Remolque para motos
photo_cameraRemolque para motos

Motor

Recomendaciones para conducir con un remolque para motos

Es necesario elegir un remolque adecuado para la moto

¿Tienes una moto de campo y necesitas un remolque para transportarla hasta el lugar de la excursión?, ¿o bien cuentas con una moto de competición para usarla en un circuito? Vamos a facilitarte algunos consejos para que los tengas en cuenta tanto a la hora de elegir el remolque para motos adecuado como para que no tengas ningún problema durante la conducción y el manejo del mismo.

Existen diferentes modelos de remolque que, dependiendo del peso de la motocicleta, podrán ser más o menos ligeros. Lo ideal es optar por el remolque más ligero posible, pues además de que su manejo es mucho más fácil y sencillo, no necesitan pasar ninguna inspección técnica en España. Se consideran remolques ligeros aquellos con un MMA inferior a 750 kilos, los cuales están perfectamente preparados para transportar una moto pesada sin ningún problema. Unos modelos muy útiles para estos casos y que ofrecen un gran resultado para su fácil manejo. 

Por otra parte, aunque estos remolques no necesitan ningún seguro adicional, puesto que circulan con el seguro del vehículo, es importante informar al seguro de que el vehículo asegurado tiene instalado un enganche. Además, es imprescindible que el remolque esté homologado y asegurarse de que sea de una marca de confianza. 

En cuanto a la conducción, aunque al principio pueda parecer difícil, la realidad es que es mucho más sencillo de lo que parece. Con el permiso de conducir B se puede circular con un conjunto de remolque y vehículo que no supere los 3500 kilos, por lo que, a no ser que se trate de una caravana, los remolques para motos no superan esta cifra.

Para manejar un vehículo con remolque hay que prestar una atención especial a las maniobras y a la preparación del vehículo. Lo primero que hay que hacer es comprobar la carga máxima que puede soportar el vehículo, que se puede ver en la ficha técnica del mismo, aunque a modo de referencia, se advierte que el peso total del remolque con su carga no supere la mitad del peso del vehículo remolcador. También hay que cuidar la presión de los neumáticos, y ajustarla adecuadamente para la conducción con carga.

Maniobras con remolque

Práctica. 

Antes de coger un vehículo con remolque por primera vez, es muy importante practicar en una zona amplia y despejada de otros vehículos y posibles obstáculos, especialmente para practicar las maniobras, que es la parte más difícil.

Frenada. 

Cuando se lleva un remolque hay que alargar siempre la distancia de seguridad con el vehículo que está delante, pues ante una frenada de emergencia se necesitarán más metros para poder parar.

Adelantamientos. 

Hay que tener siempre presente que la longitud total del vehículo es mucho mayor, y que se necesitará más tiempo para completar un adelantamiento.

Viento. 

Dicen que el viento es el peor enemigo de la conducción con remolque. La única forma de mejorar los efectos del viento es repartiendo el peso de la mejor forma posible y reduciendo la velocidad. También contando con anclajes y sistemas de seguridad adecuados.

Cuestas. 

En los lugares con mucha pendiente es donde más se percibe la carga del remolque en un vehículo. Para no pasar un mal rato durante una subida, es mucho más seguro preparar el motor con antelación reduciendo una marcha.

Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo