Nuevo Suzuki Vitara
photo_camera Nuevo Suzuki Vitara

Motor

Está a la venta desde 17.240 euros

Suzuki Vitara: una receta propia

Tras tres años de vida comercial, el Suzuki Vitara se somete a la preceptiva puesta al día

Adopta ligeros cambios tanto en lo concerniente a carrocería como al interior, a la vez que mejora notablemente el equipamiento en materia de seguridad. También introduce en la gama un nuevo motor de gasolina turboalimentado 1.0T (111 CV)

A diferencia de otras marcas de automóviles generalistas, Suzuki cuenta con un amplio bagaje, con un rico historial en la fabricación de vehículos todoterreno, lo que le ha servido de provechosa experiencia a la hora de introducirse en el tan de moda segmento de los todocamino o SUV.

Un claro ejemplo es, el Suzuki Vitara, capaz de satisfacer a partes iguales a los usuarios claramente asfálticos e, incluso, urbanitas, además de colmar las exigencias de aquellos otros que demanden un vehículo de carácter más aventurero, por gustar de las salidas al campo, o bien necesiten un 4x4 al transitar con frecuencia por firmes resbaladizos.

También puede ser un buen aliado para los amantes de los deportes de invierno o de otro tipo de deportes al aire libre.

El Suzuki Vitara ha efectuado la transición hacia la filosofía todocamino con espíritu firme, sin perder de vista el puerto de partida. Ha sabido mantener esa esencia todo terreno que de siempre le ha caracterizado.

Quizá sea esta una de las ventajas que esgrima ante una legión de competidores. Modelos como, el Renault Captur, Peugeot 2008, Jeep Renegade, Mitsubishi ASX, Hyundai Kona, Seat Arona, Opel Crossland X o Kia Stonic, todos integrados en el segmento SUV-B, se encuentran en su punto de mira.

Aunque muchos de ellos cuenten con variantes dotadas con tracción integral, lo cierto es que hay que echar mano de versiones altas de gama para disfrutarla, mientras el Suzuki Vitara ya ofrece la tracción integral a partir del nivel de acabado intermedio (GLE) y con la motorización de acceso (1.0T).

El Dacia Duster asimismo se encuentra en su órbita, pero como producto se posiciona por debajo.

 

Tres sistemas de seguridad nuevos en Suzuki

Lanzado al mercado en 2015, el Suzuki Vitara (4,17 m de longitud) se renueva por dentro y por fuera, adopta nuevos sistemas de seguridad, algunos primicias en la marca, y ahora monta un motor de gasolina 1.0T de 3 cilindros en línea ya utilizado en el S-Cross.

Los cambios que afectan a la carrocería son muy ligeros, se centran en una nueva parrilla, nuevo paragolpes delantero, llantas con distinto diseño, mientras detrás aparecen unas vistosas ópticas de led.

En el interior hay más novedades, es acogedor y moderno. Además hay que apuntar que la calidad se ha incrementado gracias al empleo de materiales blandos al tacto y a una nueva tapicería mixta.

El habitáculo es muy generoso, está muy bien aprovechado en relación con las dimensiones exteriores del coche, complementado por un maletero que ofrece un volumen de 375 l, ampliable hasta 710 l si se abaten los asientos posteriores.

El cuadro de instrumentos acoge ahora una pantalla LCD a color de 4,2 pulgadas que muestra distintas informaciones: consumos, eficiencia en la conducción y los distintos modos de conducción del sistema 4x4 All Grip.

Las versiones altas de gama (GLX) incluyen en el centro del salpicadero un reloj, perfectamente integrado entre las redondeadas salidas de aire.

Destaca en la consola central la pantalla táctil de 7 pulgadas del sistema multimedia, al que las versiones GLX añaden el navegador. En lo que a conectividad respecta, es compatible con los sistemas Apple CarPlay y Android Auto.

La seguridad es una de las áreas que mayores atenciones ha recibido. Estrena tres sistemas que constituyen toda una novedad para la marca.

Se trata del lector de señales de tráfico, que detecta las señales de limitación de velocidad o de prohibido adelantar, la detección del ángulo muerto y la alerta de tráfico posterior.

