Opinan los socios de ECD

Esto se tambalea

El Rey Felipe VI ofrece su tradicional discurso de Nochebuena desde el Palacio de la Zarzuela, a 24 de diciembre de 2021, en Madrid (España).
photo_camera El Rey Felipe VI ofrece su tradicional discurso de Nochebuena desde el Palacio de la Zarzuela, a 24 de diciembre de 2021, en Madrid (España).

Visualicé el discurso de Navidad de Su Majestad el Rey en el que resultaba patente la elaboración por el Gobierno que padecemos, alocución muy esperada pero en la que los problemas más graves que nos afligen y azotan aparecían como asuntos del pasado o de solución inminente, en definitiva, un discurso en boca de Felipe VI que bien podría haber pronunciado el sátrapa de la Moncloa.

Soy consciente es fácil criticar las acciones de los demás, más tratándose del Jefe del Estado ante expectativas que rompen con nuestros deseos de una mayor contundencia ante determinados acontecimientos que, en mi opinión, hubieran requerido otro tipo de discurso muy diferente por las acciones y en casos omisiones gubernamentales muy graves que muchos ciudadanos percibimos y no compartimos.

Discurso “REAL” cuya autoría real corresponde a personajes cuyas decisiones afectan a nuestras vidas, cuestión esta muy importante y que podría llevar a la conclusión, naturalmente equivocada podría obedecer a dejación de su obligación del Rey de liderar nuestra Nación y que algunos podrían percibir como "cambalache".

He escuchado igualmente a muy concretos individuos hablar en términos de desprecio de la Constitución que nos dimos los españoles y que todos deberíamos cuanto menos conocer y consecuentemente respetar, y también en similares términos de la Monarquía y del REY su cabeza visible que encarna la representación de nuestro sistema político y de convivencia democrática que, ciertamente y como toda obra humana, con el devenir de los años tendrá posibilidades de mejora.

Hablo de individuos que plantean, incluso desde posiciones gubernamentales  y con absoluta falta de respeto la inutilidad de la Monarquía y por tanto de quién la encabeza, excrecencias o mejor deshechos de tienta por una forma de vida burguesa en contraste con sus predicamentos e indigencia intelectual, política y moral con resultado de las boñigas de sus miserables deposiciones, las cuales elicitan en mí una mezcla de sentimientos comprendidos entre el asco y el desprecio

Creo imposible, salvo que este tipo de declaraciones salgan de sujetos ahítos de un especial odio que solo puede proceder del que sienten por sí mismos y solo entendible por circunstancias personales y heridas "de todo tipo" sin cerrar por las que sangran y personalmente les afectan, por lo que solo queda la alternativa lo realizan cumpliendo órdenes superiores de gentuza cuya intención es la destrucción de nuestro Sistema.

La pregunta a hacerse es si somos conscientes que "esto se tambalea" al estar nuestra Nación dirigida por gentes cuya aspiración política, si alguna vez la tuvieron, no iría más allá de la concejalía de fiestas en una pequeña aldea, y fuera de la política en trabajos modestos cuyas retribuciones y responsabilidades transcurrieron en el pasado por la muy valorada en la actualidad profesión de activistas. 

Es por ello que también me pregunto la razón no produzca terror el presente y el futuro de nuestros hijos ante la sola mención de semejantes "padres de la Patria" o dirigentes políticos inmersos en partidos o bandas de ideología golpista, separatista, antisistema y terrorista, nombres propios de una larguísima lista que solo como ejemplo podrían encabezar sujetos de la catadura de Iglesias, Cañamero, Echenique, Rufián, Errejón, etc., etc. y de un Gobierno al que sostienen presidido por un individuo que se ha significado, “entre otras múltiples cualidades” por ser refractario a la verdad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?