Cerradura.
photo_camera Cerradura.

Negocio

Mejora la seguridad de tu puerta con una cerradura invisible

Destinado a hacer más difícil aún la entrada a intrusos

Las cerraduras de nuestras puertas van evolucionando conforme los ladrones inventan nuevas técnicas para abrirlas, aunque es cierto que cada vez se lo ponemos más difícil.

Ahora mismo uno de los mejores métodos, según nos cuentan los cerrajeros Barcelona, para evitar que entren en casa es colocar una cerradura invisible de forma que los ladrones no saben qué es lo que les impide entrar si consiguen abrir la principal.

¿Qué es una cerradura invisible?

Su nombre le viene porque no se ve al instalarse por dentro de la vivienda, en la zona alta de la puerta aunque se puede cambiar la ubicación.

Se coloca atornillándola al marco y a la puerta y no tiene bombillo porque no necesita llave, lo que significa que no se puede forzar desde el exterior de ninguna de las maneras.

Complementa a la cerradura exterior

Para colocar una cerraja de este tipo no hay que quitar la que ya tenemos. De hecho, no se trata de un método de apertura y cierre único, sino de un sistema de seguridad más a añadir a una puerta acorazada o blindada con un cierre de última generación que resista los ataques más comunes.

Con el fin de instalarla solo es necesario atornillarla al marco y a la puerta, aunque muchos de los clientes que las ponen prefieren llamar a un cerrajero experimentado que sabrá cómo colocarla para que resista y no salte si fuerzan la puerta.

¿Cómo se abre y se cierra?

Al no haber un bombín tampoco hay llave, de forma que la apertura depende del modelo que hayamos adquirido. Todas se pueden abrir con un mando a distancia muy parecido al que tenemos en el coche y las de gama más alta vienen con una app para abrir y cerrar desde el smartphone.

De esta manera, si no queremos cargar con el mando podemos gastar algo más y tener la comodidad de abrir y cerrar desde nuestro teléfono.

Funciona con pilas y algunas llevan doble motor

Estas cerraduras necesitan energía que obtienen de unas baterías. Eso quizá dé miedo a algunas personas por si las pilas fallan y no se pueden abrir, pero sus sistemas de seguridad hacen que comiencen a avisar para el cambio mucho tiempo antes de que se agoten.

En cuanto a un posible error en la apertura las de gama más alta lo tienen previsto y cuentan con un motor doble, de modo que si el primero falla podemos activar el segundo de forma manual (con el mando o el teléfono) abriendo así la puerta de manera forzada.

 

Hay que saber que si usamos este motor de emergencia habrá que llevar la cerradura al servicio técnico, pero así no nos vamos a quedar nunca sin poder entrar en la vivienda.

No hay mejor cerradura que aquella que no se ve y a la que no se tiene acceso desde el exterior. Con una electrónica de interior haremos más segura nuestra casa, puesto que los amigos de lo ajeno pueden hacer poco contra algo que no saben que está ahí.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable