Subaru Outback
photo_camera Subaru Outback

Motor

Disponible desde 39.500 euros

Subaru Outback. Fiel a sus valores

La sexta generación del Subaru Outback continúa la tradición de la marca, permaneciendo fiel a la tracción integral permanente y al motor bóxer

Monta un motor de gasolina de 4 cilindros bóxer  con 2,5 litros de cilindrada (169 CV), acoplado a un cambio automático de tipo CVT con 8 velocidades prefijadas. Incorpora una generosa dotación de serie y un abundante equipamiento de seguridad.

Subaru es una marca altamente tecnológica, caracterizada por la adopción de una serie de soluciones mecánicas que han dado una gran reputación a todos sus productos. Hablar de Subaru es hablar de sus característicos propulsores de 4 cilindros horizontales opuestos (bóxer)  y por supuesto de su reputado sistema de tracción integral permanente simétrico, con los tres diferenciales alineados.

Pero también hablar de Subaru en un mundo en el que los SUV o todocamino no cesan de conquistar posiciones, significa referirse a uno de sus más emblemáticos SUV, el Subaru Outback. Parte de su originalidad radica en su posicionamiento. Si una mayoría de los todocamino del mercado adoptan la genuina silueta de los todoterreno, el Subaru Outback es un SUV con una carrocería de formato familiar.

A lo largo de sus 26 años de visa comercial, el Subaru Outback se ha transformado en un exitoso modelo por derecho propio al ser de los primeros todocamino que apostaron por un formato de carrocería familiar. Englobando a sus cinco generaciones se han vendido más de 6,6 millones de unidades en todo el mundo, un éxito también debido a la firme apuesta por la tracción integral permanente, que aporta tanto un plus de seguridad cuando se rueda en asfalto como un incremento notable en las capacidades camperas.

Con esta sólida base de partida debuta ahora la sexta generación del Subaru Outback, mezclando magistralmente los conceptos crossover y familiar. Este nuevo Subaru Outback es el primero de la saga que está construido sobre la nueva plataforma global de la marca.

Aunque su carrocería es nueva, a nivel de diseño puede decirse que es continuista, tiene una imagen cien por cien Outback al seguir esa filosofía de cambiar sin que se note mucho propia de los productos con un cierto carisma.

Abundante dotación de serie

Nada más acceder al interior llama poderosamente la atención la nueva pantalla multimedia táctil de 11,6 pulgadas, dispuesta verticalmente. Si bien necesita un pequeño periodo de adaptación, presenta los distintos menús de forma muy racional para un intuitivo manejo.

El cuadro de instrumentos destila ciertos tintes de deportividad, acoge relojes convencionales para el velocímetro y cuentarrevoluciones, pero entre ambos se ubica una pantalla a color de 5 pulgadas que facilita diversas informaciones, como los datos del ordenador de viaje, del sistema multimedia, etc.

La sensación de calidad que transmiten los materiales es muy alta, mientras los ajustes simplemente resultan perfectos. Con una longitud de 4,87 m, el Subaru Outback ofrece una más que generosa habitabilidad, especialmente para los pasajeros de las plazas posteriores, que cuentan con respaldos reclinables y calefacción en los asientos.

El volumen del maletero se cifra en 522 l, muy aprovechables gracias a sus formas regulares y de fácil acceso gracias a un portón dotado con sistema de apertura manos libres, cuyo sensor se ubica en el logotipo de la marca.

El apartado de la seguridad ha resultado prioritario en el desarrollo del nuevo Subaru Outback. A este respecto es el primer Subaru que utiliza la nueva generación del sistema EyeSight, que aglutina hasta 11 sistemas relacionados tanto con la seguridad como con la asistencia a la conducción.

Sistemas como, el programador de velocidad activo, lector de señales de tráfico, mantenimiento de carril, frenada de emergencia marcha atrás, ayuda al conductor en maniobra evasiva ante peligro de impacto, etc. También dispone de una innovadora tecnología de reconocimiento facial, denominada por la marca Driver Monitoring System, que avisa al conductor en caso de despiste y de fatiga.

Una cámara en el salpicadero, ubicada encima de la pantalla multifunción, vigila constantemente la cara del conductor para alertarle en caso de distracción (detecta  la orientación de la cara) o de somnolencia (controlando la apertura de los ojos).

La gama se articula en torno a tres niveles de acabado: Trek, Field y Touring. Para el cliente más urbanita va especialmente enfocada la versión Trek (39.500 euros), mientras que los usuarios más camperos disponen de la variante Field (39.500 euros). Finamente el tope de gama se corresponde con la versión Touring, que cuesta 43.900 euros. Estos precios ya incluyen los descuentos de la marca. Los Trek y Field cuestan lo mismo e incluyen un equipamiento similar, pero cambia ligeramente su aspecto exterior.

El más campero, el Field,  incluye ciertos elementos de la carrocería (faldones delantero y trasero) pintados en negro brillante. Las versiones Trek y Touring recurren al color plata para el recubrimiento de estos faldones.

