Otros

Cómo elegir la mejor residencia para personas mayores

Hay muchos factores que influyen en esta decisión tan importante

Residencia de ancianos.
photo_camera Residencia de ancianos.

Escoger una residencia de ancianos no es una decisión que tomar a la ligera. No todas las personas tienen las mismas necesidades, ni tampoco todos los centros prestan los mismos servicios. Por esa razón, debes fijarte en diversos aspectos antes de elegir residencia. Y eso es lo que te vamos a contar aquí.

Visita varias residencias antes de tomar una decisión

Aunque resulte tedioso, visita diversas residencias. Haz un listado y acude personalmente a todas las opciones que hayas barajado. Sólo así podrás tomar tu decisión correctamente. Puedes iniciar tu búsqueda con Caser Residencial Madrid.

En definitiva, no te quedes con una residencia sin haber visitado previamente todas las que hayas preseleccionado. Entiende que has de revisar el lugar por ti mismo para averiguar si de verdad se adecúa a ti.

Valora tus necesidades y estado de salud

Considera qué necesitas antes de optar por una residencia. Cuando lo hagas, pide información sobre los servicios que ofrecen en los centros que hayas listado. De este modo, podrás saber si éstos se adaptan (o no) a los cuidados que necesitas y a tu situación personal.

Pregunta por el equipo profesional del centro. Si es multidisciplinar, mejor. Por otro lado, verifica qué áreas cubren: sanitarias, sociales, psicológicas, de animación…

Considera la proximidad

Elegir una residencia cercana a nuestro entorno social es fundamental. Reflexiónalo de esta forma: cuanto más próxima esté, más frecuentemente tus allegados podrán visitarte.

Igualmente, deberías constatar lo bien comunicado que está el centro, en lo que a medios de transporte se refiere: autobús, metro, tranvía, tren, etc.

Conoce la política de visitas

Con respecto al consejo anterior, recuerda investigar cuáles son los horarios de visitas de la residencia. Asimismo, averigua si tendrás privacidad para estar con tus invitados.

En otras palabras, ¿hay lugares tranquilos en la residencia donde puedas charlar con tus familiares y amigos sin inconvenientes? ¿El horario de visitas es flexible? Y, si no lo es, ¿se ajusta a tus allegados y a ti?

 

Revisa las instalaciones

Cuando acudas a un centro de mayores, examina todas sus instalaciones. Para ello, comprueba estos aspectos:

  • Si las áreas comunes te parecen suficientemente amplias.
  • Si tiene zonas al aire libre o jardines.
  • Si los dormitorios poseen buena calefacción, iluminación y espacio.
  • Si el estado del mobiliario es adecuado.

Todo ello garantizará tu posterior bienestar en la casa de reposo.

Infórmate de las comidas y de las actividades

Pregunta sobre las comidas de cada residencia de ancianos: ¿puedes escoger los platos? ¿Los menús se adaptan a tus necesidades?

Y no olvides preguntar por las actividades y servicios del centro: excursiones, deporte, peluquería, podología, cine, baile, juegos de mesa, yoga, etc.

Comprueba el ambiente que respira el centro

Cuando visites una residencia, no pases por alto el ambiente social y las relaciones personales, tanto entre residentes como con el personal de la misma. Observa si el trato resulta cercano, si hay amabilidad, si se muestra respeto…

Asegúrate bien del precio

Por supuesto, no puedes tomar tu decisión final sin enterarte los costes de la residencia. Éstos han de ajustarse a tu presupuesto.

Toda la información y los precios tienen que quedarte claros: qué servicios oferta el centro, qué cuota deberás abonar, cuándo empezará a computar, qué cargos son adicionales, etc.

Conclusión

Ahora ya conoces cómo elegir un centro de mayores, gracias a estas sencillas recomendaciones. Escoger la mejor opción para ti resultará clave para tu bienestar. Por lo que ten siempre en mente cuáles son tus necesidades y preferencias.

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?