Opinan los socios de ECD

Las compañías de asistencia sanitaria en España (1/2)

Las compañías deberán hacer grandes inversiones para no competir con la sanidad pública sino complementarla

Asistencia sanitaria. Fuente | Ideal.
photo_camera Asistencia sanitaria. Fuente | Laboral Social.

En varias ocasiones, me he referido al funcionamiento del sistema sanitario, tanto público como privado en España: uno y otro han jugado un papel muy importante en el desarrollo económico de nuestro país. Tengo la opinión, que ocupan un lugar destacado entre los países con mejor sanidad del mundo: ambos sistemas se complementan: el sistema público aportando médicos altamente cualificados a la privada; sin ellos esta no estaría en disposición de  ofrecer una medicina de calidad y excelencia. En un próximo artículo me referiré a la Sanidad Militar; y el papel que ocupa en el entramado del Sistema Sanitario Español.

Dentro de la sanidad privada se encuentran las compañías de asistencia sanitaria; que ofrecen cobertura a más de once millones de personas. En España existen diecinueve compañías, de las cuales nueve se encuentran en la Comunidad de Madrid. Las diecinueve compañías dan empleo a 18.000 trabajadores, facturaron (año 2022) 7.935 millones de euros, con unos resultados antes de impuestos de 2.000 millones: tomando como referencia las cifras de facturación, ADESLAS ocupa la posición de liderazgo en este sector al obtener una cifra de 2.741millones de euros. A continuación figuran SANITAS (1.527 millones) , ASISA (1.321), MAPFRE y DKV les siguen en importancia; la facturación del resto de compañías desciende por debajo de los 300 millones de euros.

Estas cifras nos dan una referencia de la importancia de la asistencia sanitaria privada en nuestro país; que como dije anteriormente atiende una cifra millonaria de asegurados y que complementan a la sanidad pública en descargarla tanto en lo referente a pruebas complementarias, urgencias hospitalarias, intervenciones quirúrgicas y consultas médicas. Sin el concurso de las sociedades de asistencia sanitaria, los hospitales privados no podrían ofrecer servicios médicos cada vez mejores en calidad y excelencia. QUIRÓN–SALUD, VITHAS, H M-HOSPITALES Y RIBERA–HOSPITALES, ocupan los primeros lugares del ranking de la red hospitalaria privada; tanto en medios técnicos como en personal médico y de enfermería altamente cualificado, procedente en su gran mayoría de la sanidad pública .

Todo lo dicho anteriormente es clave para que las compañías continúen creciendo y puedan seguir ofreciendo los mejores servicios médicos; pero también han de ser gestionadas con perspectiva de futuro; conteniendo la siniestralidad, que es el problema nuclear de estas empresas. Deben optimizar los recursos de que disponen, creciendo en la captación de familias jóvenes: haciendo un esfuerzo en gestionar bien el cuadro médico, pagando unos honorarios adecuados; involucrando a los médicos en estos menesteres: sobre todo a los médicos de familia, que son la piedra angular de una buena gestión y que además tratan el 80% de las patologías masfrecuentes; de esta manera se ahorra dinero y se controla la siniestralidad. Haciendo una buena gestión de los hospitales propios y de los concertados, en lo referente a intervenciones quirúrgicas, estancias hospitalarias, pruebas complementarias (muchas veces no necesarias), cada vez mas sofisticadas y que conllevan altos costos.

Otro problema importante que tienen estas sociedades de cara a un desarrollo del sector a medio y largo plazo, son las cuotas que pagan los asegurados: estas no pueden subir demasiado por lo que las compañías han de aplicar copagos, dependiendo del tipo de prestación consulta médica especializada, prueba complementaria, u otros menesteres. Estos copagos cada vez son mayores, lo que de alguna forma retrae a los asegurados a la hora de hacerse pruebas no necesarias y que contribuye  a un ahorro para la compañía. Otra modalidad que ofrecen estas sociedades médicas es la póliza de “rembolso; que tienen un alto costo tanto para la compañía como para el asegurado, que han de abonar al médico o la prueba complementaria correspondiente antes de recibir la prestación;  posteriormente la compañía reembolsa al asegurado entre un 80% a un 90%. En algunas ocasiones la sociedad médica puede adelantar parte del importe de la prueba, sobre todo si es quirúrgica, o tiene un alto costo para el paciente (tratamientos oncológicos por ejemplo aunque la mayoría de las compañías no pagan la totalidad del tratamiento): este tipo de modalidad de rembolso tiene un precio superior a la póliza normal o perteneciente a un colectivo, por lo que esta indicado a personas con alto poder adquisitivo.

En un próximo futuro, las compañías deberán hacer importantes inversiones, tanto en centros y hospitales propios como concertados, si quiere (no competir) sino complementar a la sanidad pública como lo esta haciendo.

Para concluir: el modelo de las sociedades médicas de asistencia sanitaria privada que tenemos en nuestro país, creo que es eficiente; tanto por la cualificación de sus facultativos, como por los buenos servicios médicos que ofrece a los asegurados. Pero debido en gran medida a los altos costos que tiene la sanidad, las compañías deberán adecuarse a esta situación; lo que como he dicho anteriormente requiere hacer grandes inversiones, por lo que no puede competir con la sanidad pública, no se trata de eso, pero si puede complementarla.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes