450 Nm a 2.000 rpm. Esta mecánica se caracteriza por un funcionamiento muy suave que nada tiene que ver con el ruidoso diésel anterior. Los que se decanten por la gasolina encontrarán un propulsor turboalimentado de 2 litros de cilindrada (272 CV) y un par máximo de 400 Nm a 3.000 rpm.  Cualquiera que sea la opción escogida dejará satisfecho al usuario, pues ambos motores son muy briosos.

En asfalto ofrecen unas buenas prestaciones, no son perezosos, mientras que en uso todo terreno su generoso par se deja notar. Ambos llevan acoplado un cambio automático de convertidor de 8 velocidades y sistema stop&start. Este cambio es un magnífico aliado en cualquier escenario. En carretera contribuye a proporcionar una cómoda y relajada conducción, con un paso entre marchas rápido y sin brusquedades, mientras en uso off-road se ciñe perfectamente a los más exigentes requerimientos. El nuevo Wrangler iniciará su comercialización en España, el próximo mes de septiembre. Aunque todavía no se han facilitado los precios, partirán de 46.000 euros. 

 

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable