Coche.
photo_camera Coche.

Motor

Obligaciones a cumplir por tener un coche

Como por ejemplo: tener el carnet de conducir en regla

Es indiscutible que tener coche es un artículo de primera necesidad y según en qué zonas además, un imprescindible. Ciertamente, son muchas las ventajas que aporta, pero como todo en esta vida, también conlleva implícitas una serie de obligaciones. Veamos algunas de ellas.

Obligaciones a cumplir por tener un coche

  • Una de las principales obligaciones que tiene un conductor para poder circular con su vehículo es tener en regla el carnet de conducir, esto es que no haya caducado, para lo cual debe estar pendiente de la fecha de caducidad, aunque cabe destacar que hoy en día, la DGT facilita al máximo este trámite, ya que te permite renovarlo hasta tres meses antes de la fecha de vencimiento.
  • Asimismo, la Ley de Tráfico establece otro tipo de obligaciones referidas a la precaución que debe guardar un conductor, así como a la adopción de las medidas necesarias para no distraerse y evitar así todo daño para sí mismo, para los ocupantes de su vehículo y para el resto de los usuarios. En este punto cabría hacer especial hincapié en la prohibición del uso de dispositivos móviles  durante la conducción.
  • Igualmente, la matrícula debe mantenerse en perfecto estado para poder ser identificada fácilmente.
  • Del mismo modo, es preciso mantener el coche en las condiciones legal y reglamentariamente establecidas, sometiéndolos a los  reconocimientos e inspecciones que correspondan tanto en el taller como en la ITV.
  • Otra obligación es estar convenientemente identificado ante cualquier incidencia que pudiera surgir. El conductor queda obligado a estar en posesión y llevar consigo su permiso o licencia válidos para conducir, así como el permiso de circulación del vehículo y la tarjeta de inspección técnica o certificado de características.

¿Y el seguro qué?

Aparte de la gasolina, los impuestos y el mantenimiento general, tener un vehículo en propiedad incluye  abonar obligatoriamente una póliza de seguro.

  • Así es, el seguro de coche suele ser un gasto fijo en cualquier hogar y es que todo vehículo debe contar al menos con un seguro de coche básicotambién llamado a terceros, que cubra los daños que pudiese infringir a terceras personas, la responsabilidad civil por remolque o caravana ligeros, defensa jurídica, fallecimiento, invalidez permanente y asistencia sanitaria, entre otros. Esta clase de póliza es la más económica y está especialmente indicada para usuarios que no utilicen el vehículo a menudo o cuenten con otro coche principal y este sea el segundo de a bordo. 
  • Por otra parte, es posible contratar un seguro de coche a terceros ampliado o combinado que además de las garantías que cubre el básico, incorpore coberturas como roturas o daños a las lunas, robo del automóvil e incendio del vehículo.
  • Seguro de coche a todo riesgo. Con esta clase de póliza estarás cubierto incluso en caso de siniestro total, independientemente de si tú o un tercero es el responsable de los daños que se ocasionen en los vehículos de ambas partes. De igual modo, incluye otras garantías muy a tener en cuenta como el vehículo de sustitución durante un tiempo limitado en caso de siniestro total, así como la defensa de multas de tráfico.

Como puedes observar después de todo lo escrito, los tipos de seguros se clasifican atendiendo a las coberturas incluidas, al nivel de seguridad o al uso que se le vaya a dar al vehículo. Es por ello, que antes de decidirte a contratar el tuyo conviene que seas consciente de existe una serie de requisitos que deberás contemplar. ¡Acompáñanos y te lo contaremos todo!

Requisitos a tener en cuenta antes de contratar tu póliza

Normalmente, es el precio el factor clave determinante en el momento de seleccionar el seguro, aunque desde aquí te recomendamos, que te tomes un tiempo para estudiar otros elementos que influyen y pesan mucho más que el precio. A continuación te mostramos varios.

  • El uso del coche: No es lo mismo que movamos el coche solo por la ciudad para ir de compras o llevar los niños al cole, que si vamos a circular con él por carretera abierta o a pasearlo por la montaña. Las necesidades son distintas al igual que las coberturas.
  • Dónde duerme: Otra diferencia notable puede ser que el coche duerma en la calle o en un garaje, sobretodo a la hora de contratar la cobertura por robo, ya que si descansa en un garaje el riesgo de robo es moderado, así como otro tipo de percances (incendio, rotura de lunas..,)
  • Si el coche es propenso a averías o el riesgo de avería es poco probable.

En definitiva, desde aquí te aconsejamos que te tomes un tiempo de meditación antes de contratar tu seguro. Procura analizar tus necesidades y la forma de utilizar el coche antes de elegir la oferta que mejor se adapte a tus intereses y tus circunstancias.

 

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes