Otros

El incremento de la sequía en California promete una temporada de incendios 'muy preocupante'

Una casa de Oroville, California, destruida en el Incendio del Complejo Norte de 2020 se encuentra sobre el lago Oroville. El 23 de mayo, de 2021 el embalse estaba al 39 por ciento de su capacidad y al 46 por ciento de su promedio histórico
photo_camera Una casa de Oroville, California, destruida en el Incendio del Complejo Norte de 2020 se encuentra sobre el lago Oroville. El 23 de mayo, de 2021 el embalse estaba al 39 por ciento de su capacidad y al 46 por ciento de su promedio histórico

California inicia su temporada de incendios de verano con un alto nivel de inflamabilidad. 

Se acercan los meses más calurosos y propensos a incendios del añoLas condiciones en el estado de California son un ejemplo sorprendente del aumento del potencial de incendios en el oeste americano asolado por la sequía.

La forma en que se desarrolle la temporada dependerá de varios factores, incluido el lugar donde se producen los incendios y la duración de las olas de calor del verano.

Pero las perspectivas son malas en este momento, dado el aumento de la sequía, la abundancia de combustibles secos, sobre todo vegetación no limpiada y las altas temperaturas al comienzo de la temporada.

Crystal Kolden, científica de incendios de la Universidad de California en Merced, dijo que lo que realmente se destaca de la temporada de incendios de este año es el alto porcentaje de sequía del estado de California.

La región de Sierra Nevada se encuentra en medio de uno de sus años de agua más secos registrados y experimentó una rápida pérdida de la capa de nieve durante esta primaveraLa capa de nieve en todo el estado alcanzó oficialmente el 0 por ciento el 27 de mayo. A esto le siguió una intensa ola de calor en junio.

La capa de nieve persistente y los suelos húmedos normalmente suprimirían el riesgo de incendios durante los meses de Junio y julio en las áreas montañosas.

"Julio es nuestro mes pico para los incendios debidos a descargas eléctricas, es decir los rayos", dijo Kolden. "Hay un mayor potencial de incendios de rayos en toso país alto este año y a la vez un mayor potencial para que estos se propaguen".

En agosto del año pasado, el incendio del Complejo SQF que linda con el Bosque Nacional Sequoia y los Parques Nacionales Sequoia y Kings Canyon comenzó con un rayo y quemó casi 82.000 hectáreas de superficie en el Parque Nacional Sequoia y sus alrededores. Es posible que haya destruido al menos el 10 por ciento de las secuoyas gigantes del mundo, históricamente una de las especies más resistentes al fuego del mundo.

Un estudio publicado recientemente encontró que, desde mediados de la década de 1980, los incendios forestales en el oeste de los Estados Unidos se están moviendo hacia altitudes más altas a medida que aumentan las temperaturas, alcanzando elevaciones que anteriormente habrían estado demasiado húmedas para quemarse.

Los árboles muertos y caídos de un paisaje inmerso en una gran sequía han agravado el problema, lo que hace que sea más probable que los incendios ardan con mayor intensidad y severidad, lo que los hace más difíciles de contener.

Se esperan incendios más grandes que el año anterior en las próximas semanas

La mayor parte del estado de California se enfrenta a una mayor probabilidad de incendios grandes y posiblemente destructivos durante varios meses más. Eso es cierto incluso en el sur de California, que sufre una sequía menos severa que las áreas del norte.

“En este momento, toda la vegetación está muy seca, mucho más de lo que normalmente estarían y más secos que el año pasado en este momento”, dijo Tom Rolinski, un científico de incendios de la empresa de servicios públicos Southern California Edison.

Aunque la falta de lluvia ha supuesto un crecimiento escaso del pasto este año, lo que puede ayudar a mitigar la propagación del fuego y los incendios en las carreteras, los incendios más grandes serán provocados ​​por la cantidad de humedad en las plantas y arbustos vivos, dijo. Los valores de humedad están muy por debajo de lo normal y continuarán disminuyendo hasta que llegue la temporada de lluvias a finales del año.

Por ejemplo, El grado de sequía ha subido a un 80 por ciento en el condado de Los Ángeles, un umbral típico para el crecimiento rápido de incendios. Además estos números se incrementarán en las próximas semanas.

“Comenzaremos a ver incendios en zonas de arbolado de mayor densidad”, dijo. "Veremos una mayor frecuencia de grandes incendios en las próximas semanas".

La perspectiva del Centro Nacional de Bomberos de Estados Unidos muestra un potencial de incendio por encima de lo normal en gran parte del oeste de los Estados Unidos, así como en las llanuras del norte, dada la sequía generalizada, además de las condiciones esperadas más cálidas y secas de lo normal este verano.

Además las temperaturas extremas se suman a la sequía en los estados del norte y del oeste. California, Oregón, Idaho, Utah, Wyoming y Dakota del Norte registraron altas temperaturas récord a principios de junio, y ahora todas son regiones de sequía en expansión e intensificación.

El calor fue un ingrediente clave en los incendios récord del año pasado en California y el noroeste del Pacífico.

 

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?