ALD
photo_cameraALD

Motor

Todas las ventajas y modalidades del Renting que deberías conocer

¿Qué es el Renting?

¿Qué es el Renting?

La fórmula del renting se ha hecho muy popular en los últimos años, pero no todo el mundo conoce los servicios que ofrece y las condiciones de contratación.

Lo primero de todo definiremos el renting como una forma de acceso al uso de un vehículo, ya sea un industrial o un turismo, mediante la firma de un contrato de cesión a largo plazo. Dicho de otra forma, el usuario (particular, autónomo o empresa), alquila un coche durante un periodo determinado de tiempo, habitualmente entre tres y cinco años, a cambio de una cuota fija que se marca en el momento de la firma del contrato. Este importe depende de multitud de factores, como el número de kilómetros que se tiene previsto recorrer, del modelo de coche escogido, o de los servicios asociados que se desean contratar. Gracias a las economías de escala que consiguen las compañías de renting, éstas ofrecen ofertas de renting atractivas de todo tipo de vehículos y para todo tipo de clientes.

Este alquiler a largo plazo incluye los servicios que cualquier usuario necesita para despreocuparse de mantenimientos, reparaciones, cambios de neumáticos, citas de taller… todo ello se incluye en una cuota mensual fija. A continuación, enumeramos los indispensables:

Mantenimientos, tanto preventivos como correctivos. El renting incluye todas las operaciones necesarias para el correcto funcionamiento del vehículo, tanto mantenimientos especificados por el fabricante como reparación de averías mecánicas.

Neumáticos. Dentro de la cuota de renting se incluye todos los cambios de neumáticos necesarios para mantener la seguridad del vehículo y al mismo tiempo cumplir con la normativa vigente.

Cobertura de daños. Generalmente, las compañías de renting ofrecen las coberturas tradicionales en un servicio de este tipo para un coche en propiedad junto con otras adicionales, que varían de unas empresas a otras, en la reparación de daños causados por accidentes.Campa Leganés Panorámica 2

Así mismo, se pueden contratar otra serie de servicios adicionales que la compañía de renting pone a nuestra disposición, para facilitarnos la conducción, entre otros, tarjeta de carburante para repostajes y peajes, vehículo de sustitución, entrega y recogida del vehículo para acudir al taller…

Por tanto, el renting se ha convertido en la alternativa a comprar un coche y cuando no se quiere o no se puede hacer una inversión inicial, es la opción más recomendable.

Pero ¿qué otras fórmulas de renting hay en el mercado, además del renting “clásico”?

Las compañías de renting dan soluciones de movilidad a sus clientes que necesitan mucha flexibilidad a la hora de contratar, y por ello se han planteado fórmulas como ReDrive que consiste en contratar un renting de un vehículo usado, con muchísimas ventajas:

Ahorro en las cuotas, ya que tiene una cuota más baja que en el caso del renting tradicional.

Este tipo de renting tiene también a disposición del cliente una amplia gama de marcas, modelos y segmentos, para satisfacer las necesidades de cualquier usuario, los vehículos provienen de la propia compañía de renting.

Esta fórmula está pensada tanto para particulares como para autónomos y empresas.

Posee como característica diferenciadora la posibilidad de comprar el vehículo.

La fórmula de renting de usados ofrece más flexibilidad en el caso de cancelación anticipada, lo que significa que se puede devolver en cualquier momento sin que tengamos que pagar por ello.

Incluye todos los servicios básicos de un renting como los mantenimientos, cambio de neumáticos, asistencia en carretera, servicio de reparación de daños …)

La firma del contrato es digital, sencilla e intuitiva, aunque siempre hay un equipo de profesionales que te asesorarán en el producto, para que puedas elegir la opción que más se adapte a tus necesidades.

Otra de las opciones que ofrecen las compañías de renting es el denominado renting flexible. Esta modalidad está diseñada para pymes y autónomos y permite alquilar un vehículo con unas sorprendentes ventajas:

La duración del renting va desde los 3 a los 60 meses. Aquí es el propio cliente el que establece la duración del contrato según sus necesidades.

Sin permanencia. En caso de cancelación anticipada del contrato, no se penaliza, es decir, se puede devolver el vehículo cuando ya no se necesite o cualquier otra razón, al igual que el renting de usados.

Amplia selección de flota, ya que están disponibles vehículos de todos los segmentos, para cubrir las necesidades de cualquier usuario.

Flexibilidad también a la hora de cambiar la flota, pudiendo variar el número de vehículos e, incluso, cambiando los segmentos.

La cuota es fija, como en la modalidad de renting “clásico” evitando sorpresas a la hora de la factura.

Ahora bien, ¿cómo sabemos la oferta de renting qué más nos conviene?

Para ello tenemos que analizar varias cosas:

Qué tipo de coche necesitas. Es posible elegir entre multitud de modelos distintos, por lo que debes preguntarte qué uso vas a hacer de él. Tanto para uso particular como para uso profesional o industrial, las compañías de renting te ofrecen vehículos de todo tipo que incluso puedes personalizar con carrozados y accesorios si así lo requiere la actividad a la que lo vas a dedicar.

Calcula cuántos kilómetros vas a recorrer. Aunque en la oferta inicial del coche de renting siempre se ofrece un kilometraje máximo al año, puedes pedir un incremento de kilómetros totales para ajustarlos a tus necesidades -con un sobrecoste-. Además, hay que tener en cuenta que, si se sobrepasa lo inicialmente contratado, tendremos que pagar por el exceso.

Qué servicios necesitas. Una vez que ya has elegido el modelo de coche que deseas contratar, debes plantearte si los servicios adicionales que ofrece la empresa son los suficientes y los que realmente necesitas. En algunos casos, podrás solicitar servicios adicionales (tarjeta de combustible, por ejemplo), que incrementarán tu cuota mensual. Los servicios de mantenimiento, cambio de neumáticos y cobertura de daños, están incluidos en la cuota, como hemos dicho anteriormente.

Duración del contrato. Lo habitual es que el contrato se establezca durante un periodo de tres o cuatro años, y después se devuelve el vehículo a la empresa con la que lo hayas contratado. Valora, en todo caso, si es el periodo de tiempo que más te conviene el que ofrecen en la oferta y, si no, pregunta si es posible modificarlo antes de firmar tu contrato.

Buscar ofertas. Las empresas que ofrecen renting suelen tener ofertas especiales, con precios más reducidos, en determinados coches en stock. Elegir una de estas ofertas te resultará más rentable que elegir un coche concreto que la empresa deba pedir a fábrica.

Valorar el tiempo de entrega. Si el coche que eliges ya está en stock, la entrega se agilizará y si, por el contrario, decides configurar un pedido de fábrica, los plazos pueden ser un poco más amplios.

¿Dónde buscar la mejor oferta?

Al igual que ocurre cuando se va a comprar un coche nuevo, a la hora de elegir un vehículo de renting merece la pena buscar más de un modelo distinto y comparar ofertas, equipamientos, etc., antes de decidirse por uno.

Hay infinidad de webs y muchos intermediarios que muestran ofertas de renting, pero es aconsejable acudir a las empresas con mayor reputación y experiencia, ya que serán ellas las que ofrezcan las mejores ofertas y los mejores servicios, sin comisiones ni intermediarios.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?