Trabajar haciendo encuestas remuneradas desde España
photo_camera Trabajar haciendo encuestas remuneradas desde España

Negocio

Trabajar haciendo encuestas remuneradas desde España

En qué consisten las encuestas online pagadas

Internet nos propone interesantes fórmulas para sacar algo de dinero  desde la comodidad de nuestra casa. Trabajar haciendo encuestas remuneradas es una de ellas.

¿Pero en qué consisten las encuestas online pagadas?

Las marcas invierten mucho dinero en estrategias de marketing, y uno de sus objetivos es conocer la opinión que tienen los clientes sobre sus productos/servicios. Una forma de saberlo es a través de las encuestas remuneradas.

Las marcas quieren obtener respuestas claras y detalladas, y por eso recompensan con dinero a los usuarios que se prestan a rellenar cuestionarios. Las encuestas remuneradas son una manera muy interesante de saber lo que piensa el consumidor sobre los problemas que tienen los nuevos productos, para saber cómo solucionarlos.

El vídeo del día

Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

Si quieres trabajar haciendo encuestas, sigue leyendo:

Ventajas de trabajar contestando encuestas pagadas

Son fáciles: No hace falta ninguna habilidad especial, las podemos hacer desde casa sin tener que desplazarnos a ninguna parte. En España, tendremos que haber cumplido los 16 años para hacerlas (con permiso parental, lo 18 años).

Podemos hacerlas desde cualquier parte: para poder trabajar realizando encuestas lo único que nos hará falta es contar con un ordenador, teléfono o tablet y con una conexión a Internet. Aunque se recomienda estar la mayoría del tiempo en un país.

Puedes influir en el desarrollo de productos: Las empresas actuales, con el objetivo de perfilar sus productos y servicios, se encargan de investigar el mercado, seleccionando el perfil más adecuado para contestar a sus encuestas. Estos encuestados recibirán una interesante remuneración a cambio de su opinión. Por ejemplo, puedes dar tu opinión sobre discos duros externos, divirtiéndote a la vez que lo haces, y con la garantía de que estás ayudando a crear un mejor producto/servicio.

Diferentes formas de pago: El dinero que ganarás lo puedes canjear de distintas maneras. En España las formas más comunes de solicitar los pagos son por PayPal, por vales regalo para tiendas, premios y por transferencia bancaria.

¿Cómo trabajar online con encuestas remuneradas?

Si ya te has decidido a trabajar haciendo encuestas, estos son los pasos que debes seguir.

Busca una empresa de confianza

Lo primero que debes hacer es investigar el mercado para encontrar una empresa de encuestas de confianza: debe ofrecerte un interesante número de encuestas continuado, además de asegurarte los pagos.

Puedes analizar las opiniones para ver si es de confianza.

Registro

Si ya has encontrado una buena empresa, empieza con el registro. Este proceso es muy rápido, y es que tan solo tendrás que introducir algunos datos personales sencillos. Lo más habitual es que inicies sesión utilizando tu dirección de correo electrónico y una clave asociada.

Verifica la cuenta (recibirás un e-mail con un link que tendrás que pulsar) y ya estarás registrado.

Rellena tu perfil

Trabajar contestando encuestas pagadas es algo muy serio que requiere de mantener un buen perfil. Como ya hemos comentado, las marcas buscan perfiles determinados y tendrán que evaluar el tuyo para ver si cumples los requisitos.

Por ejemplo, una empresa que quiere vender vino tan solo buscará a personas que beban de vez en cuando. Si no consumimos alcohol, lo más probable es que nuestro perfil sea descartado desde el primer minuto.

Dedica el tiempo que necesites para completar tu perfil: agrega la información personal que te pida el sistema, rellena tus gustos, pretensiones, objetivos, etc.

Hay quien miente con el objetivo de cubrir un perfil más llamativo. Si te decides por este camino, es importante ser coherente. Siguiendo el ejemplo anterior, si mientes en la encuesta de los vinos y dices que bebes, debes conocer algunas marcas de vinos, entre otros detalles.

Empieza a contestar encuestas

Cuando hayas rellenado el perfil, el sistema lo valorará y empezarás a recibir encuestas. Tómate tu tiempo y responde sinceramente, ya que así será más probable recibir más encuestas de manera continua.

Las encuestas más largas suelen ser las que mejor pagadas están, pero también es más complicado terminarlas (puede que haya algún criterio que no cumplamos). Las más cortas pagan menos, pero son más fáciles de completar.

Vas a recibir todo tipo de encuestas, sobre todo aquellas relacionadas con tus hábitos y gustos. Por ejemplo, si has indicado en el perfil que tienes una consola, es posible que te pregunten sobre tu nivel de satisfacción, sobre juegos, sobre las próximas compras que estés pensando hacer, etc.

También recibirás encuestas generales de marcas conocidas, como Coca Cola.

Algunos trucos para recibir más encuestas

¿No recibes tantas encuestas como te gustaría? Si realmente quieres ganar dinero con encuestas remuneradas, estos trucos te van a resultar muy útiles:

A más páginas de encuestas, mejor: Siempre y cuando sean plataformas de fiar, vale la pena meterse en la máxima cantidad de páginas de encuestas. Así podrás recibir más encuestas al día y, por ende, más dinero.

Comprueba tu e-mail: En cualquier momento podrías recibir una encuesta, por lo que debes revisar tu correo continuamente. Revisa la carpeta de SPAM, por si acaso.

Cobra el dinero cuanto antes: No esperes a acumular una gran cantidad de dinero para sacarlo -> Hazlo cuando llegues al mínimo. Nunca se sabe cuando una página va a cerrar. Si esto pasa, raro sería que consiguieses recuperar el dinero.

Utiliza el sentido común: Muchas de las preguntas que te van a hacer están relacionadas con comprobar si das o no el perfil para completar la encuesta. Si somos un poco pillos, podemos dar algunas contestaciones que nos permitirán acabarlas: por ejemplo, no digas que ni tu ni nadie de tu familia trabaja en el sector del marketing. Tampoco digas que has hecho ninguna otra encuesta recientemente.

No discrimines ninguna encuesta: Ya sabemos que algunas son muy pesadas y que otras pagan tan poco que parecen no merecer la pena. Al hablar de trabajar haciendo encuestas vale cualquier céntimo, por lo que no menosprecies nada.

¿Cómo distinguir las estafas de las mejores páginas de encuestas?

En Internet podemos encontrar todo tipo de fraude, por lo que debe perseverar tu sentido común: si algo es demasiado bueno para ser cierto, probablemente es porque no lo sea.

-Recuerda que nunca vas a tener que pagar por encuestas remuneradas. Huye de aquellas en las que te pidan algún tipo de pago.

-Debes ser realista: Nadie te va a pagar 100€ por tu opinión, o por tan solo crear un perfil. Una encuesta por norma general te pagará hasta 5 euros.

-Los buscadores pueden ser el recurso perfecto para saber si una página es o no una estafa. Una simple búsqueda puede ayudarte a conocer opiniones de usuarios que ya han sido estafados.

Ahora que ya sabes a qué sitios no debes acercarte, descubre el listado completo de las mejores páginas de encuestas remuneradas para españoles. Todas ellas son páginas fiables que han sido probadas en primera persona y llevan pagando desde sus inicios.

Si eres de América Latina o de Estados Unidos, puedes estar un vistazo a esta página, ya que te ayudará a saber más sobre trabajar online con encuestas.

¿Se pueden considerar un trabajo?

Aunque pueden salir muy rentables, no se pueden considerar un trabajo porque:

-No tendrás un contrato laboral.

-No tendrás vacaciones.

-No vas a tener un horario.

-No es obligatorio. Tan solo harás encuestas si te apetece y tienes tiempo libre.

Trabajar haciendo encuestas en España es un extra para sacarnos mes a mes. Si le pones ganas, eres constante y le echas horas, te podrías sacar una cantidad de ganancias de hasta 300€ al mes. Eso sí, no vas a conseguir esta cantidad de la noche a la mañana.

Tu opinión tiene precio en Internet: Busca una buena página de encuestas y verás como te sacas un dinerillo importante.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable