Otros

Tratamientos antideslizantes, ahorro para los empresarios y seguridad para los trabajadores

Los problemas de salud que puede provocar una caída son enormes comparado con lo sencillo que resulta aplicar un tratamiento antideslizante

Detalle de una nave industrial con tratamiento antideslizante
photo_cameraDetalle de una nave industrial con tratamiento antideslizante

Hace ya varios años que desde distintos organismos nacionales como el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) e internacionales vienen alertando de que las caídas al mismo nivel son unos de los accidentes que más bajas causan no solo en las empresas españolas, sino también en las europeas. Sin embargo, y tal y como indican desde Technogrip,  “la gran mayoría de estas caídas no son casuales, sino que son causadas por la confluencia de diversos factores, entre los que suelen estar el uso de calzado inadecuado y la inexistencia de tratamientos antideslizantes en los pavimentos, algo que unido a la posible existencia de agua hace de ello una caída casi asegurada”.

Y es que, caerse no es lo peor, lo peor suele venir después, causando lesiones a los accidentados y pérdidas para el empresario. Entre las lesiones más comunes producidas por caídas o resbalones se encuentran las siguientes:

  • Lesiones cerebrales traumáticas: afectan por igual a personas de cualquier edad y abarcan desde la conmoción cerebral leve a la más grave, su tratamiento dependerá del grado sufrido.
  • Lesiones en el hombro: la dislocación del hombro o la lesión del plexo braquial son las más comunes.
  • Esguinces y fracturas de huesos se encuentran entre las lesiones más comunes.
  • Lesiones en la espalda: provocadas por el fuerte impacto contra el suelo, que pueden dar lugar a la rotura de vértebras o la aparición de hernias discales.
  • Fracturas de cadera: afectan en mayor grado a personas más adultas y la solución al problema requerirá de hospitalización y cirugía.

“Los problemas de salud que puede provocar una caída son enormes comparado con lo sencillo que resulta aplicar un tratamiento antideslizante en suelos y pavimentos para garantizar que al menos se han intentado minimizar los riesgos al máximo” indican desde Technogrip.

Y, a pesar de que esto significaría para los empresarios una inversión de dinero, no es nada comparado con el elevado coste que puede suponer las constantes bajas del personal resultado de caídas y resbalones en los lugares de trabajo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?