Gráficos de acciones.
photo_camera Gráficos de acciones.

Negocio

¿Cuáles son las funciones de un broker?

Te contamos qué es un broker y a qué se dedica en los diferentes mercados

En primer lugar, broker hace referencia a aquel que hace de intermediario entre comprador y vendedor, un término que es aplicable a cualquier ámbito. Puede referirse tanto a una persona como a una empresa, por lo que el broker financiero es el que ejecuta operaciones de compra y venta que le solicitan sus clientes.

Para elegir un buen intermediario, en este listado de brokers online puedes encontrar una información detallada, clasificada por tipos y con interesantes valoraciones sobre sus características. Así, puedes empezar a invertir con la tranquilidad de saber con quién estás tratando.

Sin duda, los brokers de acciones son los más populares y conocidos por la sociedad. Para dedicarse a ello se debe cumplir con las normativas vigentes que rigen los mercados financieros y, por supuesto, contar con la supervisión y licencia de los organismos reguladores competentes.

No hay que confundirlo con el trader, ya que su labor no es la misma. El broker ejecuta las órdenes en el mercado correspondiente y el trader es el que determina qué acciones comprar o vender y, de hecho, tiene que comunicárselo al broker para que realice la operación.

Hay una serie de activos financieros muy atractivos en los que se puede operar como por ejemplo mercado de divisas, acciones, índices bursátiles, energías, materias primas, metales preciosos…

Hace tan solo unos años todo este tipo de operaciones, en cualquiera de los mercados, sólo se podía hacer a través de los bancos. Actualmente, existen agentes particulares o empresas que se dedican a este intercambio.

El mercado de la criptomoneda

Lo que conocemos como monedas virtuales es una divisa de la que no existen monedas ni billetes físicos. Es un mercado muy reciente porque existe desde 2008, momento en el que el dominio de bitcoin se registró, y la primera transacción se llevó a cabo al año siguiente.

Queramos o no, el bitcoin fue la primera criptomoneda y por ello, sigue siendo la principal divisa virtual. Sin lugar a dudas, es la mejor para invertir y la que marca la pauta de conducta para el resto de monedas virtuales.

El contar con criptobrokers es bastante imprescindible, ya que es un mercado algo más complejo porque están completamente descentralizados y se encuentran totalmente fuera del control de los gobiernos e instituciones financieras.

Realmente, sólo existen como un registro de propiedad digital que se comparte y almacena en cadenas de bloques. Se gestionan mediante una red de ordenadores, no obstante, se pueden comprar y vender en mercados de negociación y almacenarse en carteras. Su mercado es un trading de CFD, que quiere decir, un contrato de diferencias entre el precio de entrada y el precio de salida.

Se concibieron como una forma de pago completamente convencional. De hecho, se puede considerar como una alternativa a las divisas tradicionales, ya que cada vez más establecimientos las aceptan como método de pago.

Para entenderlo mejor, se puede decir principalmente que las criptomonedas son tratadas en el mercado bursátil como una materia prima, lo que quiere decir, una inversión cuyo retorno procede de la especulación de las subidas y bajadas de su valor.

Lo que queda patente, es que en cualquier tipo de intercambios en el mercado de divisas (Forex), criptomonedas, acciones, índices bursátiles… es muy interesante tener a una persona o empresa que te ayude a operar y te mantenga al corriente de los valores más interesantes en los que puedas invertir. Un buen soporte para realizar tus operaciones con tranquilidad.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable