Otros

La Generalitat aísla Lleida por el descontrol de brotes de coronavirus

Lérida
photo_cameraLérida

El incremento de casos de Covid-19 en Lleida y la comarca del Segrià ha provocado que la Generalitat restringa todavía más la movilidad en la zona. Según el acuerdo del Procicat a partir de medianoche queda prohibida toda salida y entrada a Lleida ciudad, Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, La Granja d'Escarp, Massalcoreig, Torres de Segre y las entidades municipales descentralizadas de Suchs y Raimat, excepto para servicios esenciales. La decisión no afecta a autovías y autopistas para vehículos con movilidad con origen y destino fuera del Segrià. La orden tiene uina duración de 15 días.

La Generalitat ha tomado esta decisión de "preconfinamiento", como dijo la consellera de Salud, Alba Vergés, estos municipios después de notar un incremento de casos en los últimos días y no poder controlar los brotes que han aparecido dentro y fuera de la comarca. Entre las medidas, el Govern prohíbe en estas zonas las reuniones de más de 10 personas, bodas y cultos religiosos incluidos, suspende todas las actividades culturales y deportivas así como cierran gimnasios, piscinas y zonas de ocio nocturno.

En este sentido, los representantes del Segrià señalan que se debe perimetrar los municipios del bajo Segre, pero no de toda la comarca. Además, señalan que se podrán mover las personas que acudan a trabajar o a centros de salud así como los que usen el transporte público de la zona. Los Mossos d'Esquadra realizarán controles para perimetrar estos municipios.

El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, señaló que la decisión permite evitar un confinamiento total de la ciudad, cada persona en su casa.También reclamó a la Generalitat un plan de choque que ofrezca ayudas directas a empresarios de la hostelería y comerciantes que se han visto afectados. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aseguró que la situación ante el Covid-19 "será complicada, no hoy o mañana, sino a lo largo de los próximos meses" y añadió que el Govern "tomará todas las decisiones que haya, siempre atendiendo a los criterios de los expertos y los científicos".

Los Mossos y la policía municipal de Lleida controlarán por la calle el uso de la mascarilla obligatoria así como las reuniones de más de 10 personas ya que están prohibidas según el acuerdo del Procicat. Su no cumplimiento podría acarrear sanciones. Se mantienen los campamentos de verano, cuando monitores y alumnos residan en la comarca, y sólo se podrá salir de casa el grupo habitual de convivencia. Restaurantes sólo podrán ofrecer servicios a domicilio.

Vergès aseguró que las tiendas pueden estar abiertas pero pidió que se use "la cita o el aviso previo" para controlar el aforo dentro de los locales. Señaló que se deben usar mascarillas dentro de cada comercio. También añadió que están controlando las 33 residencias de ancianos de la zona. Además, indicó que están buscando positivos para que con la reducción de la actividad social se evite el contagio.

"Reducir los casos nos reduce los positivos futuros", indicó la consellera quien añadió que se tomó la decisión después de que en la zona se tuviese un 35% de positivos en pruebas de Covid en la zona cuando lo habitual en Cataluña es un 5 o un 10% de media.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?