Arreglos en un coche.
photo_camera Arreglos en un coche.

Motor

¿Qué son los talleres de mecánica rápida?

Descubre la mejor opción cuando necesitamos hacer tareas de mantenimiento sencillas para nuestro vehículo

Cuando necesitamos hacer tareas de mantenimiento sencillas, en muchas ocasiones la mejor opción es acudir a un taller de mecánica rápida como aurgi.com, en el cual se encargan de cambiar pastillas de freno, sustituir el aceite, los amortiguadores, etc.

Son lugares a los que podemos ir incluso sin cita y en los que los cambios se hacen en poco tiempo, mientras nos tomamos un café y leemos unas revistas que nos suelen ofrecer en una sala de espera.

¿Qué ventajas tienen?

En un taller de mecánica rápida como motortown.es las principales ventajas son el ahorro de tiempo que supone y el precio.

Si vamos a nuestro taller habitual, a veces hay que esperar una semana o incluso más para que hagan el mantenimiento y muchas veces no tenemos ese tiempo, o no nos apetece tener que volver en unos días para algo tan simple como sustituir el líquido de refrigeración.

El precio es otra de sus ventajas, puesto que al no dedicarse a averías complejas no necesitan tener grandes instalaciones con la mejor maquinaria que se tarda mucho en amortizar.

También suelen estar en lugares muy accesibles, cerca de centros comerciales o en el centro de las ciudades, por lo que no necesitamos ir a polígonos industriales que tienen accesos complicados y en los que hay que recorrer varias calles antes de dar con el taller.

Siempre hay una pequeña tienda de accesorios

Los centros de mantenimiento rápido siempre tienen una tienda con accesorios, los cuales suelen tener precios muy competitivos.

Al dejar el coche podemos aprovechar el momento para comprar los limpias que tenemos gastados, un producto para limpiar el interior o algún ambientador. Además, tienen un servicio que en muchas ocasiones es imposible encontrar en el resto de los talleres y es que vamos a poder comprar el aceite que nos apetezca que le pongan a nuestro coche.

Los talleres de toda la vida casi siempre se niegan a que llevemos nosotros el aceite, mientras que en los de mantenimiento rápido no ponen problemas. Compramos la lata de aceite, dejamos el vehículo y nos ponen el aceite que hemos elegido pagando la mano de obra.

No hacen reparaciones que requieran mucho tiempo

Los talleres de mecánica rápida ganan dinero ajustando los precios y viendo decenas de coches todos los días, de manera que no son el lugar idóneo para ir a que nos localicen una avería, ni tampoco para que nos encuentren un motor de segunda mano como hacen en https://www.motoresdyg.com/.

Para eso habrá que ir a otro tipo de locales, de esos que llevan trabajando toda la vida y en los que hay profesionales con muchos años de experiencia a sus espaldas, los cuales saben ya qué problemas tiene cada modelo de coche hasta el punto de ser capaces de diagnosticar solo oyendo el ruido que hace el vehículo.

Sabiendo a qué tipo de taller acudir en cada momento, podemos ahorrar mucho tiempo y bastante dinero, pues en los talleres rápidos siempre hay ofertas que podemos aprovechar cuando llegue el día de hacer algún cambio a nuestro vehículo como sustituir los líquidos y los filtros.

El vídeo del día

El PIB sube un 2,8% en el segundo trimestre
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?