Otros

‘Carletto’ Ancelotti, el mesurado hacedor de campeones

Es destacable la forma en que el Real Madrid puede pasar, en un mismo encuentro, casi perfectamente, entre un juego de contragolpe neto a uno de posesión

Real Madrid.
photo_camera Real Madrid.

Las imágenes de los festejos por la obtención del 35° título de La Liga española por parte del Real Madrid, cumpliendo con los pronósticos de https://www.telecomasia.net/es/, demostraron una unión poco habitual entre un plantel plagado de estrellas y su entrenador, el veterano de mil batallas, Carlo Ancelotti. Para sus jugadores, Don Carletto es una figura cuasi-paterna, un mentor, y un líder natural y positivo, que logra generar habitualmente un ambiente propicio para que sus atletas puedan desplegar sus dotes sobre el campo. 

Flexibilidad táctica al servicio de las cualidades de los jugadores

Nacido en Reggiolo, en la pintoresca región de Emilia-Romaña en el norte italiano, el 10 de junio de 1959, Ancelotti mostró desde joven, como futbolista, dotes de madurez, calma y compostura que lo llevaron a ser un centrocampista de clase mundial. Estas cualidades fueron las que luego trasladó a su carrera como entrenador. Prácticamente nunca se lo vio nervioso en el campo de juego ni en el banquillo, sin importar la situación. Forzado al retiro a la joven edad de 33 años, plagado por lesiones en una era que no era benévola para los jugadores creativos sobre el césped, Ancelotti nunca dejó de sentirse cercano a los futbolistas, quienes lo vieron habitualmente como uno más de sus pares.

Durante su carrera como entrenador, que se ha extendido a lo largo de cuatro décadas, Ancelotti ha tenido una notable evolución en su aproximación táctica al juego, e incluso, en su reputación como director técnico. En sus inicios como técnico del Parma, Ancelotti se ganó cierta notoriedad por ser intransigente en el uso de su formación predilecta, un sistema de 4-4-2 con pressing intenso, derivado de la escuela de Arrigo Sacchi. Su rígida postura resultó en la salida de algunas estrellas del club que no pudieron acomodarse al sistema, como el delantero búlgaro Hristo Stoichov, y el talentoso volante italianos Gianfranco Zola.

Sin embargo, Ancelotti tuvo la virtud de saber adaptarse al talento que tenía a su disposición, y cuando se unió como entrenador de Juventus en 1997, modificó su sistema con el único objetivo de permitir mayor libertad a Zinedine Zidane para moverse detrás de los delanteros.

A partir de esta experiencia, ‘Carletto’ demostró una admirable propensión a ser abierto en sus formaciones y estilos de juego. Si bien es innegable que se siente cómodo con un sistema con 4 jugadores en el fondo, un volante creativo y un delantero neto bien marcados, no ha tenido miedo a acudir a la línea de 3 (o de 5), cuando ello resulta conveniente, o a experimentar con uno o dos mediocampistas defensivos. Así, sus equipos alinearon 4-3-1-2. 4-1-2-1-2 (en la medida que tuviera volantes con condiciones excepcionales de enlace o “enganche” en el plantel), o 4-4-2.

Esta tendencia a favorecer la experimentación se pudo ver con claridad en su etapa con AC Milán entre 2001 y 2009, como también en sus etapas en el Real Madrid (2013-2015 y 2021 hasta la actualidad) y Bayern Münich (2016-2017).

En una entrevista reciente, Ancelotti explicó que su prioridad es dar orden defensivo al equipo, porque es el aspecto donde los entrenadores pueden aportar más, y a los efectos de permitir libertad e innovación en el ataque, para que sus jugadores se sientan cómodos. Ancelotti cultiva además una relación sumamente cercana con sus jugadores, generando un clima propicio para un equipo acostumbrado a ganar, logrando que no se pierda el tesón competitivo. 

Tal vez debido a su bonhomía, facilidad para el trato, y el hecho que ha estado permanentemente emparentado con equipos de élite (de los cuales se espera que triunfen en todo lo que compitan), Ancelotti no aparece comúnmente mencionado entre los entrenadores “estrategas” ni es considerado como un destacado innovador. Sin embargo, esta visión es un tanto sesgada, ya que, más allá de su excepcional manejo del vestuario y capacidad de motivación, el entrenador italiano innegablemente sabe dotar de solidez a su equipo, y con frecuencia, ha tenido la virtud de saber cómo dar el toque refinado de calidad, cual relojero, para encontrar la pieza faltante en un equipo de estrellas.

Ancelotti al mando del Real Madrid en 2021/2022: las decisiones que llevaron al título

En sus dos etapas en el Real Madrid, ‘Carletto’ volvió a demostrar su afinidad por la versatilidad táctica, experimentando con sistemas 4-2-3-1 (siguiendo los pasos de su antecesor en el club merengue, José Mourinho), 4-4-2, y finalmente 4-3-3, con Cristiano Ronaldo de “9” neto y dos alas abiertas.

 

En su actual pasaje por el club, Ancelotti debió tomar varias decisiones a nivel táctico y de personal para hacer frente a las vicisitudes de la extenuante temporada doméstica y continental. Pragmático, adaptativo, al entrenador debe reconocérsele el mérito de cambios posicionales que resultaron fundamentales, entre ellos:

  • La inclusión de Federico Valverde como prácticamente un extremo por la derecha, que acabó siendo fundamental, en particular, en las fases finales de la Champions, por el dinamismo que aportó al equipo y el desahogo para el mediocampo al auxiliar en la recuperación de balón. Su velocidad y resistencia le permitieron apoyar a Dani Carvajal sobre el lateral derecho y efectivamente blindar ese costado del campo.

  • El ascenso de Karim Benzema a ser el abanderado ofensivo del equipo. El veterano francés tuvo la mejor temporada de su carrera siendo letal en el área, y juicioso a la hora de controlar y pasar el balón.

  • Dotar de confianza a un Vinicius que sigue en un proceso de maduración acelerado, convirtiéndose en un infierno para cualquier defensor.

  • El cambio posicional de incluir a Alaba como marcador central en varios momentos de la temporada.

Asimismo, es destacable la forma en que el Real Madrid puede pasar, en un mismo encuentro, casi perfectamente, entre un juego de contragolpe neto a uno de posesión. Al adosar a un mediocampo de la clase de Kroos, Modric y Casemiro, la velocidad e ímpetu de Valverde y Vinicius, el Real Madrid tiene un arma mortal en su transición defensa-ataque. Ningún equipo juega mejor con la ventaja en el marcador que los blancos de Ancelotti.

De la mano de este plantel merengue que combina mística copera, ambición, veteranos de élite y pulmones jóvenes, Ancelotti se convirtió en el primer entrenador en ganar las 5 ligas domésticas más importantes de Europa, haciendo historia en el proceso (AC Milán en Italia, Chelsea en Inglaterra, Bayern Münich en Alemania, Paris Saint Germain en Francia, y ahora Real Madrid en España).

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?