Audi
photo_cameraAudi

Motor

Los nuevos Audi SQ7 y Audi SQ8 con motor V8 TFSI: prestaciones de nivel superior

Motor 4.0 TFSI para unas prestaciones de primer nivel: de 0 a 100 km/h en 4,1 s

Suspensión neumática deportiva y dirección a las cuatro ruedas de serie

Lanzamiento al mercado europeo en otoño, con nuevos sistemas de asistencia y servicios de conectividad

Audi presenta los SQ7 y SQ8 con el nuevo motor TFSI, como respuesta a la tendencia de ofrecer versiones de gasolina en el segmento de los SUV de altas prestaciones. Los Audi SQ7 y Audi SQ8 cuentan de serie con un chasis que equipa numerosos componentes de alta tecnología y ofrecen nuevas funciones de conectividad y sistemas de asistencia. Se lanzarán a los mercados europeos a partir de otoño de 2020.

El V8 4.0 TFSI: poderoso


Con una potencia de 373 kW (507 CV) y un par máximo de 770 Nm, el 4.0 TFSI de gasolina propulsa a los Audi SQ7 y SQ8 de forma extremadamente dinámica. Para acelerar de 0 a 100 km/h apenas necesitan 4,1 segundos, mientras que pasan de 80 a 120 km/h en tan solo 3,8 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente en ambos modelos a 250 km/h.

El V8 biturbo es un propulsor de alta tecnología. Cuando se conduce de forma moderada, el sistema de desconexión de cilindros Audi cylinder on demand (COD) desactiva de forma temporal cuatro cilindros, reduciendo así el consumo de combustible.

Los dos turbocompresores twin-scroll de doble entrada rebajan la contrapresión y optimizan el intercambio del flujo de gases para mejorar el llenado de las cámaras de combustión. Están situados entre el ángulo de la V a 90 grados que forman las bancadas de cilindros.

Esta disposición permite unos recorridos de gas cortos y una respuesta instantánea incluso a bajos regímenes de giro del motor. En el sistema de escape, dos actuadores gestionados por el sistema de control modulan el sonido del ocho cilindros.

Los soportes activos del motor generan unas oscilaciones con una onda en contrafase con las vibraciones producidas por el propulsor durante su funcionamiento, eliminándolas en gran medida.

Transmisión y suspensión: preparados para un comportamiento deportivo


Los nuevos Audi SQ7 y SQ8 transmiten la potencia del 4.0 TFSI a la carretera a través de un cambio tiptronic de ocho velocidades y del sistema de tracción integral permanente quattro. Los dos modelos equipan de serie el tren de rodaje con la suspensión adaptativa sport y control de amortiguación, así como la dirección a las cuatro ruedas.

Esta última permite a las ruedas traseras girar hasta 5 grados en dirección contraria a las delanteras cuando se circula a baja velocidad, lo que mejora la agilidad y reduce el diámetro de giro. A velocidades superiores a los 60 km/h, las ruedas traseras giran ligeramente en la misma dirección que las delanteras, mejorando así la estabilidad a velocidades elevadas y durante los cambios rápidos de dirección.

El paquete de suspensión Advanced incluye otro elemento que mejora el comportamiento dinámico: el sistema electromecánico de estabilización activa del balanceo (eAWS). Cuando se conduce en rectas, esta tecnología, que acciona las barras estabilizadoras a través de motores eléctricos, proporciona un alto nivel de confort, además de reducir el balanceo de la carrocería en curvas rápidas.

Este paquete también incluye el diferencial trasero deportivo, que reparte el par entre las ruedas del eje posterior según sea necesario, para lograr un comportamiento dinámico aún más ágil y preciso.

La plataforma electrónica de chasis (ECP) es el centro de control que interconecta todos los sistemas relacionados con el comportamiento dinámico de estos dos modelos deportivos. Los conductores experimentarán esta estrecha interacción con una incomparable sensación de precisión al volante.

Pueden elegir entre siete perfiles de conducción a través del sistema Audi drive select: confort, auto, dynamic, efficiency, allroad, offroad e individual.

El Audi SQ7 equipa de serie llantas de 20 pulgadas; opcionalmente puede equipar llantas de hasta 22 pulgadas. En el Audi SQ8, las llantas de serie son de 21 pulgadas y opcionalmente se ofrecen llantas de 22 y 23 pulgadas.

Ambos modelos equipan frenos delanteros con discos de 400 mm de diámetro y pinzas con el logo S. Audi también ofrece la posibilidad de instalar frenos de discos carbocerámicos particularmente potentes y duraderos, tanto para el eje delantero como para el trasero; en este caso, las pinzas de freno están pintadas en color gris antracita.

El paquete de elementos de alta tecnología de estos dos nuevos modelos se completa con nuevas funciones para los sistemas de infotainment, conectividad y asistentes a la conducción, que hacen que la conducción y las maniobras de aparcamiento resulten aún más fáciles y cómodas.

Lanzamiento al mercado en otoño


Los nuevos Audi SQ7 y SQ8 llegarán al mercado europeo a partir de otoño. Los precios en Alemania parten desde 93.287 y 101.085 euros, respectivamente.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?