Actuales vías de financiación para empresas más interesantes
photo_cameraActuales vías de financiación para empresas más interesantes

Negocio

Actuales vías de financiación para empresas más interesantes

¿Cuáles son las vías de financiación para empresas que existen?

Realizar un proyecto en tu empresa o incluso darle ese empujón que necesita para que comience a rodar necesita siempre una inversión económica que no siempre se dispone. Este es uno de los principales motivos por los que muchos emprendedores se quedan entre la espada y la pared, y no pueden darle alas a su proyecto puesto que no tienen el dinero suficiente para llevarlo a cabo y los métodos habituales para financiarte son prácticamente inviables puesto que los bancos no aceptan dicho gasto económico y mucho menos en el periodo en el que estamos sumergidos. Es por este motivo que queremos que tengas a tu disposición una serie de vías de financiación para empresas más interesantes y que podrán ayudarte a que consigas lo que siempre has deseado, darle forma y vida a ese proyecto empresarial.

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

¿Cuáles son las vías de financiación para empresas que existen?

Aunque en la actualidad existen muchas más de las que te vamos a facilitar en este artículo, queremos que tengas a tu disposición las más aconsejables o las que más suelen socorrer a aquellas empresas o personas que piensan en formar una empresa. Aquí encontrarás desde financiación por parte de familiares a amigos hasta otras más profesionales y que cuentan con más beneficios a largo plazo.

Crowdfunding

Una de las vías que más se utilizan y que pueden interesar a aquellos empresarios que desean una cantidad específica de dinero para arrancar su negocio o incluso para poner a la venta un producto en particular es el crowdfunding. Este método de financiación es bastante peculiar, puesto que se trata de obtener dinero por medio de diferentes plataformas que puedes encontrar en la red y que una vez que te registras, puedes atraer a inversores hacia tu proyecto para que de esta manera, donen su dinero para que el producto salga a la venta.

Cabe destacar que esta modalidad de financiación o crowdfunding está legalizada y por lo tanto, si se obtiene el dinero que has pedido, se deberá de sacar el producto o la empresa, puesto que si no ocurre el inversor, incluso si se trata de una persona particular podrá exigir la devolución de su dinero.

Business Angels

Una de las vías actuales de financiación para empresas más interesantes y que cuenta con una gran aceptación en muchos países como financiación alternativa según los especialistas financieros de financiacionparaempresas.net es la modalidad Business Angels. Aquí nos encontraremos con un inversor o grupo de inversores que actúa de manera conjunta y que ha conocido el trabajo que realizas o también ha llegado a descubrir el proyecto que tienes entre manos y que siempre has querido llevar a cabo. Esta persona o personas te ayudarán en todo lo posible para que puedas, no solo financiar tu empresa, sino darle alas para que pueda posicionarse de manera correcta en el sector en el que se encuentre.

Para muchos empresarios contar con la ayuda de los Business Angels es un golpe de aire fresco puesto que pueden tener una muy buena financiación y también una serie de estrategias de marketing para potenciar la fama del producto. A pesar de esto, conviene saber que se trata de una vía de financiación para empresas en las que dichas personas no realizan estas acciones de manera benéfica, sino que obtendrán ciertos incentivos, como por ejemplo, convertirse en un socio importante dentro de la empresa o incluso tener acceso a cierto porcentaje de la empresa.

Otras maneras de financiar tu empresa eficaces

Financiación por parte de familiares y amigos

Es posiblemente una de las que más se conoce, pero no todo el mundo la realiza puesto que no quiere relacionar trabajo con amigos puesto que se sabe que al final estas uniones pueden terminar bastante mal. Cuando hablamos de esta vía, es cuando una persona quiere empezar un negocio y, además de una financiación que puede darle el banco o cualquier otra modalidad financiera como préstamos en otras entidades, se pide una cierta cantidad a los familiares más cercanos o incluso amigos. Tanto en una opción como en otra, estos amigos o familiares pueden llegar a pasar a ser miembros de la empresa o incluso socios, siempre y cuando pienses que puedan aportar ideas o responsabilidades al negocio.

Aunque en estos casos puede que el dinero invertido nunca esté de vuelta o tarde en volver, es un modo que se tiene de conseguir una financiación, aunque por supuesto a menor escala.

Capital riesgo

Otra de las más conocidas pero que, como su propio nombre indica, conlleva una serie de riesgos que conviene tener en cuenta es la financiación para empresas de capital de riesgo. Aquí nos encontraremos con que, en una empresa que ya está formada, pero se requiere una serie de inversores para que el negocio pueda optar a posicionarse mejor en el mercado, se pone en conocimiento de esta necesidad y es en este momento cuando las personas, ya bien sean particulares o empresas privadas hacen una gran inversión de capital, pero se debe de contar que dicha inversión deberá ser pagada a largo plazo por el empresario.

Cabe destacar que esto no queda solo ahí, sino que durante no se haya pagado el capital de riesgo que se ha cedido, el inversor se convertirá en un socio importante dentro de la empresa, por lo que conviene saber este detalle.

Préstamos con garantía hipotecaria

Otra de las vías más comunes que tenemos en la actualidad son los préstamos con garantía hipotecaria, en la que el empresario o emprendedor pone como garantía una propiedad como una vivienda, un local o una nave industrial para poder conseguir el crédito necesario para poder invertir en su negocio. Este tipo de préstamos tiene una serie de ventajas que conviene conocer, como es el hecho de que el pago se puede extender durante muchos años, pudiendo ser incluso de más de 15 años, al igual que puede ser pagado en cuotas bastante reducidas que facilitan que el pagador pueda hacerse cargo de ellas, aunque como puedes imaginar, supone un riesgo principalmente para aquellas personas que saben que no van a tener posibilidad de pagarlo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?