Otros

Alquilar un piso en Madrid: ¿Cuáles son las obligaciones del propietario y del arrendatario?

¿Cuáles son los derechos y obligaciones de uso de la persona que se establece en el piso?

Llaves.
photo_camera Llaves.

Un contrato de alquiler. Allí, las dos partes involucradas, arrendador y arrendatario, se someten a una serie de responsabilidades y obtienen unos beneficios.

El Pilar es una de las zonas más pobladas de Madrid, y probablemente uno de los mejores para vivir. Algunos propietarios buscan obtener un beneficio económico de un piso que se encuentra allí, a través de un alquiler. Para ello, se suelen poner en contacto con una Inmobiliaria en Barrio del Pilar.

De todas formas, conviene conocer cuáles son las bases de este proceso conocido como arrendamiento. ¿Cuál es el rol del propietario? ¿Cuáles son los derechos y obligaciones de uso de la persona que se establece en el piso?

Arrendador: quién es y sus obligaciones

Se trata de la persona de carácter natural o jurídico que ofrece un inmueble para que otra persona haga uso temporal de él a cambio de un pago. Esta operación es la que se conoce como arriendo.

El arrendador debe establecer las condiciones del arriendo de su propiedad. Esto implica dedicaciones y buenas decisiones, tanto para las condiciones establecidas en el contrato como para la elección del arrendatario.

En este sentido, WeGet Inmobiliaria ofrece un servicio para encontrar un inquilino ideal, con seguridad, rapidez y de forma gratuita. También ayuda en la redacción del contrato para que lo firmen ambas partes cuando estén satisfechas con las condiciones.

Las responsabilidades

En general, la obligación del propietario es ceder al inquilino el objeto de arriendo para que haga el uso y el aprovechamiento durante todo el tiempo previamente acordado en el contrato. Más en detalles se puede especificar en:

  • Entregar la vivienda al inquilino de acuerdo a lo establecido en el contrato de arrendamiento previamente firmado.
  • Realizar las reparaciones correspondientes y mantener la vivienda en condiciones seguras y limpias luego de recibir el aviso por parte del arrendatario.
  • Mantener en buen funcionamiento de todos los servicios y los artefactos que hayan sido proporcionados por él mismo.
  • Proporcionar todos los servicios prioritarios como agua y electricidad. También debe incluir la calefacción, electrodomésticos imprescindibles, muebles de uso básico y cualquier otra necesidad para estar en el inmueble.

El derecho principal del arrendador

En vista de que el propietario está cediendo un inmueble a cambio de un pago, tiene el derecho de exigirlo de manera periódica, en función de lo establecido en el contrato. El pago de los inmuebles se hace mensualmente en líneas generales, aunque también se puede dictaminar otra forma diferente de pago.

Existen casos en los que se realiza un único pago por el derecho de utilizar la vivienda por un tiempo determinado. Las condiciones de uso y la devolución de arriendo se deben aclarar y reflejar en el contrato.

 

Las condiciones de pago están fijadas a la aceptación del inquilino para hacer la firma del contrato. Por tanto, debe firmarse por ambas partes. En este sentido, es similar al proceso de firma a la hora de vender casa en El Pilar u otro barrio, ya que el procedimiento no avanza sin la autorización de las dos partes.

Arrendatario: quién es y sus obligaciones

Se trata de la persona que hace uso y disfrute de una vivienda por un período predeterminado a cambio de un pago periódico, y cuyas condiciones se establecen en su contrato.

Todo lo que suceda dentro de la vivienda arrendada es responsabilidad del inquilino. Su obligación general es no perjudicar el inmueble, aunque el propietario debe hacerse cargo de las reparaciones necesarias cuando surjan.

Las responsabilidades

  • Debe cumplir con todas las obligaciones establecidas en el contrato, así como también realizar el pago del alquiler en las fechas acordadas.
  • Conservar el inmueble en condiciones limpias y seguras. Al término del contrato, debe desocuparlo y dejarlo en las mismas condiciones en las que lo recibió al iniciar el arrendamiento.
  • No puede modificar, remover, deteriorar o destruir ninguna parte de la vivienda, aparte de que es responsable de que ninguna otra persona lo haga.
  • Tiene que mantener un comportamiento que no ocasione disturbios que interrumpan a sus vecinos.
  • No puede impedir el acceso a la vivienda al arrendador para realizar las inspecciones necesarias, aunque esto es algo que se debería hacer con previo acuerdo para no generar roces.

Para que todas estas responsabilidades tengan sentido, el arrendador debe conocer las condiciones relacionadas con el uso y disfrute del sitio, las cuales se establecen en el contrato. En el caso del mal uso, los gastos suelen ser responsabilidad del arrendatario, aunque también el propietario debería cubrir los gastos por desgaste.

El inquilino debe efectuar los pagos de manera puntual para mantener el derecho de utilizar la vivienda. En el caso de no cumplir, se arriesga a que el propietario ponga fin al contrato.

Contar con la ayuda de una inmobiliaria facilita todo el proceso para que el futuro inquilino encuentre un hogar en que estar cómodo y que el propietario sienta seguridad en el proceso.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable