Otros

Tres trucos caseros para ahorrar agua

Descubre tres maneras baratas de ahorrar en la factura del agua

Un grifo del que sale agua.
photo_camera Un grifo del que sale agua.

Con la subida del precio de la luz que estamos viviendo, con máximos históricos, tenemos que aprovechar el ingenio para ahorrar en otros conceptos de forma que podamos llegar a fin de mes. Por ello, ¿por qué no reducir el consumo del agua, de forma que ahorremos algo de dinero?

Con esta idea, hemos recopilado en este artículo tres trucos sencillos para ahorrar agua, con lo que además estaremos contribuyendo a la protección del planeta. Sin más, vamos a ver estos tres consejos para que el ahorro de agua nos ayude a poder desembolsar nuestro dinero en las altas facturas de la luz.

Lavarse las manos con una botella y una jeringuilla

El primero de los trucos consiste en realizar un aparato para lavarse las manos mediante el uso de una jeringuilla sellada al tapón de una botella. Debes hacer un agujero en el tapón de la botella del tamaño justo de la jeringuilla, para poder atravesar la misma por el tapón.

Una vez hecho esto, realiza dos pequeños agujeros en la jeringuilla, uno a la mitad y otro a unos cinco milímetros de la punta. De esta manera, el agua saldrá por ahí y tendrá espacio para "respirar".

A continuación, utiliza silicona caliente para sellar la jeringuilla en el tapón, con la punta hacia dentro, de forma que al cerrar el tapón queden los dos agujeros que hay en la jeringuilla por la parte de dentro de la botella. Una vez sellada, ya puedes utilizar este aparato para lavarte las manos con un mínimo hilo de agua, de forma que ahorres tanto que solamente llegues a gastar un litro de agua por cada veinte lavados.

Bastará con que coloques la botella boca abajo y abras la jeringuilla para que caiga el agua en un fino hilo, suficiente para lavarte las manos y práctico para ahorrar. Puedes ver cómo fabricar este aparato paso a paso en este vídeo.

Fabricar un fregadero con una garrafa

Este segundo truco nos ayudará a ahorrar agua a la hora de fregar los platos. Necesitaremos tan solo una garrafa de agua y unas tijeras. Con las tijeras tendremos que realizar un corte de entre tres y cinco centrímetros, a lo largo, en la parte baja de uno de los laterales de la garrafa.

A continuación, llena la garrafa de agua y cierra el tapón para generar un vacío. De esta manera, a pesar de tener el ligero corte en la parte inferior, el agua no saldrá.

Para hacer que salga el agua, bastará con que abras un poco el tapón, permitiendo que entre el aire. De esta manera, el agua empezará a salir por la ranura que has fabricado. Será agua suficiente para lavar los platos, pero no gastarás más de la necesaria. Para ver cómo fabricar este fregadero puedes hacerlo aquí.

 

Cambia el filtro del grifo por un botón

Si quieres ahorrar una buena cantidad de agua en el grifo de tu casa, puedes hacerlo de una forma muy sencilla, llegando a ahorrar hasta un 20% de agua con tan solo un botón.

Para este truco solamente necesitas el filtro de agua del grifo y un botón que tenga el mismo diámetro. Abre el filtro y retira la pieza azul, que es el filtro comercial. Sustitúyelo por el botón y vuelve a enroscar la pieza metálica en el grifo.

Lograrás que siga saliendo agua, y no notarás la diferencia en el uso, pero sí en el bolsillo. Puedes ver cómo realizar la instalación en este enlace.

Putin promulga los tratados de adhesión a Rusia de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes