motor

Peugeot 408: el renacer del fastback

Con el nuevo Peugeot 408 la marca del león propone un vehículo rompedor que se sale fuera de lo convencional. Tiene apariencia de SUV sin pretender serlo bajo una escultural carrocería de corte fastback. Inicialmente la gama la componen dos versiones híbridas enchufables, con potencias respectivas de 180 CV y 225 CV, y una tercera de gasolina (130 CV). Está disponible desde 33.350 euros.

Peugeot ha dado a conocer su última novedad, el Peugeot 408, con unas intenciones que pasan por hacer del cliente el epicentro de la marca y que en 2025 todos sus modelos sean portadores de un motor eléctrico. Su comercialización está prevista para principios de 2023, aunque ya se pueden hacer pedidos a través de la red de concesionarios o bien online (Peugeot Store). A decir verdad, y teniendo en cuenta los gustos particulares de cada uno, puede afirmarse que el nuevo Peugeot 408 presenta una intrínseca e innegable carga de atractivo. Es un coche concebido para gustar si no a todos a casi todos. Tiene presencia, empaque; unas líneas que configuran una escultural carrocería fastback de marcado aire deportivo a la vez que elegante. Aunque respeta el actual patrón estilístico de la marca dentro de la familia Peugeot se postula como un producto tremendamente rompedor, con una carrocería que evoca dinamismo y en la que se ha buscado la máxima eficiencia aerodinámica.

Inédito posicionamiento

Para posicionar el nuevo Peugeot 408 tanto dentro de la familia Peugeot como frente a la competencia hay que tener en cuenta tanto las medidas como el formato. Construido sobre la plataforma EMP2, la misma de los Peugeot 308, 3008 y 5008, tiene una longitud de 4,69 m que incita a pensar en un vehículo del segmento D. Sin embargo en Peugeot pretenden un original posicionamiento situándolo en la parte alta del segmento C, por lo que comercialmente hablando la marca del león pasa a disponer de un vehículo con una silueta inédita, totalmente innovador, en un segmento crucial como es el de los compactos. Con este largo se sitúa entre sus hermanos, el 508 (4,75 m) y el 3008 (4,45 m). Pero hay otras dos cotas que reafirman la exclusividad del Peugeot 408, una altura de 1,48 m y una altura del piso al suelo de 19 cm.

Teniendo en cuenta el diseño de claro corte fastback del Peugeot 408, inusual en el segmento de los compactos, asimismo resulta evidente un aporte de elementos visuales del mundo de los todocamino sin pretender ser un SUV, en especial de los SUV coupé hoy tan de moda. Pero más que por la altura de la carrocería (1,48 m), solo un poco más elevada que la de una berlina como el Peugeot 308 1,44 m), por una altura libre al suelo o del piso al suelo de 19 cm, una cota propia de un SUV o, mejor dicho, a la que no llegan muchos SUV. Estas características proporcionan al Peugeot 408 unas excepcionales armas para triunfar en el mercado, dado su marchamo de producto casi único con muy pocos competidores, además de su enorme carga de atractivo.

Si hubiera que buscar posibles competidores sería entre los modelos SUV coupé de marcas generalistas, como por ejemplo el Renault Arkana, pero su altura es la propia de un todocamino (1,58 m). Otro posible rival sería el Cupra Formentor, solo un poco más alto que el 408 (1,52 m). Sin embargo el modelo de la marca del león es más grande, con un habitáculo mucho más capaz gracias a una generosa batalla de 2,79 m, nada menos que 11 cm mayor que la del Cupra Formentor. Salvando algunos matices otro posible rival sería el Citroën C5 X.

Un amplio espectro de clientes

Con un diseño muy atractivo, de los que de un primer vistazo entra por los ojos, y unas cualidades que le rodean de un halo de exclusividad, el Peugeot 408 cuenta con unas magníficas armas para cautivar a un amplio espectro de clientes en tanto en cuanto es capaz de cubrir distintas necesidades y gustos. Es un diseño a base de aristas muy marcadas para tensionar visualmente la carrocería, en tanto la calandra vertical, como viene siendo habitual en los últimos lanzamientos de la marca, va siempre pintada en el color de la carrocería. Pone una nota de sofisticación el escudo con el emblema de Peugeot en la puerta delantera, bajo el retrovisor. Para la carrocería hay disponibles seis colores, dos de ellos nuevos. Se trata del Azul Obsession, que se percibe entre verde y azul en función de cómo incida la luz, y del Gris Titanium.

El Peugeot 408 busca clientes dentro de un amplio caladero entre los que se encuentran los que provienen de segmentos más convencionales, como berlinas o SUV, aquellos a los que les fascina todo lo novedoso y que siempre están dispuestos al cambio, o los que buscan algo diferente para diferenciarse a base de un vehículo elegante, distinto y sofisticado, sobre todo teniendo en cuenta que en España el cliente de automóviles no suele mantenerse fiel a una marca. Da mucho juego a ese conductor de carácter individualista, pero asimismo a las familias con hijos dado unas generosas dimensiones que también brindan presencia, poder de representación. En definitiva, pretende cubrir un vasto abanico tanto de necesidades como de gustos, que a veces se complementan mezclando lo práctico y funcional con lo original y distintivo. Pone especialmente el punto de mira en aquellos usuarios a los que no les convence la silueta de los SUV, pero en cambio quieren beneficiarse de sus cualidades, como una posición de conducción alta y un acceso más cómodo al interior del vehículo. Dos aspectos que cubre a las mil maravillas el Peugeot 408 gracias a sus 19 cm de altura del piso al suelo.

Puesto de conducción i-Cockpit

El revolucionario concepto de puesto de conducción i-Cockpit cumple 10 años por todo lo alto, un periodo en el que ha cautivado a 10 millones de usuarios. Aunque es cierto que implica una posición de conducción algo peculiar gracias a un volante de pequeño tamaño que permite visualizar el cuadro de instrumentos por encima de su aro, la verdad es que es que resulta fácil habituarse teniendo en cuenta que habrá conductores a los que no les convenza. En el Peugeot 408, el i-Cockpit representa su máxima expresión. La pantalla del cuadro de instrumentos de 10 pulgadas es configurable, permitiendo mostrar hasta cuatro vistas distintas o modos de presentación de la instrumentación; instrumentación que en el acabado GT está disponible con tecnología 3D. En lo que respecta a la pantalla táctil de 10 pulgadas del sistema multimedia, se complementa con una serie de teclas configurables para acceder directamente a funciones como, climatización, agenda telefónica, emisora de radio, etc. Todo a discreción del usuario.

5-
5-

Con una distancia entre ejes o batalla de 2,79 m puede intuirse a priori una buena habitabilidad para el Peugeot 408, que en la práctica se ve reflejada en un generoso espacio de 19 cm para las piernas de los pasajeros de las plazas traseras. El maletero también va muy bien servido, cuenta con 471 l y un máximo de 1.545 l al abatir los respaldos de los asientos traseros en los modelos híbridos enchufables, mientras en el modelo de gasolina estas cotas se cifran en 536 l y 1.611 l, respectivamente. Son unos valores muy buenos.

Híbrido enchufable y gasolina

La oferta de motores contempla dos modelos dotados con un sistema de propulsión híbrida enchufable y un tercer modelo que monta una mecánica de gasolina. A ellos se unirá antes de 2025 una versión totalmente eléctrica. No hay cambio manual, tanto las versiones híbridas enchufables como la de gasolina montan un cambio automático de 8 relaciones. El modelo de acceso híbrido enchufable, Plug-In Hybrid 180, combina un motor de gasolina de 1,6 litros (150 CV) con un electromotor de 110 CV, que arrojan una potencia conjunta de 180 CV. En el siguiente escalón se sitúa el Plug-In Hybrid 225, que asocia la mecánica de gasolina de 1,6 litros, ahora con 180 CV, con el motor eléctrico de 110 CV para una potencia total de 225 CV. Ambos cuentan con una batería de 12,4 kWh de capacidad, mientras que de serie se incluye un cargador de 3,7 kW. En la oferta de motores la única opción de combustión que se ofrece es la versión PureTech 130, que equipa un motor de gasolina de 3 cilindros en línea con 1,2 litros de cilindrada (130 CV)

La gama Peugeot 408 se articula en torno a tres niveles de equipamiento, Allure, Allure Pack y GT. Los precios oscilan entre 33.350 euros (Allure PureTech 130) y 48.400 euros (GT Plug-In Hybrid 225). Tratándose de un producto con un alto nivel de sofisticación, no se han escatimado esfuerzos a la hora de dotarlo de un abundante equipamiento. Según el tipo de motorización, el selector de modos de conducción incluye los programas: Electric, Eco, Hybrid, Normal y Sport. El equipamiento incluye las ayudas a la conducción más avanzadas, entre las que se contemplan, la conducción semiautomática, la visión nocturna por infrarrojos o los eficientes faros Matrix led. Para dar servicio a todos estos asistentes cuenta con seis cámaras y nueve radares.

 

Redada en Alemania
                               

Policía de Alemania detiene a un grupo ultraderechista
sospechoso de dar un golpe de Estado
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?