Criptomoneda
photo_camera Criptomoneda

Negocio

Ripple, la criptomoneda de la que todo el mundo habla

¿En qué consiste exactamente Ripple?

Conoce todos los detalles sobre la denominada como criptomoneda de los bancos

Probablemente, algunas personas ya hayan oído hablar de Ripple (XRP), un proyecto de software libre que persigue el desarrollo de un sistema de crédito basado en el paradigma de extremo a extremo. Es decir, Ripple es tanto una plataforma de código abierto como una moneda digital, algo que lo diferencia notablemente del famoso Bitcoin.

Al estar basado en un protocolo de código abierto, Ripple puede controlar todas las transacciones comerciales que se llevan a cabo con la moneda digital de forma rápida, segura y económica. Por ello, cada vez son más las entidades bancarias que apuestan por integrar la tecnología Ripple para prestar sus servicios a los clientes. Una criptomoneda que se ha vuelto muy popular en los últimos años, debido en gran parte a que admite varios métodos de intercambio.

De este modo, los clientes de las entidades bancarias con tecnología Ripple pueden utilizar esta moneda digital para comprar o vender monedas Ripple a cambio de divisas como el euro, o para negociar los CDF de Ripple (contrato por diferencia) en plataformas de trading especializadas. Para saber más sobre Ripple, te recomendamos profundizar en este artículo de El País Financiero.

¿En qué consiste exactamente Ripple? 

Ripple (XRP) es una plataforma de código abierto que trabaja en una red propia llamada RippleNet, la cual se constituye de varios proveedores de pagos como bancos y empresas de servicios financieros que utilizan Ripple para dar servicio a sus clientes. La gran ventaja de Ripple es que es tanto una plataforma de intercambio de crédito como una moneda digital, por lo que los usuarios pueden enviar dinero a nivel global de forma fácil y rápida.

Algo que no ocurre con el Bitcoin, y que está provocando que cada vez más usuarios decidan formar parte de servicios financieros que integran la tecnología Ripple. Debido a este hecho, algunos expertos en economía digital denominan a Ripple como "La criptomoneda de los bancos". Sin embargo, no todas las entidades bancarias forman parte de la red RippleNet.

Muchas empresas del mundo bancario todavía siguen utilizando el sistema SWIFT para realizar diferentes tipos de operaciones comerciales, pero lo más probable es que dentro de algunos años este sistema financiero sea finalmente reemplazado por la plataforma de código abierto que representa Ripple (XRP).

¿Qué entidades financieras forman parte de Ripple?

De momento no todas las entidades financieras forman parte de la plataforma Ripple, a pesar de que esta criptomoneda es muy utilizada actualmente para realizar diferentes operaciones comerciales. Según los expertos en economía digital, Ripple es una de las mejores tecnologías de blockchain que existen a la hora de llevar a cabo pagos globales.

Y es que esta plataforma de código abierto permite realizar pagos en cualquier divisa (incluyendo el famoso Bitcoin) con un mínimo cobro de comisión ($0.00001), algo que no es muy frecuente en las operaciones que se efectúan con la mayoría de las criptomonedas. Una de las entidades financieras más conocidas que se ha asociado con la red Ripple es el Banco Santander, que desde hace algunos años utiliza este tipo de tecnología para prestar servicios a sus clientes.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

Pero no es la única entidad bancaria que ha integrado la tecnología Ripple en sus servicios, ya que otras grandes instituciones financieras como American Express, Money Gram, PNC, Instarem, Bee Tech o Interbank también utilizan la plataforma Ripple en la actualidad.

Principales ventajas de utilizar Ripple

Al igual que ocurre con cualquier tipo de inversión, apostar por Ripple tiene ciertos riesgos para los usuarios, sin embargo, esta plataforma de código abierto y criptomoneda aporta más ventajas que desventajas. Ripple no garantiza una inversión 100% segura, pero posee la confianza y el respaldo de diferentes instituciones financieras internacionales, por lo que no es una red de blockchain cualquiera.

Una de las ventajas más destacadas de Ripple es que permite realizar transacciones comerciales rápidas, seguras y económicas, puesto que esta plataforma basada en el paradigma de extremo a extremo ha sido diseñada como un sistema de pagos diarios. Además, en la plataforma Ripple no hay procesos inflacionarios, debido a que las monedas Ripple se extraen desde su inicio y están siempre en circulación.

Y lo mejor de todo, la moneda digital Ripple se puede intercambiar por multitud de divisas del mercado (dólares, euros, libras esterlinas), e incluso también se puede cambiar por objetos de valor como el oro.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes