Otros

Carlos Sainz premio Princesa de Asturias de los Deportes

Carlos Sainz con Isabel Díaz Ayuso
photo_camera Carlos Sainz con Isabel Díaz Ayuso

Tras una reunión telemática, por exigencias de la crisis del coronavirus, el jurado decidió, al fin, reconocer a Carlos Sainz (Madrid, 1962) como Premio Princesa de Asturias de los Deportes.

El Premio Princesa de Asturias de los Deportes se concede a "las trayectorias que, por medio del fomento, desarrollo y perfeccionamiento del deporte y a través de la solidaridad y el compromiso, se hayan convertido en un ejemplo de las posibilidades que la práctica deportiva conlleva en beneficio de los seres humanos". El premio se traduce en una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, un diploma, una insignia y 50.000 euros en metálico.

A sus 58 años, tras conquistar en enero su tercer Dakar (2010, 2018 y 2020) y, hace un mes, ser proclamado como el mejor piloto de la Historia del Mundial de Rallys, por delante de Ari Vatanen o Sébastien Loeb, recoge un galardón para el que llevaba sonando desde aquellos años 90 en los que dominaba el Mundial.

Sainz partía como gran favorito junto con Marc Márquez, seis veces rey de MotoGP. Ambos figuraban entre las 17 candidaturas de 10 países diferentes que pretendían suceder en el palmarés a la esquiadora estadounidense Lindsey Vonn, ganadora en 2019.

La candidatura del madrileño fue apoyada por los premios Príncipe de Asturias de los Deportes Rafael Nadal (2008), Iker Casillas (2012) y Pau Gasol (2015), así como por Jean Todt y Manuel Aviñó, presidentes de la Federación Internacional y Española de Automovilismo, respectivamente.

El jurado estaba integrado, entre otros, por el ex atleta Abel Antón, presidente; el presidente del COE, Alejandro Blanco, y del Comité Paralímpico Español (CPE), Miguel Carballeda; el ex seleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque; el ex ciclista Joan Llaneras; la alpinista Edurne Pasabán; el vicepresidente del COI, Juan Antonio Samaranch; o la ex regatista Theresa Zabell.

Si en el siglo XXI, Sainz se ha destapado como uno de los dominadores del desierto, en la década de los 90 se convirtió, junto a su inseparable Luis Moya, en uno de los nombres propios del campeonato del mundo de rallys.

Ganó dos títulos con Toyota (1990 y 1992) y fue cuatro veces subcampeón (1991, 1994, 1995 y 1998), pese a algunos episodios de auténtica desdicha, como aquel Rally de Inglaterra de 1998, donde su Toyota Corolla se quedó varado a tan sólo 500 metros de una meta que habría supuesto su tercera corona. Sumó 26 victorias y 97 podios en las 196 carreras que disputó hasta 2005.

La ceremonia de entrega está prevista para el próximo 16 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo, en un acto presidido por los reyes de EspañaFelipe VI y doña Letizia.

 

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?