Otros

El papel social de la Ingeniería Civil

La Ingeniería Civil se define como el conjunto de acciones que conllevan el diseño, la construcción, la gestión y el mantenimiento de infraestructuras de todo tipo para la mejora social

Ingeniería Civil.
photo_camera Ingeniería Civil.

La Ingeniería Civil aborda infinitos ámbitos de actuación que repercuten directamente en el bienestar de la población. Una labor que comienza con el diseño de las infraestructuras y que se mantiene a lo largo de todo el ciclo de vida de estas construcciones. Así trabajan los Ingenieros Civiles y esta es su aportación a la sociedad.

La Ingeniería Civil se define como el conjunto de acciones que conllevan el diseño, la construcción, la gestión y el mantenimiento de infraestructuras de todo tipo para la mejora social.

Este desarrollo de la sociedad se consigue a través de la actuación de los Ingenieros Civiles en ámbitos concretos que, si bien no son conocidos por parte de la población, son fundamentales para conseguir alcanzar los requisitos mínimos de bienestar.

Sanidad

El área sanitaria es una de las áreas de desempeño de la Ingeniería Civil más conocidas. El motivo no es otro que su importancia, dado que se incluye, en este apartado, el alcantarillado, las infraestructuras de residuos (tanto de aguas residuales como de todo tipo de deshechos), así como el suministro de agua potable y de regadío para el consumo humano y para la agricultura.

El correcto funcionamiento de estas construcciones y servicios se materializa, de manera más concreta, en las construcciones específicas destinadas a la salud: los hospitales y centros de atención. Estas infraestructuras sanitarias, fundamentales para el ser humano, no serían posibles sin una acertada gestión del resto de los servicios mencionados anteriormente y sin la labor de los Ingenieros Civiles en el entorno del sector de la Construcción.

Transportes

Al igual que la sanidad es uno de los puntos más relevantes en la consecución del desarrollo social y económico de un país, los transportes no son menos. Las conexiones entre diferentes regiones (tanto nacionales como internacionales) son posibles gracias a una cuidada red de infraestructuras básicas que se han desarrollado a lo largo de las últimas décadas.

Hablamos de las carreteras, de los aeropuertos, de las líneas férreas, de los canales y de los puertos. Todos ellos configuran una red que permite el transporte de personas, pero también de mercancías. Estas nos remiten tanto al comercio internacional como al abastecimiento de alimentos a la población.  

Urbanismo

No se puede entender el crecimiento de las grandes ciudades y de los núcleos de población en general sin la organización de estos entornos para asegurar los suministros y los servicios básicos. También para ofrecer a sus habitantes una experiencia de vida satisfactoria.

De esta manera, más allá de cubrir las necesidades básicas de la población, la Ingeniería Civil también se ocupa de la gestión de los espacios de ocio, vías verdes y, por supuestos, centros naturales que permiten a sus ciudadanos disfrutar más allá de las responsabilidades laborales.

 

El urbanismo, además, es el ámbito que acoge otras áreas de actuación de nuestros profesionales en un entorno definido: el transporte, la nueva movilidad, los servicios sanitarios y muchos aspectos más que se engloban dentro de las zonas habitadas de nuestro país.

Movilidad

Conectado con los puntos anteriores, la movilidad es el conjunto de desplazamientos de personas y de mercancías de un punto a otro. Pero en las últimas décadas, este concepto se ha visto modificado: la Nueva Movilidad hace referencia a dichos movimientos, llevados a cabo a través de medios sostenibles.

Para la configuración del nuevo paradigma de movilidad, se requieren nuevas infraestructuras (especialmente puntos de recarga de los vehículos eléctricos), la ordenación de las ya existentes (carriles bici reconvertidos) y la gestión de los movimientos de todo tipo (con cuidado de los peatones) dentro de entornos urbanos y en grandes desplazamientos.

Además de esta parte técnica, el Ingeniero Civil ha de anteponerse a las necesidades sociales en este ámbito para contar el tiempo suficiente para el diseño y para la construcción de soluciones verdes.  

Medio ambiente

En plena crisis energética mundial, provocada por la falta de recursos naturales y por el conflicto internacional causado por Rusia, los gobiernos se encuentran a la caza de nuevas soluciones de producción masiva de energía, especialmente verde.

Hidroeléctrica, eólica, eólica marina, solar y biogás requieren de infraestructuras para su producción y para su almacenamiento, así como un continuo estudio de sus características de cara a la consecución de nuevas producciones y usos.

La búsqueda de nuevos materiales, menos residuos de la construcción y la solución a problemas universales. Estos son los puntos principales a los que han de hacer frente los Ingenieros Civiles para la configuración de las nuevas sociedades, que necesitan unos criterios de sostenibilidad nunca antes llevados a cabo y que permitirán incrementar nuestro bienestar y nuestra responsabilidad medioambiental como sociedad.  

Para poder hacer llegar a la sociedad la importancia de la Ingeniería Civil en su día a día, entidades como el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas apuestan por la divulgación y por la comunicación de las acciones que se llevan a cabo por nuestros profesionales en ámbitos como las infraestructuras y en los suministros.

El CITOP, que representa a más de 15 000 Ingenieros Civiles e Ingenieros Técnicos de Obras Públicas en España, reclama el reconocimiento de sus profesionales en el desarrollo social y económico global, apostando por sistemas sostenibles y recursos adaptados para la consecución de sociedades más justas.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable