La inversión en Bolsa a largo plazo
photo_cameraLa inversión en Bolsa a largo plazo

Negocio

La inversión en Bolsa a largo plazo como fórmula para rentabilizar los ahorros

Está demostrado que una inversión mantenida en bolsa durante un periodo de tiempo da mejores resultados que la misma inversión materializada en renta fija o depósitos bancarios

La Bolsa es uno de los vehículos más interesantes que tienen los inversores para rentabilizar sus ahorros en el largo plazo, pero para ello es importante saber bien cómo funcionan los mercados bursátiles, pues lanzarse a la aventura sin un mínimo de conocimiento teórico.

Si hablamos de la Bolsa como vehículo financiero a largo plazo, está demostrado que una inversión mantenida en bolsa durante un periodo de tiempo considerable da mejores resultados que la misma inversión materializada en renta fija o depósitos bancarios.

Invertir en Bolsa a largo plazo, las ventajas de esta opción

Un estudio elaborado por Bolsas y Mercados Españoles publicado en 2010, que analizaba el comportamiento de la Bolsa española entre enero de 1980 y junio de 2010 arrojó resultados más que interesantes.

Una inversión inicial de 100 euros al índice total de la Bolsa española habría tenido como resultado final 9.254 euros en corrientes y 1.682 euros reales. Esto, si descontamos el efecto de la inflación, supone una tasa anual de rendimiento continuo del 16,05% y el 10,09%. Estos mismos 100 euros, invertidos de manera simulada en un bono de deuda pública a largo plazo se habrían convertido en 2.586 euros corrientes, lo que muestra un rendimiento del 11,27% anual.

Atendiendo a una primera aproximación, se trata de números que no se deben despreciar, pero esto no es suficiente para indicar de manera categórica si son números altos o bajos. Desde Bolsas y Mercados Españoles no tenían con este estudio la intención de ofrecer esa conclusión, pues esto va a depender del peso que cada inversor otorgue a factores no analizados en el estudio como la liquidez, los costes asociados a la inversión, la fiscalidad.

En cualquier caso, esos números, así como otros consultables en diferentes organismos muestran que el largo plazo índice de manera positiva en el rendimiento de la inversión.

A esto se añade que la inversión en Bolsa es posible sin necesidad de disponer de mucho dinero, especialmente si hablamos del largo plazo, pues basta con dedicar unos pocos de cientos de euros, lo que permita la capacidad de ahorro mensual.

En este estudio de Bolsas y Mercados Españoles se afirma también que las tres décadas de análisis, la inversión en Bolsa alcanza resultados positivos en todos los periodos superiores a 6 años en términos corrientes y de 11 en términos reales. Para periodos de inversión de 12 años, la tasa anual mínima de rendimiento es cercana al 5% mientras que si los periodos de inversión se alargan por más de 13 años, esta tasa de rendimiento se eleva por encima del 7%.

Con estos resultados parece claro que la inversión en Bolsa a largo plazo es una fórmula interesante de rentabilizar los ahorros, pero siempre y cuando se utilicen cantidades de dinero que no se van a necesitar de manera urgente ni en el corto plazo, pues los dividendos obtenidos han de reinventarse para alcanzar en el futuro la libertad financiera.

¿Cuándo comenzar a invertir en Bolsa si pensamos en el largo plazo?

Tras conocer los datos que refleja el estudio de Bolsas y Mercados Españoles, parece claro que lo ideal para obtener rentabilidad con los ahorros invirtiendo en Bolsa es hacerlo cuanto antes mejor. Posiblemente, no se obtengan los mismos resultados si se comienza a invertir en el mercado bursátil a los 30 años que a los 40 años, pues estamos comprobando que el modelo de inversión está muy ligado a la cantidad de tiempo que se mantiene esa inversión.

Una ventaja añadida de la inversión en el largo plazo es que se eliminan esas preocupaciones por las subidas y bajadas diarias de la Bolsa. Con esta fórmula, no interesa el movimiento diario, semana, mensual ni siquiera el anual de la bolsa. Es una inversión a largo plazo, una forma de ahorro que se manifiesta como mucho más rentable que los depósitos a plazo fijo o la renta fija.

Maximizar la rentabilidad a largo plazo en Bolsa

Si continuamos con la idea anterior, los ciclos económicos siempre responden a un mismo esquema: recuperación, expansión, auge y recesión. En la economía siempre existen periodos de caídas de los mercados que son difícilmente previsibles, pero por norma general, la economía siempre muestra una tendencia positiva, por lo que no hay que perder la calma por ese comportamiento temporal inesperado de la Bolsa.

Para adquirir ese conocimiento previo sobre mercados financieros, desde Eurekers nos cuentan algunos consejos interesantes para aprender invertir en Bolsa. Esa comunidad de pequeños inversores ofrece todo tipo de facilidades para iniciarse en los mercados bursátiles de manera adecuada, con un aterrizaje calmado y sin problemas.

Tras Eurekers está la figura de Jose Antonio Madrigal. El prestigioso gestor de fondos opina que la inversión a largo plazo es una fórmula de alejarse del intradía, sinónimo de pérdidas en la inversión bursátil.

Atendiendo a la lógica de la Bolsa, un pequeño inversor es rentable si va gestionando sus operaciones de manera sensata, controlando el riesgo pero asumiendo que los mercados financieros no siempre responden a las expectativas de los inversores. Los profesionales de la Universidad de Bolsa ofrecen diferentes actividades formativas para potenciar este conocimiento sobre los mercados y aclarar dudas sobre las mejores fórmulas de inversión.

A pesar de que siempre se hable de mantener el control sobre el riesgo, la clave para hacer de la inversión en Bolsa una actividad atractiva es añadirle ese punto de “adrenalina”, de modo que para que exista control sobre el riesgo, primero debe haber riesgo.

Esto lleva a muchos inversores a optar por empresas con gran capitalización bursátil y una posición financiera potente, así como diversificar la cartera de valores, pero también a optar por mercados que están al alza, siendo conscientes de que esas operaciones en el corto plazo pueden suponer una mejora de la capitalización al tiempo que los riesgos de pérdida en el corto plazo se ven compensados por las ganancias del largo plazo.

Invertir en Bolsa es una actividad apasionante, que obliga a estar al tanto de todos los movimientos que ocurren en el sistema financiero mundial y que, por fortuna, es cada vez más accesible para los pequeños inversores.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?