Viaconto
photo_cameraViaconto

Negocio

¿Por qué tu banco se preocupa ahora por el medioambiente?

Hoy en día, la Responsabilidad Social Corporativa es esencial para las empresas

Hace tiempo que la cara del mundo empresarial ya no es la que era. Desde hace unos años, las grandes y pequeñas compañías ya no solo se preocupan por mejorar sus cuentas a final de año a base de vender mucho compitiendo en precio y calidad. Ante el emerger de un perfil de consumidor cada vez más crítico con lo que entra en su plato o sale de su bolsillo, las empresas de todos los sectores dedican cada vez más recursos a la llamada Responsabilidad Social Corporativa (RSC). A través de ella, el mundo empresarial muestra a sus clientes que no solo persigue mayores beneficios para sus cuentas, sino que contribuye también a un mundo mejor. A este tipo de iniciativas se suman ya grandes medios de comunicación, bancas, industrias de todo tipo y hasta entidades que se dedican a la concesión de préstamos rápidos.

A día de hoy, la Responsabilidad Social Corporativa es, además de una estrategia de marketing, el resultado de la presión de los consumidores por conseguir que las empresas se responsabilicen de los daños que causa, directa o indirectamente, su actividad económica. Por este motivo, este tipo de acción se concentra a menudo en el cuidado del medioambiente, ya que uno de los resultados más criticados de la carrera hacia el progreso es el impacto medioambiental, en muchos casos irrecuperable. De esta manera, abundan los ejemplos de compañías que se focalizan sobre este aspecto, aunque a priori parezca no tener nada que ver con su sector. Es el caso de Viaconto, una empresa dedicada a la concesión de préstamos online que, a su vez, promueve entre sus clientes campañas de concienciación sobre temas tan preocupantes como el consumo de plástico. A este respecto, una de sus acciones más reconocidas es la elaboración de un decálogo con consejos para ahorrar en plástico.

Desde el sencillo gesto de cambiar las bolsas de plástico por bolsas reutilizables de tela a otros más sutiles como pasarse a los champús y geles sólidos, o incluso preguntarse si de verdad necesitamos aquello que estamos a punto de comprar, el decálogo de Viaconto no se deja nada atrás. Y es que tampoco escatima en tocar cuestiones controvertidas, como lo es el caso de las cápsulas de café. A este respecto, la compañía nos recuerda que cada vez que utilizamos una de ellas, estamos empleando "6 gramos de café y 3 gramos de envoltorio". También nos advierte contra el uso innecesario de pajitas en nuestras bebidas y contra el consumo de agua embotellada en plástico, aconsejando en su lugar rellenar botellas de vidrio o acero inoxidable.

¿Y por qué una empresa de créditos rápidos como Viaconto ha de instruirnos sobre el consumo de plástico? Pues porque en la economía global las fronteras se diluyen bajo la influencia de las poderosas redes. Las denuncias individuales de comportamientos erróneos pueden hacerse virales en solo horas, y la mala propaganda es susceptible de hundir a cualquier coloso internacional. Las empresas son bien conscientes de que, ante consumidores cada vez más críticos, han de ser cada vez más responsables.     Viaconto

Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?