Otro de los puntos fuertes del nuevo Subaru Outback es el abundante equipamiento de serie de las tres versiones, que incluye el sistema EyeSight. Hay muy pocas diferencias en el equipamiento de las tres variantes. En la dotación de serie del Trek no faltan elementos como los faros de led, el portón trasero manos libres, el climatizador dual, la pantalla multimedia de 11,6 pulgadas, la cámara trasera, el volante calefactable, los asientos delanteros y traseros calefactados, etc.

El Field adopta unos asientos de cuero sintético bicolor muy resistente a los lavados, en tanto el acabado Touring añade elementos como el techo solar y unos vistosos asientos de cuero napa negro o marrón.

Tracción integral muy eficaz en conducción campera

Entre las características que aporta esta nueva entrega del Outback cabe destacar una mayor apariencia de SUV, una mayor versatilidad y unas buenas cotas todo terreno, con una destacable altura libre del piso al suelo de 21,3 cm. Junto a esta altura que evita el roce de los bajos a la hora de circular por caminos en muy mal estado, se suman unas interesantes cotas todo terreno, en concreto: 19,7º de ángulo de ataque, 22,6º de ángulo de salida y ángulo ventral de 21º.

Estas buenas cifras solo constituyen la punta del iceberg de sus cualidades camperas, porque gracias a su sistema de tracción integral permanente ya se muestra mucho más capaz que la mayoría de los SUV llegada la hora de abandonar el asfalto,  haciendo gala de una magnífica capacidad de tracción.

Por otro lado la modélica puesta a punto del chasis ofrece una interesante doble vertiente. En carretera el tarado de la suspensión brinda un gran confort de marcha en los largos desplazamientos, pero sorprende su capacidad para digerir los continuos cambios de apoyo de la carrocería cuando se rueda por trazados sinuosos con frecuentes curvas.

Al abordar curvas cerradas a buen ritmo son evidentes los balanceos de la carrocería, aunque el coche no pierde la compostura, va muy bien asentado, redondeando el conjunto el buen tacto que ofrece la dirección

Pero las bondades de la suspensión van mucho más allá, poniéndose en evidencia cuando llega el momento de circular por el campo. Con unos recorridos bastante amplios, en este escenario hace valer su gran capacidad para absorber los baches e irregularidades del terreno con pasmosa facilidad.

El sistema de tracción integral se complementa con un control activo de par que envía más fuerza a la ruedas con más apoyo, es decir, las del exterior de la curva, en tanto frena las del interior de la trazada que son las que quedan más descargadas  y, por lo tanto, con menor capacidad para pasar fuerza al asfalto. Para circular fuera del asfalto la función X-Mode contempla dos modos de conducción, el Snow Dirt (Nieve y grava) y el Deep Snow Mud (Nieve y barro abundante).

Este sistema actúa sobre el par motor y la transmisión para adecuarlos al tipo de terreno sobre el que se transita. Como novedad hay que destacar que en modo nieve/barro se activa automáticamente el control de descenso de pendientes cuando el vehículo detecta una pendiente pronunciada.

Motor bóxer

Como no podía ser de otra forma, bajo el capó delantero del Outback se encuentra un viejo conocido. Se trata del propulsor de gasolina de 4 cilindros horizontales opuestos (bóxer) con 2,5 litros de cilindrada que desarrolla 169 CV. Ahora bien, hay que matizar. Aunque este motor permanezca fiel  a la arquitectura bóxer, siendo  una evolución del anterior, el 90 por ciento de sus componentes son nuevos.

Las mecánicas bóxer propician un bajo centro de gravedad, caracterizándose por un funcionamiento muy suave, con total ausencia de vibraciones. La caja de cambios automática de tipo variador continuo (CVT) lleva en este caso 8 relaciones fijas o predeterminadas.

Hace un tándem perfecto con el motor para propiciar que el nuevo Outback sea un vehículo más silencioso, dotándole asimismo con una gran suavidad de marcha en la que los tirones brillan por su ausencia.   

Solo cuando se acelera con contundencia aparece el típico “subidón” de régimen que suele acompañar a las mecánicas asociadas a las transmisiones CVT, si bien queda atenuado por emplear marchas prefijadas. Las prestaciones se cifran en una velocidad máxima de 193 km/h y 10,2 s para acelerar de 0 a 100 km/h.

El consumo combinado medido en ciclo WLTP es de 8,6 l/100 km. Para aquellos clientes a quienes guste el Subaru Outback, pero pongan objeción con los consumos de gasolina de su mecánica de 2,5 litros de cilindrada o demanden un vehículo con la etiqueta Eco de la DGT, la marca propone un interesante kit de GLP para que el motor pueda funcionar con gas licuado del petróleo.

El precio de este kit es de 2.000 euros, propiciando desplazamientos más económicos que con la gasolina y, por añadidura, que el usuario se beneficie de las ventajas que conlleva la etiqueta Eco de la DGT. A este respecto cabe reseñar que el 75 por ciento de los Subaru Outback ya se piden con el kit de GLP.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?