Esta alerta resulta muy práctica, por ejemplo,  a la hora de salir marcha atrás de un aparcamiento en batería, puesto que es capaz de detectar el tráfico cruzado que circula por detrás del vehículo, muy alejado del campo visual del conductor. Funciona a velocidades inferiores a 8 km/h. Estos dispositivos se suman al control predictivo de frenada con reconocimiento de peatones y al control de crucero adaptativo, además de incorporar la alerta de cambio de carril, el asistente de cambio de carril y la alerta antifatiga.

Tracción delantera e integral 4WD

Para la propulsión, el Suzuki Vitara propone dos motores de gasolina de inyección directa y turboalimentados. Como motor de acceso (nuevo en el Vitara) figura un 1.0T de 3 cilindros en línea con 1 litro de cilindrada (111 CV).

Como tope de gama se posiciona la mecánica 1.4T de 4 cilindros en línea y 1,4 litros de cilindrada (140 CV). La cifra de par máximo de ambos propulsores se caracteriza porque se consigue a un régimen de giro bajo. Concretamente, el 1.0T arroja 170 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm, y en el caso de llevar acoplado el cambio automático 160 Nm entre 1.800 y 4.000 rpm.

Con respecto al 1.4T, el par máximo de 220 Nm se consigue en una horquilla de 1.500 a 4.000 rpm. La oferta en cajas de cambio es muy completa, pues las dos motorizaciones pueden llevar asociado un cambio automático de 6 relaciones. La caja de cambios manual es de 5 marchas para el motor 1.0T, mientras que para el 1.4T es de 6 velocidades.

Estos dos motores muestran un funcionamiento bastante silencioso y un buen rendimiento. Si bien, cabe apuntar que, aunque los 111 CV del 1.0T resulten suficientes para una conducción y uso normales, pueden quedar un poco justos en algunos momentos puntuales.

Fruto de combinar dos motores, dos tipos de caja de cambios, dos tipos de tracción, delantera o integral (4WD) y tres niveles de acabado: GL, GLE y GLX, Suzuki propone una variada gama Vitara compuesta por un total de 9 versiones.

Un gama muy bien estructurada a la par que posicionada en lo que respecta a los precios, que parten desde 17.240 euros hasta 26.490 euros, restado ya el descuento promocional de campaña que asciende a 1.300 euros. El equipamiento es abundante, todos los modelos incluyen retrovisores regulables eléctricamente, luces diurnas y ópticas traseras de led, indicador de presión de neumáticos, sistema stop&start, etc.

Los acabados GLE y GLX incluyen de serie elementos como, los antiniebla delanteros, retrovisores exteriores calefactados, climatizador automático, asientos delanteros calefactables o control de velocidad. El nivel superior GLX añade: faros de led, limpiaparabrisas automático, retrovisores plegables eléctricamente, control de crucero adaptativo, etc. Para la versión 1.4T GLX 4WD automática se reserva el techo solar panorámico.

Pero si hay algo de lo presume el Vitara es de su sistema de tracción integral 4WD All Grip, un dispositivo que se oferta desde la motorización de acceso (1.0T).

En total la gama contempla un total de 4 variantes equipadas con tracción 4x4, para marcar diferencias con su competencia.

El sistema 4WD All Grip dispone de 4 modos de conducción: Auto, Sport, Snow y Lock, ofreciendo el máximo agarre en cualquier escenario.

La función Lock permite un bloqueo que distribuye el 50% la tracción a cada eje, ideal para sortear obstáculos complicados o transitar por terrenos muy resbaladizos, como por ejemplo barro. A la hora de abandonar el asfalto complementa a la tracción 4x4, el control de descenso de pendientes.

Con todos estos dispositivos, el Suzuki Vitara se perfila como un SUV con ciertas dotes de todoterreno.

Precios Suzuki Vitara

VERSIÓN                   PRECIO (€)

1.0T GL                    17.240

1.0T GLE                  19.140

1.0T GLE 6AT            20.640

1.0T GLE 4WD           21.240

1.0T GLE 4WD 6AT     22.740

1.4T GLE                   20.340

1.4T GLX                   22.590

1.4T GLX 4WD           24.390

1.4T GLX 4WD 6AT     26.490

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?