motor

Este automóvil está disponible desde 55.470 euros

Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV: un SUV de altos vuelos

El Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV es un SUV híbrido enchufable de tamaño mediano-grande con capacidad para siete plazas

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV
photo_camera Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Su sistema de propulsión consta de un motor de gasolina de 1,6 litros (180 CV) y de un electromotor (91 CV) que conjuntamente desarrollan 265 CV, además  cuenta con tracción integral y cambio automático. 

Hyundai empezó a vender automóviles en España en 1992, por lo que en 2022 celebra su 30 aniversario en el mercado español.

Nada menos que 30 años de actividad comercial, desde que el Hyundai Pony diera el pistoletazo de salida en 1993 hasta ahora, con unas matriculaciones que ascienden a 1,07 millones de unidades.

Pero más que esta sustanciosa cifra lo que realmente sorprende es la tremenda evolución que ha experimentado la marca y el incremento de la seguridad, que empezó ofreciendo un producto barato como el Hyundai Accent (1994) con una buena relación precio-equipamiento, para terminar con una oferta de modelos como la actual en la que su principal divisa es una calidad y unos acabados que en algunos casos permiten una cercana aproximación a vehículos de marcas premium o, mejor, dicho especialistas, sin olvidarse que asimismo son portadores de un generoso equipamiento.

Buen ejemplo de ello lo constituye el Hyundai Santa Fe, con un aspecto, un diseño y unos acabados propios de un modelo premium.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

El Hyundai Santa Fe actualmente en catálogo se lanzó al mercado en 2018, pero recibió una actualización el pasado año que afectó tanto al diseño del frontal como del salpicadero, además de incorporar nuevos equipamientos.

Pero quizá sea a nivel mecánico donde los cambios cobraron mayor importancia en tanto la gama de motores contemplaba por primera vez un modelo híbrido y un híbrido enchufable, el que nos ocupa.

El  Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV es un híbrido enchufable que se inscribe en el segmento de los SUV de tamaño mediano-grande.

Con una longitud de 4,79 m complementada con una amplia batalla de 2,77 m que augura mucho espacio para los pasajeros de las plazas traseras, no se le pueden poner pegas en lo que a habitabilidad respecta, además de hacer gala de un gran maletero cuyo volumen oscila entre 634 y 809 litros.  

Es un vehículo muy amplio capaz de satisfacer plenamente las necesidades de una familia, por grande que sea, contando por añadidura con siete plazas de serie.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Híbrido enchufable

Por primera vez, el Hyundai Santa Fe incluye en su gama un modelo híbrido enchufable, el Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV.

Su sistema de propulsión consta de un motor de gasolina turboalimentado de 4 cilindros en línea con 1,6 litros de cilindrada que desarrolla 180 CV y un electromotor de 91 CV; entre ambos propulsores arrojan una potencia total de 265 CV. Por lo que respecta a la batería tiene una capacidad de 13,8 kWh que le permite recorrer en modo eléctrico hasta 58 km.  

 

Esta mecánica va ligada a un sistema de tracción integral y a un cambio automático de convertidor de par con 6 relaciones.

Pocos reproches pueden hacerse a este conjunto mecánico que autoriza por medio de un botón seleccionar el modo de funcionamiento híbrido, combinando ambos motores, o el modo cien por cien eléctrico haciendo que trabaje exclusivamente el motor eléctrico.

Los 265 CV de potencia combinada permiten que el vehículo se mueva con bastante soltura, con unas prestaciones cifradas en 187 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,8 s, mientras el consumo combinado ponderado es de 1,6 l/100 km.

Por añadidura, el motor de gasolina brinda un silencioso funcionamiento que refuerza el ya de por si sobresaliente confort de marcha, sumando puntos en este apartado.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Al igual que ocurre con el sistema de propulsión, lo mismo puede decirse del rodar del coche, muy suave y a la vez aplomado.

El silencio de marcha es bien patente. La suspensión mima a los ocupantes absorbiendo a la perfección las irregularidades del asfalto sin caer en la trampa de resultar demasiado blanda, a la vez que controla eficazmente los balanceos en las curvas más cerradas. En definitiva un chasis muy bien puesto a punto.

En la consola central va el selector de marchas del cambio automático mediante botones, y a la derecha la ruedecilla del selector de modos de conducción que incluye en su núcleo dos pequeños pulsadores para elegir entre el menú Drive y el Terrain.

El Drive permite escoger la forma de interactuar de los propulsores térmico y eléctrico a través de cuatro modos: Eco, Comfort, Sport y Smart, mientras el Terrain incluye los programas de conducción específicos para el uso todo terreno del vehículo: Snow, Mud y Sand. A este respecto también cuenta con control de descenso de pendientes.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Interior exquisito y sofisticado

El diseño del Hyundai Santa Fe no deja indiferente a nadie. Es elegante, original y hasta señorial, con pinceladas vanguardistas.

Dentro del habitáculo se respira una atmósfera de lujo, de refinamiento, gracias al empleo de materiales como el cuero Nappa, a unos perfectos ajustes de las distintas piezas y al diseño tanto del salpicadero como de la consola central. Se trata de un interior con aspecto y acabados premium.

En el salpicadero destaca la nueva pantalla táctil multimedia de 10,25 pulgadas (la del anterior modelo era de 8 pulgadas) y una pantalla de 12,3 pulgadas para la instrumentación. Pero probablemente lo que más llame la atención sea la apariencia de sofisticación que desprende la consola central, curiosamente dotada con muchos botones de fácil utilización.

Algo que se agradece en estos tiempos en los que se recurre demasiado al minimalismo y al empleo abusivo de pantallas para el control de todas las funciones, lo que a veces es un fastidio que más que facilitar el uso lo dificulta.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Esto no quiere decir que el Hyundai Santa Fe no esté a la última en lo que a pantallas o digitalización se refiere, todo lo contrario. Aunque la pantalla  multimedia de 10,25 pulgadas es táctil, también se puede acceder al menú principal mediante una serie de botones convencionales ubicados en la parte superior de la consola central.

Debajo de los mismos se encuentra el panel para el control del sistema de climatización; a continuación los botones de selección del cambio automático y a su derecha la ruedecilla de los modos de conducción. Esta disposición constituye todo un ejemplo de ergonomía, pues todo se encuentra muy a mano, resultando las funciones a las que dan servicio los distintos pulsadores muy fáciles de identificar.

Puede decirse que pantallas y botones convencionales forman una perfecta simbiosis para propiciar un manejo mucho más sencillo e intuitivo de los distintos controles del vehículo. El habitáculo, aparte de su cuidada presentación, destaca por su amplitud.

Los pasajeros de la segunda fila disfrutan de mucho espacio para las piernas, mientras el acceso a las plazas de la tercera fila está razonablemente bien resuelto.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Por otro lado, existen varios huecos distribuidos por todo el habitáculo para dejar todo tipo de objetos, en puertas, reposabrazos central o debajo de la consola central, que es flotante. La guantera no es muy grande, pero encima se encuentra otro pequeño espacio alargado, no muy profundo, que permite tener siempre a mano multitud de pequeños objetos.

Abundante equipamiento

El Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV está disponible con tres niveles de equipamiento: Maxx, Tecno y Style. Pero desde el Maxx, que tiene un precio de 55.470 euros, el equipamiento de serie es bastante completo, incluyendo elementos como la tapicería de cuero, los asientos delanteros con reglaje eléctrico, el control de crucero inteligente o la prevención de colisión por ángulo muerto.

Dentro del apartado de las ayudas a la conducción hay que destacar el monitor de ángulo muerto, que utiliza el cuadro de instrumentos para proyectar una imagen muy nítida de la zona del ángulo muerto y visualizar si algún vehículo se aproxima por cualquiera de los dos flancos, izquierdo o derecho, en función del intermitente que se accione.

Detalle del Hyundai Santa Fe 1.6 T-GDI PHEV

Nuestra unidad de pruebas contaba con el nivel de acabado superior, el Style, que por un precio de 64.470 euros ofrece más de lo que el usuario más sibarita pueda demandar.

El equipamiento de serie contempla: faros de led, techo solar panorámico practicable, cristales tintados, apertura maletero manos libres, sistema de sonido Krell, pantalla multimedia táctil de 10,25 pulgadas, proyección de datos en parabrisas, volante calefactable, asientos en cuero Nappa, asientos delanteros eléctricos, asientos calefactables (delanteros y traseros), asientos delanteros ventilados, etc.

En las ayudas a la conducción tampoco se echa en falta nada, incluye: monitor 360º con cuatro cámaras y selector de vista, asistente prevención de colisión trasero, asistente de salida segura, control de crucero inteligente, detección de ángulo muerto, aparcamiento inteligente remoto, sistema activo de cambio involuntario de carril, frenada de emergencia con detección de vehículos, ciclistas y peatones, etc.

En definitiva, un abundante equipamiento que pone la guinda a un producto redondo, muy completo.

Redada en Alemania
                               

Policía de Alemania detiene a un grupo ultraderechista
sospechoso de dar un golpe de Estado
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable