los ciudadanos demandan, cada vez más, noticias y opiniones que refuercen únicamente sus ideas
photo_camera La tecnología como Atlas sosteniendo el mundo

Negocio

Nuevas tecnologías: Un partner tecnológico para reforzar la empresa

Nuevas tecnologías: Un partner tecnológico para reforzar la empresa

La tecnología como Atlas sosteniendo el mundo

La tecnología toma su significado etimológico de la combinación del arte, en el sentido de creación como oficio o técnica, sobre el estudio de algo determinado. Por ende, la tecnología es una miscelánea de conocimientos. Un conjunto de saberes cuyo fin es el de crear servicios o productos que satisfagan ciertas necesidades. Tanto a nivel individual, como humano. Una ciencia concebida con el propósito de crear instrumentos con los que ahorrar esfuerzo y tiempo.

Con ello, cuando se habla de nuevas tecnologías se hace referencia a aquellas que han sido creadas, asimiladas y difundidas durante la era moderna. Es decir, todo lo que en su ámbito tecnológico ha sido dado a luz e integrado en la sociedad a partir de la Segunda Guerra Mundial. Especialmente dentro del campo de la informática y la comunicación. Cuya evolución ha alcanzado estadios inimaginables y cuyo futuro augura todavía más. Extirpando la idea de un posible límite año tras año.

Junto con la estandarización de las nuevas tecnologías, la expansión de su área de aplicación y utilidad ha abarcado usuarios de todas las edades y grupos. Como consecuencia, las empresas de muchos sectores han tenido que subirse al tiovivo de las nuevas tecnologías para no quedarse atrás. Esto implica, a grandes rasgos, la redefinición de su visión de ventas y la de su propia naturaleza. Empujadas a aceptar una transformación digital para adaptarse al nuevo tiempo.   

La empresa ante las nuevas tecnologías

Uno de los principales motivos por los que una empresa suma a sus estrategias de comercio el uso de nuevas tecnologías es el cliente. Los usuarios de éstas conviven con sus dispositivos tecnológicos durante gran parte del día. Por lo tanto, muchas de las gestiones y compras de su día a día se realizan mediante su espacio virtual. Es más fácil que un cliente encuentre lo que busca en Instagram, Facebook, o Internet en general, que en un centro comercial.

Otro de los motivos que conducen a las empresas a optar por las nuevas tecnologías es la apariencia. Una apariencia de modernidad y disposición, de ubicuidad. Las empresas ganan más confianza entre los clientes cuando cuentan con una página web con un bonito y profesional diseño, o cuando responden rápidamente a las cuestiones del consumidor mediante el chat de una red social. Del mismo modo, Internet permite acceder a la experiencia y las opiniones de otros usuarios para informar a los nuevos sobre la credibilidad y calidad de la empresa en la que inquieren.

El consumidor espera de una empresa que ésta exista en Internet, pues la existencia virtual reconocida y certificada es hoy un sesgo de prestigio o importancia. Ligado a ello, existen organizaciones expertas en los terrenos de las nuevas tecnologías, y en cómo debe digitalizarse una empresa a través del marketing y la integración. Siempre bajo la premisa de propagar su existencia y alcanzar muchísimos más posibles clientes potenciales.

Partners tecnológicos: una ayudita no está de más

Los partners (socios, compañeros) tecnológicos son empresas especialistas en las nuevas tecnologías que ayudan a su aplicación en otras empresas. Su principal conocimiento se centra en el diseño de páginas web llamativas y acordes con la naturaleza de la empresa y su sector, sin plantillas y de carga fácil. Así como en el uso de estrategias de posicionamiento SEO que permitan a dicha página web filtrarse en los parámetros de Internet hasta llegar a su objetivo: público.

Además de colaborar en la creación de tiendas online estrechamente vinculadas con la tienda física para su gestión simplificada, también configuran campañas de publicidad e inbound marketing. El cual consiste en el diseño de un contenido que aborde las necesidades del cliente, extendido en otras plataformas, para que éste pique el anzuelo y acabe llegando a la página web de la empresa. Una serie de rodeos, aquí llamado embudo, para redirigir al consumidor a través de su experiencia hacia la solución de un problema.

La oferta de una buena gestión de las redes sociales de la empresa, preexistentes o no, también se encuentra entre sus servicios. Y es que estas sencillas plataformas de intercambio de información y contenido son lo más útil como primera toma de contacto con un cliente. Pudiendo compartir imágenes, vídeos, textos e incluso contando con posibilidades de interacción por ambas partes. Añadiendo, claro está, buenas estrategias de marketing y comunicación para una mayor presencia.

 

Junto con la aplicación, la necesidad de aprendizaje

Los partners tecnológicos también ofrecen cursos de formación en distintos campos relativos a la digitalización de una empresa. Para que ésta pueda desenvolverse por sí misma en el complicado mundo virtual, cabe tener en cuenta la posibilidad de acceder a masters y cursos de marketing para empresas, consultorías o cursos de social media. Con el propósito de que cualquier estrategia, sea mediante la publicidad en Internet o el contacto directo en redes sociales, tenga eficacia.

Unido a las redes sociales son dignos de mención los cursos de socialselling para comerciales. Con los que poder formar al equipo comercial y prepararlo para el comercio en redes sociales. Abriendo múltiples canales de venta que reforzarán el negocio y la marca personal alcanzando un público más amplio. Consumidores fidelizados y ávidos de nuevo contenido que, obtenida y asegurada la confianza, irán directos a identificar, valorar y adquirir los productos.

El futuro venidero de las nuevas tecnologías prepara muchas transformaciones, tanto en sí mismas como para con los usuarios y las empresas. Según la compañía de investigación Gartner, en 2022 el 70% de las empresas experimentará con las tecnologías inmersivas de realidad virtual y aumentada. Y el 25% contará con ellas en su producción. Con las nuevas tecnologías todo son posibilidades. Y si hay alguna vacilación en el momento de aplicarlas a la empresa, un buen partner tecnológico puede estar ahí para el empujón que falta.  

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes