Comprar y vender acciones
photo_cameraComprar y vender acciones

Negocio

Cuándo es el mejor momento para comprar y vender acciones: el análisis técnico y fundamental

Invertir a largo plazo es como ahorrar, mientras que especular a corto plazo requiere de una dedicación diaria para poder beneficiarnos de los pequeños movimientos que se producen en el mercado durante cada jornada

Por regla general, ningún analista profesional ni ningún economista pueden ser capaces de predecir con total exactitud qué dirección tomarán los mercados en los próximos meses o años. Por tanto, ¿se puede aventurar cuál es el mejor momento para comprar y vender acciones o esto supondría un riesgo innecesario?

Según un reciente estudio de la firma de inversión Architas, perteneciente al grupo Axa, el dinero invertido en FTSE All Share cada año entre el 1 de noviembre y el 30 de abril habría dado una rentabilidad del 167% en los últimos 22 años. Un fenómeno que no es exclusivo del Reino Unido, ya que los mercados bursátiles en cada una de las principales regiones de inversión en todo el mundo han generado rendimientos más que positivos en este mismo periodo. 

La inversión a corto y largo plazo

Precisamente, a finales del pasado 2018 las acciones del Ibex 35 se hallaban más baratas que cuando comenzó el año, lo que para muchos supuso un excelente momento para comprar las acciones del BBVA. Sin embargo, los inversores a corto plazo no las suelen tener siempre consigo al ver estos precios tan baratos y aseguran que hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar. 

En este sentido, desgranan una serie de motivos que han de mantenernos alertas a la hora de adquirir acciones: 

  • La volatilidad actual genera demasiada incertidumbre en las bolsas
  • Las bajas expectativas de crecimiento
  • Posible ralentización económica
  • Las subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE)

En cambio, esta situación es perfecta para los inversores a largo plazo (hablamos de varios meses e incluso años). No en vano se trata de un magnífico momento para comprar acciones a unos precios notablemente inferiores a la media, lo que puede suponer obtener cómodamente una rentabilidad futura muy superior a lo esperado. 

Por tanto, a la hora de determinar el mejor momento para comprar acciones hay que tener en cuenta en primer lugar la posición del inversor, ya sea si sus intenciones son a corto o a largo plazo. 

Invertir a largo plazo es como ahorrar, mientras que especular a corto plazo requiere de una dedicación diaria para poder beneficiarnos de los pequeños movimientos que se producen en el mercado durante cada jornada. 

Pero, al mismo tiempo, hay que tener en cuenta dos aspectos que resultan fundamentales para tomar una decisión correcta: el análisis técnico y el análisis fundamental. 

El análisis técnico y el análisis fundamental para comprar y vender acciones

La mayoría de la gente compra cuando ve que la Bolsa sube, es decir, cuando los precios de las acciones están más caros; mientras que suele vender cuando la Bolsa cae, o sea, cuando los precios de las acciones están baratos. Pero, ¿cómo sabemos que una acción está barata o cara? 

Para ello tendremos que utilizar el análisis técnico y el análisis fundamental, lo que nos determinará cuándo es el mejor momento para entrar en el mercado y comprar o vender nuestras acciones. 

El análisis técnico, en primer lugar, se utiliza para invertir a corto plazo, ya sea en intervalos de tiempo de horas, días o semanas, y resulta ideal para saber cuándo comprar o vender. Por su parte, el análisis fundamental se emplea para invertir a largo plazo (varios meses o incluso años) y para saber qué comprar o vender. 

El análisis fundamental

Este tipo de análisis tiene como objetivo fundamental calcular el valor real de las acciones mediante los datos de balances, comparándolo con el valor de mercado. De esta manera, se puede descubrir si en un momento determinado el precio del mismo se halla infravalorado. 

Esta herramienta le permitirá al inversor evaluar el riesgo financiero de las empresas, ya que lo que se hace en realidad es un análisis del entorno, el cálculo de ciertos ratios clave y una valoración de las propias empresas. Ni que decir tiene que este tipo de análisis es un buen punto de partida para analizar dónde resulta mejor invertir según la salud financiera del valor. 

El análisis técnico

El análisis técnico es un método que prescinde del estudio del riesgo financiero, ya que lo que en realidad hace es estudiar la acción del mercado con el objetivo de predecir futuras tendencias en el precio. Esto quiere decir que se trata de un estudio que observa la cotización de la acción, el volumen bursátil y el interés abierto. 

Realmente, este análisis es una herramienta complementaria que nos puede dar unas pistas muy interesantes sobre cuándo comprar o vender en función de las tendencias y la evolución del mercado. 

En definitiva, tanto el análisis fundamental como el análisis técnico facilitan al inversor la mejor información para ayudarle a tomar las decisiones más oportunas y adecuadas en materia de inversión. Pero para ello, será fundamental identificar y predecir la evolución de las cotizaciones. 

Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?