Opinan los socios de ECD

El giro latinoamericano a la izquierda : un examen por aprobar

¿Cómo apoyarán estos gobiernos “progresistas”  la promoción de la participación ciudadana?

Banderas de países.
photo_camera Banderas de países.

La nueva ola izquierdista actual invadió la región recientemente en América Latina.  Mirando sobre el mapa político de América Latina quedan exentos del color rojo solo los países Paraguay, Uruguay, Ecuador, Guatemala y El Salvador.

Los nuevos izquierdistas ya son una izquierda diferente, criticando a la izquierda tradicional, confiando y discursivamante diferenciándose de la izquierda anterior sobre todo en los términos de la retórica de los derechos humanos y la de la protección de la naturaleza, entre otros temas.

Los pueblos de América Latina tienen la esperanza de que los gobiernos de izquierda que han elegido promuevan cambios para mejorar la estructura de la economía y las condiciones de vida social de los más vulnerables (lejos de las  “ tarjetas de consumo”) creando y promoviendo una mejor participación ciudadana,  y a lo mejor también alejándose de los típicos discursos conocidos tipo de “Enlaces Ciudadanos” de Rafael Correa en Ecuador, “Aló Presidente” de Hugo Chávez en Venezuela y las “Mañaneras” de Andrés Manuel López Obrador en México. ¿Cómo apoyarán estos gobiernos “progresistas”  la promoción de la participación ciudadana? ¿Tienen algún plan diferente aparte de la reinvindicación del Estado en término de ejercicio de la política como permanente contradicción entre los polos antagónicos y centralidad de la figura del líder como lo conocemos de la antigua izquierda? 

¿Será la vía enfrentando juntos los esfuerzos hegemónicos de los Estados Unidos? La segunda marea rosa significa una nueva oportunidad pero ya se sabe que los EE. UU. ahora tienen otros retos, sobre todo Ucrania, además queda muy muy poco para las elecciones de medio término.

Está claro que habrá que buscar un modelo innovador esforzando el rol de las instituciones además hay que tener en cuenta que la importancia del tema energético varía y se aprecia cierta volatilidad teniendo en cuenta las restricciones y sanciones a la energía. La primera izquierda pudo  enfatizar sus programas sociales y luchar exitosamente contra la pobreza gracias a la culminación de los precios de las materias primas en los mercados mundiales. Esta vez, con la segunda ola, hay que escoger muy bien los socios estratégicos. Por ejemplo el crecimiento económico de China y su demanda de las materias primas hasta ahora podrían proporcionar una condición previa a la cooperación económica más profunda entre China y los países de AL. Pero hay que ver que incluso China tiene muchos desafíos como otros países, entre ellos una gran inflación y caída del yen,  que por lo tanto significa un mayor incertidumbre para los exportadores para la próxima temporada. Por otra parte, ahora con las restricciones de energía a Rusia hasta el presidente Biden busca aliarse con Venezuela.

De todas formas la nueva ola va a tener una oportunidad única de fortalecer su voz política multilateral y presentar y poner en realidad sus alternativas dentro del marco de la crisis del mundo atlántico.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes