Complementa tu pensión con una Hipoteca Inversa
photo_cameraComplementa tu pensión con una Hipoteca Inversa

Negocio

Complementa tu pensión con una Hipoteca Inversa

Gracias a la hipoteca inversa de Óptima Mayores, los jubilados y las personas dependientes no han preocuparse por si llegan o no a final de mes

Para muchas personas, la jubilación es sinónimo de inquietud. Las pensiones que paga el estado no siempre cubren las necesidades básicas y eso obliga a los pensionistas a apretarse el cinturón o a buscar ingresos complementarios.

Para los jubilados con una vivienda en propiedad, una buena opción es subscribir una hipoteca inversa. Se trata de un producto bancario que proporciona unos ingresos extras, y que está ayudado a miles de pensionistas a mejorar en calidad de vida. Gracias a la hipoteca inversa de Óptima Mayores, los jubilados y las personas dependientes no han preocuparse por si llegan o no a final de mes. Tienen unos ingresos garantizados durante un tiempo o, si lo desean, de por vida.

¿Qué es una hipoteca inversa?

La hipoteca inversa es un crédito bancario que se apoya en una propiedad. El solicitante debe tener una propiedad a su nombre, que se utiliza como garantía o aval para la consecución del préstamo. El propietario en ningún caso pierde la titularidad de la vivienda; siempre va estar a su nombre.

Con la hipoteca inversa, el propietario recibe cada mes una determinada cantidad de dinero para invertirlo en lo que precise. También es posible obtenerlo de una sola vez, teniendo en cuenta el valor de tasación de la propiedad. La hipoteca inversa puede ser de carácter temporal y cancelarse en cualquier momento, siempre y cuando se devuelva la cantidad recibida. Pero lo más habitual es que se mantenga hasta el fallecimiento del titular. Eso lo que se conoce como hipoteca inversa vitalicia. Una vez fallecido el deudor, la deuda acumulada irá a cargo de la persona que herede la vivienda, quien podrá optar por cuatro caminos:

  • Liquidar la deuda
  • Contratar una nueva hipoteca para liquidar la anterior
  • Vender la vivienda y liquidar la hipoteca
  • No liquidar la deuda: en este caso, el banco ejecutaría la hipoteca ordenando la venta la inmueble y reteniendo la cantidad reclamada.

Como habremos podido observar, la hipoteca inversa funciona al revés de una hipoteca normal: el titular no abona cuotas mensuales, sino que recibe una renta. Por otro lado, mientras que en una hipoteca normal el capital prestado va disminuyendo, en las inversas ocurre lo contrario: aumenta.

Para optar a una hipoteca inversa es preciso haber cumplido 65 años o acreditar cierto grado de discapacidad y ser titular de una vivienda en propiedad. También puede haber más de un titular. La vivienda puede estar libre de cargos o hipotecada; en este caso, las entidades suelen adelantar el dinero para cancelar la deuda anterior y facilitar el nuevo préstamo.

Renta percibida: ¿de qué depende?

El capital que va a percibir el cliente dependerá siempre de dos factores básicos: el valor del inmueble y la edad del solicitante. El valor se determinará mediante una tasación y a partir de ahí se fijará un porcentaje; es decir, en ningún caso se abonará al beneficiario el 100% del valor de la vivienda. En cuanto a la edad, mientras más mayor sea el demandante, mayor será la cantidad que perciba.

En conclusión, la hipoteca inversa es una oportunidad para obtener liquidez, pero es una decisión seria que compromete el futuro. Por eso es importante resolver dudas y dejarse asesorar.  

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable