El coworking en la nueva normalidad
photo_cameraEl coworking en la nueva normalidad

Negocio

El coworking en la nueva normalidad

El coworking es una alternativa que sin duda ha supuesto una gran diferencia para multitud de empresas que han optado por utilizar este sistema pero ¿cómo ha conseguido adaptarse a la nueva normalidad? ¿Qué cambios y beneficios aporta a las empresas y profesionales que deciden seguir apoyándose en él? Vamos a conocer todas estas particularidades de la mano de Cloudworks, uno de los principales referentes del coworking en Madrid y Barcelona.

Cómo se ha adaptado el coworking a la nueva normalidad

En los últimos años, el coworking ha sido sin duda la alternativa que multitud de empresas, autónomos y profesionales estaban esperando, ofreciendo la posibilidad de desarrollar sus proyectos de un modo mucho más efectivo y con un menor impacto en el presupuesto.

El concepto de colaboración es imprescindible para poder alcanzar las cotas más elevadas, pero también es cierto que nos encontramos en un momento en el que es muy importante desarrollar un buen plan de medidas preventivas a través del cual evitar el riesgo de contagio por el COVID-19.

Por esa razón, las empresas más representativas en el ámbito del coworking como es el caso de Cloudworks, han instaurado una serie de medidas a través de las cuales garantizar la seguridad tanto de los usuarios como de sus clientes y, en definitiva, de todo el personal que hay en las instalaciones.

Entre las medidas más destacadas podemos encontrar:

●        Afluencia de usuarios: el aforo máximo ha sido limitado en las zonas comunes como pueden ser la cocina, salas de reuniones, etc.

●        Aire más limpio: se procede a instalar sistemas que permiten una mayor regeneración del aire, manteniendo una limpieza constante de los filtros de aparatos de aire acondicionado y calefacción. Finalizada la jornada, todas las estancias se ventilan para renovar por completo el aire.

●        Control de accesos: se han instalado termómetros infrarrojos para poder medir la temperatura corporal y detectar la presencia de fiebre en alguno de los usuarios, así como también se han incorporado dispensadores con desinfectante y guantes en los elementos de uso común como son la recepción, cocina, comedor, salas de reuniones, aparatos como los lectores de huellas, cabinas, etc.

●        Desinfección en la cocina: la desinfección es esencial en estos tiempos de coronavirus, y es por ello que la limpieza de utensilios comunes son desinfectados a temperaturas superiores a 60°. De igual manera, todas las neveras se limpian una vez que finaliza el día.

●        Espacios: ha aumentado la distancia entre usuarios a un mínimo de 2 m, y en el caso de que esto no sea posible por las tareas a llevar a cabo, se establecen medidas de seguridad como la instalación de mamparas protectoras y en general todo lo necesario para reducir los riesgos.

●        Higiene: también se ha optado por utilizar recursos desechables y que protejan a todos los usuarios, optando por toallas desechables, secamanos y todo aquello que permita interrumpir el paso del virus de una persona a otra.

●        Limpieza: se ha establecido un protocolo de limpieza más intensiva, dando prioridad a los espacios colaborativos y más concurridos. En todo momento se utilizan productos viricidas que han sido autorizados por el Ministerio de Salud del Gobierno de España.

●        Protección individual: cada usuario recibirá un kit completo con mascarilla reutilizable, guantes desechables y gel desinfectante para ampliar la protección persona a persona.

●        Vida vegetal: también se ha procedido a aumentar la presencia de vida vegetal que ayuda a la regeneración del aire y a su limpieza.

Estos son algunos de los recursos implantados por estas empresas con el objetivo de poder normalizar la actividad lo antes posible, garantizando de este modo un uso eficiente y seguro frente al coronavirus.

Empresas de todo el mundo adoptan el coworking como solución

Lejos de perder fuelle en estos tiempos complicados de coronavirus, el coworking ha logrado solidificarse como nunca antes hubiésemos imaginado, y es que no debemos olvidar que nos ofrece una alternativa fantástica en esta etapa de nueva normalidad, ya que se trata de una solución para los empleados que podrán seguir trabajando en equipo y disfrutar de espacios plenamente adaptados, pero sin la necesidad de tener que concentrarse todos en unas instalaciones específicas.

Esto aporta mayor libertad tanto al trabajador como a la propia empresa, reduciendo el riesgo y garantizando que los proyectos que ya están en marcha siguen adelante su curso y evitan las tan preocupantes interrupciones que hemos sufrido a lo largo de estos últimos meses.

El coworking no solo ha sabido adaptarse a las necesidades de las empresas y autónomos en la nueva normalidad, sino que además también se ha convertido en una alternativa muy interesante que ayudará tanto a empresas como a trabajadores a lograr una mayor eficiencia y mejores resultados en todos los proyectos presentes y futuros.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable