Una pareja compra una casa.
photo_camera Una pareja compra una casa.

Negocio

Contratar una hipoteca o subrogarla, ¿cuál es la mejor opción?

Estas operaciones se relacionan con la obtención de mejores condiciones para nuestra hipoteca

Es posible que te hayas estado planteando conseguir mejores condiciones para tu hipoteca debido a que cuando la contrataste en su momento no las tenía. Para ello, puedes hacerlo contratando una nueva hipoteca o subrogándola. Lo mejor cuando se habla de hipotecas es ponerse en contacto con brókeres financieros que te asesoren y que gestionen todo el proceso por ti.

Si quieres contratar una nueva hipoteca o si necesitas un préstamo hipotecario completo, Housfy te consigue la mejor hipoteca 100 del mercado. Hoy analizamos cuál es la mejor opción para reducir la cuota mensual de tu hipoteca y tener las cláusulas en tu contrato hipotecario que más te favorezcan.

Subrogar una hipoteca

Siempre que se quiera llevar a cabo una transacción de estas características es muy importante estudiar todas las oportunidades posibles. Una de estas opciones es el traslado de la hipoteca a otro banco, es decir, la subrogación de la misma.

Si subrogamos nuestra hipoteca podemos conseguir muchas ventajas para nuestra hipoteca de manera rápida, ya que en un periodo de unos 40 días aproximadamente el proceso puede haberse realizado por completo. Con este proceso podemos modificar el coste del crédito, rebajar el tipo de interés o cambiar algunas cláusulas abusivas del contrato.

Aunque este proceso puede tener algunos gastos que deberá de asumir el cliente la mayoría de los gastos correrán a cargo del banco, ya que así lo marca la Ley Hipotecaria de 2019. El cliente se deberá de hacer cargo de la tasación de la vivienda, cuya evaluación puede oscilar entre los 300 y los 500 €. También, deberá de pagar la comisión por subrogación o anulación anticipada, la cual no debe de superar el 2% del interés que tiene con el banco.

Contratar una nueva hipoteca

En el caso de querer contratar una nueva hipoteca es muy importante que tengas en cuenta que este proceso tiene costes tanto para la contratación de la nueva como para la cancelación de la  hipoteca que tenías con tu antiguo banco.

La ventaja que se encuentra respecto a la subrogación es que tendrás más libertades en el momento de mejorar las condiciones del contrato con el banco al que quieras domiciliar el préstamo.

Si se contrata la nueva hipoteca, el titular deberá hacerse cargo de la tasación de la vivienda, que tiene el coste que se indicaba anteriormente, y de la copia de la escritura que puede rondar los 50 €.

Para poder cancelar la hipoteca en tu antiguo banco,  tendrás que proceder al pago por la gestión de la cancelación integral del préstamo, ya que es necesario para eliminarlo del Registro de la Propiedad y puede ascender a los 1000€. También, habrá que pagar la comisión de Amortización Anticipada Total, que nos cobra el banco que abandonamos y que no debe de superar el 2% del interés.

 

¿Es mejor subrogar o contratar una nueva hipoteca?

Debes considerar que las dos opciones son buenas en caso de que quieras mejorar las condiciones de tu hipoteca, pero, la decisión dependerá de las condiciones de las cláusulas que firmaste con tu entidad bancaria y de las condiciones que te puedan ofrecer en otro banco.

Si bien los gastos que se generan si vamos a contratar una nueva hipoteca son mayores que si la subrogamos, dependerá del ahorro que obtengamos en la nueva entidad bancaria y de las comisiones que nos cobre nuestro banco por subrogar la hipoteca o por amortizar el crédito que teníamos.

Como has podido comprobar, hay varios gastos y factores que deben de considerarse antes de escoger uno de los procesos para mejorar las condiciones de nuestra hipoteca, es importante que los tengas en cuenta para conseguir la hipoteca que mejor se adapte a tus necesidades.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?