Otros

Urkullu afirma que estas Navidades serán “absolutamente distintas” y llama a “contener” los encuentros

Se marca como reto bajar de los 700 a los 300 casos por cada 100.000 habitantes

Iñigo Urkullu
photo_camera Iñigo Urkullu

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que estas Navidades serán "absolutamente distintas" y ha realizado un llamamiento a "contener" los encuentros sociales y familiares, para limitarlos a los "grupo burbuja" de seis personas.

Por el momento, ha recordado que las medidas restrictivas implantadas por el Gobierno Vasco se prolongarán hasta el 10 de diciembre, para superar el puente de la Inmaculada, y ha descartado, "hoy por hoy", el confinamiento domiciliario, aunque no ha ocultado que es algo que está encima de la mesa, "por si la situación se agrava" hasta el punto de tener que recurrir a él.

Urkullu ha asegurado, en una entrevista concedida a Onda Vasca. que, cuanto más disciplinada sea la ciudadanía a la hora de guardar las medidas preventivas y de seguridad, más podrán evitarse el confinamiento y la adopción de otras medidas más drásticas.

El Lehendakari ha recordado que las Navidades "no pueden ser como siempre han sido", y ha instado a hacer el "esfuerzo" de contener la vida y el encuentro social limitándolos a los "grupos burbujas". En este sentido, ha emplazado a "identificar bien" esas seis personas de contacto familiar o social.

Iñigo Urkullu ha destacado que la Navidad coincide con los picos de la gripe, que cada año suponen un importante incremento de ocupación de camas hospitalarias, y ha advertido de que, para la gripe hay vacuna, pero no para el coronavirus.

El presidente del Gobierno Vasco ha mostrado su "preocupación" ante este otoño e invierno por la convivencia de los dos virus, y ha afirmado que hay que "tener planes de contingencia" porque el sistema vasco de salud está "resistiendo", pero está ya tensionado.

Reto

El Lehendakari ha fijado el reto de bajar de los 700 casos por cada 100.000 habitantes a los 300, y ha subrayado que "una situación buena" sería una tasa de contagios de 60 casos, cuando Euskadi se encuentra en 780.

"Estamos planteando cómo descender de esa tasa de incidencia de 780 a menos de 500, que es el límite que nos pone en una situación de luz roja, de alerta", ha avisado.

Tras señalar que no quiere fijar plazos, en principio, ha dicho que en este mes de diciembre, se ha planteado superar el Puente de la Inmaculada, poder concluir el cuatrimestre escolar y superar las Navidades.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable