Muebles
photo_cameraMuebles

Negocio

La crisis del Covid-19 reinventa el sector comercial

El sector que más está sufriendo esta tremenda situación es el sector turístico

Con la llegada del Covid-19 a nuestras vidas, han sido muchos los cambios que nos han tocado vivir. Después de establecer un confinamiento en prácticamente todo el mundo, en España, al igual que en la mayoría de países se ha impuesto la conocida “nueva normalidad”, que ha conllevado que cambiemos nuestra forma de relacionarnos, nuestro sistema sanitario, educativo y laboral. Hemos tenido que adaptarnos al uso de la mascarilla, al distanciamiento social y a la restricción de horarios con el objetivo y la esperanza de que todo, con la llegada de la ansiada vacuna, vuelva a ser como antes. Estamos deseando poder volver a abrazar a nuestros seres queridos, viajar sin miedo, bailar sin preocupaciones, pero no es solo eso. No debemos olvidar que esta crisis de ámbito sanitario está afectando gravemente a nuestro sistema económico y productivo, provocando una crisis de gran calibre que augura un difícil futuro para miles de trabajadores y empresarios que están poniendo actualmente todos sus esfuerzos y recursos en adaptarse a este nuevo escenario para poder, en muchos casos, sobrevivir. Por ello, debemos de llevar a cabo todas las medidas que sean necesarias y ser responsables, por nosotros y por ellos, para cuidarnos a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a todos aquellos que trabajan duro para mantener nuestro sistema productivo y de bienestar, para los que hacen nuestra vida mejor.

Aunque uno de los sectores que más está sufriendo esta tremenda situación sea el sector turístico, son todos los sectores económicos los que están teniendo que gastar sus recursos para poder afrontar la situación, tanto el sector hostelero, como el textil y el comercial están esforzándose día a día para mantenerse y para protegernos. Entre estas empresas encontramos Kivole, una empresa alicantina dedicada a la fabricación, distribución y venta de muebles, artículos de hogar y de decoración. Kivole es una de las muchas empresas que están adaptándose a los retos que presenta esta enfermedad, innovando en sus servicios online y ofreciendo un servicio profesional y atento al cliente, tanto vía web como físicamente, respetando las medidas de seguridad y preocupándose por la salud de sus clientes.

Hemos podido contar con la colaboración de Antonio Canales, fundador y director general de esta empresa dedicada al sector del mueble. Gracias a él hemos podido conocer más de cerca cuales son las principales preocupaciones del sector y cuáles son las medidas a llevar a cabo para solventar este bache. En palabras de Antonio Canales, "Uno de los aspectos que más preocupan a medio plazo es el distanciamiento. Ya no es una cuestión legal sino también social, los ciudadanos evitan las aglomeraciones y eso para la mayoría de tiendas de cualquier sector resulta fatal. Frente a las medidas de seguridad y protección podemos poner remedio y aportar garantías al cliente, pero no poder tener las tiendas llenas de clientes rompe todos los esquemas, pues los modelos de negocio de tienda física estaban basados en esta premisa".

Este empresario nos muestra cómo las medidas de seguridad como el distanciamiento social, a pesar de ser necesarias, suponen un hándicap en relación a las ventas. La limitación de aforo en dichos establecimientos provoca que sean menos las personas que puedan asistir al local a hacer sus compras o a mirar los artículos, lo cual, unido al miedo de parte de la población a contagiarse a pesar de las medidas, junto con la negativa de la población de riesgo a asistir a espacios de mucho tránsito, provocan que las ventas estén bajando, teniendo que invertir en informática y en la venta online para hacer frente a dichas pérdidas en relación con temporadas anteriores.

La solución que ha encontrado Kivole para que sus tiendas de muebles sigan dando los mismos e incluso más beneficios y puedan seguir expandiéndose territorialmente, es el modelo mixto de negocio. En estos tiempos es estrictamente necesario contar con un espacio de venta online y con un servicio a domicilio eficiente. Antonio Canales nos cuenta como por su parte, ya habían comenzado a trabajar vía online, abarcando un mayor público y ofreciendo un catálogo completo. "Por suerte, nosotros habíamos iniciado una fuerte apuesta por internet, con una completísima tienda online, una estrategia de fuerte presencia en redes sociales, crecimiento en buscadores, publicidad online, etc. Mirando hacia las grandes compañías de nuestro sector y otros similares, nos damos cuenta de que el sistema mixto - con la seguridad y cercanía que dan las tiendas físicas y con la visibilidad y facilidades que da la presencia online - es el camino a seguir. Pero desde luego consideramos que en internet hay que ofrecer a los clientes algo más que fichas de productos y ofertas, por eso nuestra estrategia está volcada en ofrecer un plus de orientación en decoración y de atención al cliente exquisita". Con estas palabras, el fundador de Kivole nos muestra como su página online es una vía necesaria y óptima tanto para dar a conocer a su empresa como para dar un buen servicio, para lo que cuentan con un servicio al cliente cercano a pesar de las distancias y profesional, pudiendo consultar cualquier duda con los empleados expertos de dicha empresa.

Desde Kivole, y a través de las palabras que ha compartido con nosotros Antonio Canales, hemos podido entender cuales son las principales amenazas a las que se enfrenta el sector del mobiliario en particular, y la mayor parte del sector servicios en general. Las empresas, que poca ayuda están recibiendo frente a la adversidad, están actuando de forma heróica, cumpliendo con las medidas de seguridad y de saneamiento para que sus clientes puedan acceder a sus establecimientos de forma segura por un lado; e innovando en el espacio online, ofreciendo un amplio catálogo y un extenso mapa de puntos de entrega, por otro. 

Sin una fecha segura sobre la vacuna, con nuevos rebrotes y más restricciones, la economía se resiente. Miles de negocios han tenido que echar la persiana para no volver a levantarla, otros se gastan todos sus ahorros y ganancias en ponerse al día y otros muchos se reinventan ofreciendo sus servicios a domicilio o innovando todos los días para intentar no quedarse atrás. El futuro es incierto, nos ha tocado vivir una época llena de inseguridad, pero solo nos queda seguir viviendo de forma nueva, diferente. Al igual que Kivole, debemos reinventarnos y adaptarnos a los tiempos, sacando el máximo beneficio a lo que tenemos y a lo que podemos aportar.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable