Prestamos rápidos
photo_cameraPrestamos rápidos

Negocio

Qué son los préstamos rápidos y como obtenerlos sin riesgos

Particularmente en las áreas comerciales y financieras se pueden ocultar potenciales estafas ante los que hay que estar atentos como inversionista

Son muchas las personas que en ocasiones de premura económica o cualquier tipo de emergencia han necesitado acceder a préstamos o créditos rápidos, e internet se ha convertido en una ventana para acceder a estos, debido a ser una tecnología rápida, cómoda de usar e interactiva, gracias a la cual las personas pueden pedir un préstamo y recibirlo en menos de 24 horas.

A pesar de las ventajas otorgadas por la conectividad de Internet, aún puede generar desconfianza en quienes no estén acostumbrados a utilizar este medio para cuestiones económicas, o quienes saben que existen riesgos potenciales para quien navega de manera muy incauta y sin tomar medidas de seguridad por la red.

Particularmente en las áreas comerciales y financieras se pueden ocultar potenciales estafas ante los que hay que estar atentos como inversionista. Los préstamos rápidos por internet no se escapan de esta realidad, siendo un servicio con respecto al que se debe poder tomar una decisión que no perjudique al prestatario. Se debe estar atento de cosas como si la dirección de la página es segura y cuál es la trayectoria de la empresa. Veamos a continuación qué aspectos se deben de tener en cuenta para solicitar un préstamo sin correr riesgos.

Cómo obtener préstamos en línea con plena seguridad

Lo primero es saber qué condiciones se aplican al préstamo concedido, cuáles benefician al cliente, como por ejemplo la tasa de interés, el tiempo y frecuencia de pago, la cantidad de cuotas, los requisitos y compromisos legales en caso de incumplimiento de deuda.

Para que un crédito o préstamo sea seguro y rápido de adquirir, la oferta debe provenir de una compañía legítima y reconocida en el mercado de préstamos crediticios. En ocasiones se puede llegar a ofertas de dudosa credibilidad de parte de empresas con poca trayectoria o fraudulentas. La opinión y valoración de los clientes de la empresa, cuanto tiempo tienen en el negocio, la experiencia e historia deben ser tomadas en cuenta antes de optar por dichos servicios financieros.

Las redes sociales de la compañía deben estar activas, en caso de tenerlas, que es lo más frecuente, y coincidir con los datos de su página web, demostrando que esta sea auténtica y estén relacionadas. Activa las alertas de tu navegador para que te notifique sobre las páginas en las que no confía y su configuración de seguridad, así como debes verificar que la dirección URL esté bien escrita y no tenga ningún error de escritura o algún carácter fuera de lo normal.

En el tipo de estafa de internet conocida como phishing se presentan al usuario mensajes fraudulentos supuestamente provenientes de empresas o servicios reconocidos como Gmail, PayPal, Amazon o entidades gubernamentales o financieras de prestigio, tratándose de imitaciones que buscan robar a los usuarios sus direcciones de correo y credenciales.

En ese sentido, para evitar el phishing, es importante no abrir enlaces desconocidos ni archivos adjuntos enviados por Facebook, servicios de mensajería instantánea o correos electrónicos de manera inusual. Además debe mantenerse actualizado la versión del navegador de internet y el antivirus local de la computadora

La mayor parte de los préstamos rápidos online solicitan tener la mayoría de edad, poseer cuenta bancaria en el país de residencia además de un ingreso estable comprobable.

Antes de solicitar un  préstamo rápido a cualquier compañía, debes meditar cuánto necesitas, cuál es el alcance de tu préstamo. No querrás pedir más de lo que puedas hacerte responsable. Establece cuáles son tus metas a lograr y cómo invertirás ese dinero, para así evitar fallar a tus compromisos como prestatario.

Alternativas a la morosidad

Aunque lo ideal es no tener deudas, en ocasiones estas pueden absorbernos e incluirnos en la lista Asnef, una de las más utilizadas por las casas de préstamo, bancos y entidades al momento de dar otorgar un crédito, y donde se consulta si el cliente solicitante se mantiene al día con sus compromisos. En dicho caso, también existen empresas que conceden préstamos bajo ciertas condiciones.

De igual manera el prestatario necesita certificar sus ingresos personales, sea el caso que provenga de una nómina, pensión o subsidio o una beca de estudio; pero estas agencias pueden realizar préstamos rápidos, urgentes una vez el proceso de aplicación se cumpla.

Es importante destacar que mientras se quiera un préstamo más grande o con un periodo más largo de pago, las compañías pueden solicitar el empeño de bienes de valor como forma de garantía, acorde al valor del préstamo. El objeto empeñado como garantía no queda en poder de la casa de cambio, sino del solicitante, y el bien puede seguir siendo utilizado por su dueño mientras no venza o incumpla el contrato.

De igual manera, se debe indicar en qué se pretende invertir el dinero en cuestión, lo que ayuda a establecer confianza y darle la seguridad de cumplimiento a la empresa. Entre las razones más frecuentes para pedir un préstamo pueden encontrarse urgencias de salud, remodelación del hogar, financiar estudios o la compra de un vehículo.

Entre las ventajas de acceder a préstamos con Asnef se puede establecer que estos se entregan con poco papeleo, de forma rápida y directa hacia las cuentas bancarias.

Como contraparte, algunas de las desventajas se encuentran en que las tasas de interés suelen ser elevadas, así como el costo de las comisiones operativas. Además, llegar al extremo de empeñar la titularidad de un inmueble o un vehículo puede ser peligroso, aunque esta permita obtener créditos de su mismo valor.

En el caso de aquellas personas dentro del listado Asnef, los préstamos varían desde 50 euros a 1000 euros, y su plazo máximo para ser pagados son de 30 días a partir de la concesión del préstamo. Entre los requisitos exigidos están tener mayoría de edad, residir en España y justificar los ingresos y las finanzas del solicitante. Además, se debe estar muy atento al TAE (Tasa Anual Equivalente), que es el monto que reúne los costos del préstamo, las comisiones, la tasa de interés y gastos incurridos en la concesión de este crédito.

Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?