Otros

Las razones del malestar de los profesores

El equipo docente está cansado

Profesor dando clase.
photo_camera Profesor dando clase.

Los profesores que ejercen su profesión en España se sienten poco reconocidos, están enfadados por los cambios pedagógicos y la precariedad laboral.

Como cita El País, un profesor de un instituto público de San Antonio de Benagéber (Valencia), Ángel Vallejo, afirma: “Los profesores de trinchera hemos estado toda la vida pidiendo una reducción de ratios de alumnos por aula, diciendo que eso mejora la educación. Lo logramos un poco por la pandemia y ahora que se acaba, volvemos a lo de antes”. Vallejo es el presidente de la Red Española de Filosofía en la Comunidad Valenciana y asegura que todo lo que se ha intentado conseguir a lo largo de la historia se está esfumando.

Como comenta el profesor, las razones de este malestar son variadas: “Se cambian continuamente las leyes educativas y se impone metodología como los ámbitos [la mezcla de asignaturas, en la Comunidad Valenciana] sin consultarnos. Es cierto que quienes están elaborando ahora el currículo [la forma en que se aprende y se evalúa en la escuela] son normalmente docentes que dan o han dado clases, aunque la línea general la marcó primero el Ministerio de Educación. Se nos culpa de que los alumnos repitan mucho, y se nos acusa de ser unos dinosaurios cuando no es verdad; hay mucha nueva pedagogía y gente con ganas haciendo cosas en las aulas. Y también se tiende a poner al profesorado como responsable de que no se efectúen los cambios, dando a entender que no queremos trabajar. Eso nos cabrea mucho porque le echamos cantidad de horas”.

El modelo de enseñanza que se encuentra todavía en vigor es el que procede de la ley Wert, algo antiguo y obsoleto según asegura Mari Luz González, responsable de la acción sindical de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza (STES). Otros docentes como los de la asignatura de música, como Alberto Royo, o docentes de artes afirman que no tiene ningún sentido seguir enseñando maneras de vivir y de actuar de los reyes de hace siglos ya que demuestra un modelo de escuela que no existe. Royo sigue: “Como profesor, pido confianza y respeto a mi trabajo y que las Administraciones educativas tomen decisiones sensatas. Que se preocupen, no en devaluar la enseñanza con la excusa de la inclusividad, sino de garantizar que todos los alumnos, independientemente de su situación socioeconómica, puedan salir de la escuela con conocimientos”.

En España hay alrededor de 700 mil profesores y esto es un pensamiento generalizado de entre los docentes. Uno de cada cuatro de ellos es interino y el malestar se agrava cuando aproximadamente 35 mil profesores se incorporaron a colegios como apoyo por la complicada situación que dejó el Covid, pero que no saben qué van a hacer después porque saben que les vencerá el contrato y no les necesitarán más.

No sólo existe precariedad laboral, sino también existe la preocupación de la posible pérdida de recursos educativos y la manera en la que se están llevando a cabo los cambios pedagógicos por la nueva ley. Además, a este gremio les ha tocado la decisión de qué segunda vacuna ponerse debido a los numerosos cambios y problemas que han existido con AstraZeneca recientemente.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?