Otros

El niño que aparece en la portada de ‘Nevermind’ demanda a Nirvana por pornografía infantil

Spencer Elden afirma sentir que le quitaron parte de sus derechos humanos con esa fotografía

Portada de Nevermind, de Nirvana.
photo_camera Portada de Nevermind, de Nirvana.

Spencer Elden, actualmente un joven de 30 años, es el niño que aparece en la famosa portada del disco ‘Nevermind’, de la banda de rock americana Nirvana, que fue publicado en 1991. El niño fue fotografiado a la edad de cuatro meses, completamente desnudo y mostrando los genitales, en una piscina, simulando que trata de coger un billete de un dólar que está colgado de un anzuelo.

Según la denuncia que interpuso este martes, Elden está siendo sexualizado en la imagen. A pesar de que se entendiera en su momento la fotografía como una crítica al capitalismo, Robert Y. Lewis, el abogado de Elden, ha denunciado que al aparecer en la piscina con los genitales expuestos y con la aparición del billete, el bebé está siendo expuesto "como una trabajadora sexual", algo que consideran pornografía infantil.

"Los acusados ​​comercializaron intencionalmente pornografía infantil de Spencer y aprovecharon la naturaleza impactante de su imagen para promocionarse a sí mismos y a su música a expensas de éste", podemos leer en la demanda, presentada en el distrito central de California del Tribunal de Distrito de Estados Unidos.

No es la primera vez que Spencer Elden habla en estos términos acerca de la fotografía por la que es famoso y de la que no puede recordar cómo se la hicieron. Ya en otras ocasiones el joven ha afirmado sentirse ignorado por los miembros de la ya extinta banda, con los que ha intentado contactar (aquellos que siguen vivos, como Dave Grohl Krist Novoselic), sin obtener respuestas. Además, ha criticado durante años que sus padres únicamente recibieron el pago de 200 dólares por la fotografía, que se ha hecho icónica y se ha seguido utilizando en los últimos 30 años.Portada de Nevermind, de Nirvana.

Es cierto que la fotografía se ha convertido en un icono para los fans de Nirvana, y Elden ahora reclama en su demanda una cantidad de 150.000 dólares a cada uno de los que fueron miembros de la banda, así como a Courtney Love (quien gestiona la herancia de Kurt Cobain, el que fuera cantante de Nirvana), a los que gestionan su propiedad, al fotógrafo Kirk Weddle, a las discográficas que han distribuido el disco en los últimos 30 años y al director de arte del disco.

Spencer Elden, que ahora interpone la denuncia, se ha fotografiado a sí mismo imitando la pose de la fotografía que lo ha hecho famoso en los últimos años, aunque siempre lo ha hecho con bañador. Ha repetido esta fotografía en los 10, 17, 20 y 25 aniversarios del álbum, y hasta ahora siempre había admitido que la portada del disco es "genial".

Sin embargo, en 2016, cuando tenía 25 años, ya se quejó de no haber podido conocer aún a los miembros de Nirvana ni haber recibido ninguna respuesta a los múltiples mensajes que ha enviado a Dave Grohl o Krist Novoselic. "Me disgusté un poco", dijo en una entrevista a la revista Time.

En dicha entrevista, además, añadió lo siguiente: "Es difícil no molestarse cuando escuchas cuánto dinero estaba involucrado... [Cuando] voy a un partido de béisbol y pienso: 'Hombre, probablemente todos en este estadio de béisbol hayan visto mi pene cuando era bebé', siento que me quitaron parte de mis derechos humanos".

Ahora, Elden espera que su imagen reciba el reconocimiento económico que está pidiendo, tanto por las ganancias que han tenido los miembros de Nirvana y las discográficas gracias a su imagen como por lo que ha sufrido y seguirá sufriendo por verse desnudo de bebé en uno de los discos más icónicos del rock de los noventa.

Lolita Flores da detalles del dumpleaños de su nieto y revela a quién se parece

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?