Neegocio.
photo_camera Neegocio.

Negocio

¿Cómo financiar una startup en España?

Financiar una startup es una decisión que toman cada vez más inversores públicos y privados

Financiar una startup es una decisión que toman cada vez más inversores públicos y privados que confían en el proyecto del emprendedor. Por otro lado, el emprendedor, a la hora de montar su propia empresa, negocio o startup han de saber a qué financiación recurrir. De hecho, se trata de una duda bastante habitual entre los emprendedores.

En este sentido, los préstamos enisa son una buena forma de lanzar al éxito una startup. Lo mismo ocurre con los préstamos icf o con el programa neotec. Para despejar las dudas sobre los diferentes métodos de financiación, lo mejor es contar con abogados expertos en cuestiones relativas a emprendedores, startups, empresas y pymes y especializados en su asesoramiento legal, financiero y legal, tal es el caso de delvy.

¿Qué es una startup?

La startup es una empresa de creación reciente con un importante potencial de crecimiento que, además, utilizan de forma sistemática diferentes tecnologías para llevar a cabo su actividad. Así pues, este tipo de empresas tienen unas características principales. Son las siguientes:

  • Uso de tecnología como base para la realización de su actividad.
  • Modelo de negocio innovador.
  • Comienzan operando con los menores costes posibles, muy por debajo de las empresas convencionales.
  • Importante potencial de crecimiento, debido a que operan y participan en los mercados globales.
  • No tienen una estructura jerarquizada, sino en horizontal.
  • Utilizan Internet como el canal principal de comunicación, realizando una importante inversión en estrategias de marketing digital y de publicidad.

Diferentes métodos de financiación de startups

La creación de una startup está sujeta a los mismos requisitos legales y formales que exige la constitución de cualquier otro tipo de sociedad mercantil. No obstante, si en algo se diferencian de las empresas y sociedades tradicionales, es en la búsqueda de financiación. Así pues, las startups podrán conseguir financiación para desarrollar su actividad profesional a través de los siguientes medios.

Préstamos ENISA para emprendedores

Estos préstamos, especialmente pensados para emprendedores, son una buena forma de financiar una startup, sobre todo en el inicio de la empresa. De hecho, las líneas ENISA son una de las fuentes de financiación más habituales.

La cuantía de estos préstamos dependerá del tipo de línea que se solicite:

  • Línea de Jóvenes Emprendedores: estas líneas ENISA están pensadas para etapas muy iniciales de la startup y tienen una cuantía de hasta 75 000 euros.
  • Línea ENISA Emprendedores: tiene una cuantía de hasta 300 000 euros.
  • Línea ENISA Crecimiento: tiene una cuantía de hasta 1 500 000 euros.

Préstamos ICF Catalunya

Estos préstamos están pensados para empresas que desarrollan un proyecto de inversión circulante o cuya sede operativa se encuentra en Cataluña. Así pues, a través de los préstamos ICF las startups conseguirán financiación dentro de la propia Comunidad Autónoma, el cual puede provenir de un préstamo propiamente dicho, de un aval o de inversión en capital riesgo, dependiendo de las características de la startup en cuestión.

Programa de ayudas Neotec

A través del programa de ayudas Neotec, se busca financiar a pymes y startups que tengan como objetivo la implementación de mejoras tecnológicas o el desarrollo de los conocimientos a base de investigación. Así pues, a esta línea de financiación solo podrán acceder aquellas pequeñas y medianas empresas que desarrollen un negocio basado en el desarrollo industrial y tecnológico.

Sin duda, hay muchas líneas y medios de financiación para startups. No obstante, para conocer todos sus entresijos, lo mejor es consultar las dudas con expertos en la materia, como es el caso del despacho de abogados Delvy.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes