Opinan los socios de ECD

La Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia

El 28 de julio de 2021 marchó al Cielo la Madre Trinidad Sánchez Moreno, Fundadora de “La Obra de la Iglesia”. Ahora que han terminado las restricciones de aforo en los templos, se celebran Eucaristías por su alma en distintas ciudades, presididas por el Arzobispo u Obispo de la diócesis. En Valladolid, la presidió el Cardenal-Arzobispo don Ricardo Blázquez, en la Basílica de la Gran Promesa, acompañado del Sr. Canciller, del Rector de la Basílica-Santuario y de bastantes sacerdotes. El templo se llenó con los muchos hijos espirituales de la Madre Trinidad y algunos simpatizantes.Don Ricardo tuvo palabras de enaltecimiento de la gran figura religiosa de la Madre Trinidad de la Santa Iglesia. ¿Por qué el Sr. Cardenal presidió la Eucaristía? 

La Madre Trinidad fue una gran mística de nuestro tiempo, que puede contarse entre los más renombrados de nuestra tierra (Santa Teresa, San Juan de la Cruz, San Ignacio de Loyola…). En sus largas horas de Sagrario en su parroquia de su pueblo natal, Dos Hermanas ( Sevilla), Dios invadió su alma y le mostró su Esencia, Una y Trinitaria, y pudo contemplar la Belleza “tan antigua y siempre nueva” que decía San Agustín una vez convertido. Más tarde, en 1959, recibió, de Dios, este encargo: “¡Hazme La Obra de la Iglesia!”. No pudo entenderlo. “Con todo lo que te he dado, ¡ya sabes lo que tienes que hacer…!” – le insistió el Señor. Y se lanzó a la fundación de un movimiento apostólico que abarca todos los estados de vida (hasta tiene algún obispo). 

Acudí a la Eucaristía por su alma. No fui para orar por ella, pero sí me encomendé mucho a ella. Yo no la había olvidado desde que la vi en Madrid hace mucho (me habían hablado de esta mujer santa, y oí comentar, en un viaje en tren, que habían empezado unas “Jornadas de Iglesia”; no lo dudé y me fui derecha). Me pasaron a una salita y la Madre Trinidad me aseguró que me conocía. ¡Inolvidable! Me dejó estupefacta, pues nunca antes, yo la había visto. Con su gracia andaluza, hablaba de Dios, y con tal fuerza que parecía que había vivido en el Cielo. De otro modo, nadie acertaría a expresar el misterio divino con tanta claridad. ¡Qué ímpetu, fuerte vivencia y gozo desprenden las palabras de esta mujer sin estudios! ¡Gran teóloga, sin haber leído libros! Ella, que sólo pudo estar de oyente en la escuela (tuvo un accidente en la vista mientras jugaba de niña), ha dejado decenas de libros. Pues sí, la Madre Trinidad fue invadida por el misterio de Dios Trino en uno de sus largos momentos junto al Sagrario de la iglesia de su pueblo. Tenía, entonces, diecisiete años, y respondió al Señor: “¡Seré tuya, totalmente tuya y para siempre!”

No fue broma: así vivió hasta que su alma voló al Cielo el 28 de julio del año en curso, con 92 años. Había dicho: “Mi vida es cantar hasta morir y morir cantando la riqueza, la grandeza, la perfección de la Iglesia”. Su alma penetró en la hermosura de la Iglesia Católica, Esposa de Cristo, y la hacía sufrir la suciedad en el rostro, causada por los hijos pecadores. Es cierto, la Iglesia es preciosa, con un atractivo enorme, que cautiva a quienes se le acercan, con rectitud en su interés, a conocerla. La fuerza de la VERDAD, que la Iglesia contiene y expresa, es ingente y, por eso, estorba y quieren derribarla - no lo conseguirán-; se exagera el número de sacerdotes y religiosos abusadores computados desde setenta años atrás sin que importe la carencia de documentación suficiente, y lo presentan como reciente. La Iglesia es la única institución cuya luz hace aflorar la fealdad de la barbarie instalada hoy en gobernantes (y gobernados) que olvidan la dignidad del hombre.

Sugestivos estos versos de la Madre Trinidad: “…Si te viera otra vez,/ recobrando de nuevofortaleza que impregne mi vida/ para estar en destierro/ (…) ¡Un instante, Señor, pues, sin Ti, nada puedo…!/ Yo no busco vivir, ¡sólo quiero mirarte sin velos/ en la luz de tu gloria, o en la densa tiniebla/ que envuelve este suelo! (…)”. 20-3-1975

 

500 personas evacuadas por el avance de la lava en La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?