motor

Citroën My Ami Buggy. Vamos a la playa

El cuadriciclo concepto eléctrico Citroën My Ami Buggy Concept ha derivado en el Citroën My Ami Buggy, una serie de 50 unidades puestas a la venta en Francia a través de la web de la marca. Estas 50 unidades se vendieron en menos de 18 minutos a un precio de 9.790 euros, lo que confirma una gran aceptación que ha llevado a Citroën a evaluar su posible producción.

La gran acogida que tuvo la puesta en escena del Citroën My Ami Buggy en el mercado francés, en el que se vendió la serie limitada a 50 coches en menos de 18 minutos, ha llevado a los responsables comerciales de Citroën a plantearse su introducción en la gama Citroën My Ami, que pasaría a contar con tres modelos bien diferenciados: Ami, Ami Cargo y Ami Buggy. El primero para el transporte de personas por la ciudad, el Ami Cargo concebido para el reparto urbano de mercancías y, por último, el Ami Buggy orientado al ocio y al tiempo libre.

 

Simpático aspecto

En el Citroën My Ami Buggy se dan la mano electrificación y ocio al aire libre. Su silueta toma algunos rasgos de auténticos mitos en la historia de Citroën, como es el Méhari, mientras la base de partida para su desarrollo ha sido el concepto My Ami Buggy Concept. A nivel de diseño exterior se diferencia del Ami convencional por una serie de elementos característicos que le personalizan fuertemente. No tiene puertas ni cristales, ocupando su lugar unas barras metálicas de protección abisagradas. En lo que respecta al techo una capota enrollable de tela ocupa la parte delantera, como si de un techo practicable se tratara, en tanto la parte trasera acoge un alerón.

Las ruedas incluyen unas originales llantas perforadas de 14 pulgadas  en color dorado con unas tapas decorativas en negro, rematando su desenfadado aspecto exterior los paragolpes, la placa frontal, los faldones laterales y los protectores de faros y paso de rueda. Pone la guinda en el pastel el exclusivo color caqui de la carrocería, en combinación con inserciones en amarillo brillante.

 

Puede conducirse desde los 15 años

Este original y simétrico biplaza eléctrico, cuya parte delantera y trasera son prácticamente idénticas, puede circular sin ningún tipo de restricción por las zonas de bajas emisiones. Por añadidura sus compactas dimensiones (2,41 m de largo por 1,54 m de ancho) le facilitan enormemente tanto la circulación como el aparcamiento. Asimismo guarda otro importante as que le hace muy accesible de cara al usuario más joven, multiplicando la potencial clientela. Puede conducirse desde los 15 años con el permiso de conducir AM (ciclomotores y cuadriciclos ligeros).

El exitoso sondeo realizado por el playero Citroën My Ami Buggy contaba a priori con una sólida plataforma de partida, la buena acogida dispensada al Citroën Ami desde su lanzamiento comercial a principios de 2021. Francia ocupa la primera posición en ventas (7.422 unidades) seguida por Italia (4.778 unidades), mientras España ocupa el tercer puesto con 723 unidades vendidas.

El Citroën My Ami Buggy va propulsado por un motor eléctrico de 6 kW (8,2 CV) de potencia que le impulsa a una velocidad máxima de 45 km/h. Ubicado en el frontal para accionar el tren motriz delantero, la alimentación corre a cargo de una batería de 5,5 kWh de capacidad que le autoriza una autonomía de hasta 75 km. Esta batería puede recargarse en 3 horas en una simple toma doméstica de 220 V, y tiene una garantía de 3 años o 40.000 km. La aplicación MyCitroën permite saber o gestionar la autonomía disponible, el kilometraje, el tiempo que queda para la recarga total, las alertas de mantenimiento así como localizar puntos de carga públicos.

 

Redada en Alemania
                               

Policía de Alemania detiene a un grupo ultraderechista
sospechoso de dar un golpe de Estado
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?