photo_cameraEl parabrisas

Motor

Queremos saber

El parabrisas. Distintos puntos de vista

Dada la poca velocidad que desarrollaban los primeros automóviles, no se consideraba necesario un elemento protector para los ocupantes como el parabrisas.

En la medida que  la velocidad fue en aumento surgió la necesidad de utilizar este transparente elemento, no solo para evitar las molestas corrientes de aire de la marcha, sino también para proteger a los pasajeros del polvo, insectos, proyección de piedras, etc.

Manuel Reyes

Aparte  de las funciones mencionadas, el parabrisas también desempeña un papel primordial en la seguridad por su aportación a la resistencia de la estructura del vehículo. Sin embargo, si se compara el parabrisas de un coche de calle con el de un vehículo de competición surgen curiosas diferencias, a pesar de las características que los unen, resultando primordial en ambos casos proporcionar una perfecta visibilidad.

La primera diferencia es la composición. Un automóvil de calle monta un rígido parabrisas de cristal laminado, mientras que en los coches de competición se emplea el policarbonato.

En el deporte automovilístico el culto a la ligereza es una prioridad, y con la utilización de policarbonato el ahorro de peso puede llegar al 50%. La otra ventaja que aporta este material es su superior resistencia en caso de impacto.

Pero el policarbonato no se puede utilizar en los parabrisas de los coches de calle por varios motivos. El primero es su falta de rigidez, puesto que un parabrisas de cristal aporta hasta el 30% de la resistencia estructural del automóvil en caso de vuelco.

Evidentemente los coches de competición no necesitan este aporte de rigidez por incorporar una estructura antivuelco de seguridad que evita el hundimiento del techo. Otra desventaja es que se raya con mucha facilidad, enturbiando la visibilidad a la vez que provoca molestos reflejos.

En consecuencia habría que reemplazarlo con cierta frecuencia, con el consiguiente encarecimiento del mantenimiento además de resultar más complicado conseguir una perfecta estanqueidad. Por último, el policarbonato es menos transparente que el cristal, ofreciendo una peor calidad de visión.

En las competiciones automovilísticas mantener el parabrisas limpio para que pueda ofrecer la mejor visibilidad  constituye todo un reto. Los coches de carreras dejan mucha suciedad en la pista, como las virutas de goma que se desprenden de sus neumáticos o restos de aceite y de otros fluidos.

Muchos de estos restos son proyectados sobre el parabrisas del coche que circula detrás, bien pegado al de delante, puesto que en las carreras no se exige mantener la distancia de seguridad.

Ante esta tesitura, en competiciones como las 24 Horas de Le Mans, los mecánicos limpian minuciosamente el parabrisas en cada parada en boxes con eficaces productos de limpieza para mantener la mejor visibilidad posible a lo largo de las 24 horas que dura la carrera. Estas paradas se realizan aproximadamente cada 40 minutos.

Sin embargo las altas velocidades que se alcanzan en Le Mans propician que la suciedad se incruste en el parabrisas como lapas, no resultando a veces suficiente esta exhaustiva limpieza.  Motivo por el que se montan unas finas láminas de plástico traslúcidas sobre el parabrisas, que se van retirando cuando ya no pueden limpiarse, a medida que va avanzando la carrera.

Cada vehículo suele llevar hasta un máximo de once de estas láminas; por  encima de esta cantidad se distorsiona la imagen y se compromete la visibilidad del piloto. No hay que olvidarse de los limpiaparabrisas, pues tienen que trabajar en unas condiciones muy difíciles.

En las competiciones automovilísticas suelen ser de un solo brazo para reducir la resistencia aerodinámica y porque no es tan necesario, como en la calle, que su barrido llegue a todas las esquinas.


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable