Política

Artur Mas echa el freno al referéndum independentista. Su estrategia: imponer un mínimo de participación en la consulta para ganar tiempo y recuperarse en las encuestas

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, aspira a mantener su Gobierno hasta las elecciones de 2015. Para ello, ha ideado una nueva estrategia política: imponer un mínimo de participación electoral en la votación del referéndum independentista, con el objetivo de retrasar la consulta. ERC, por su parte, se opone a esta iniciativa y no descarta forzar un adelanto de las próximas elecciones catalanas.

En las últimas semanas se ha generado un debate entre el partido liderado por Mas, CiU, y ERC en torno a la consulta soberanista. Desde Esquerra descartan establecer un mínimo de participación en las elecciones para que esa consulta sea vinculante, pero el equipo del presidente de la Generalitat apuesta por poner una cifra a esa participación.

En un primer momento, el porcentaje estipulado para validar el referéndum giraba en torno al 50% de la población. Sin embargo, las cifras barajadas por algunos miembros del Gobierno de Mas, como por ejemplo la vicepresidenta Joana Ortega, defienden un mínimo del 67% de participación de los ciudadanos para aprobar la consulta.

La nueva estrategia política de Mas para ganar votos

Fuentes consultadas por El Confidencial Digital vinculan este nuevo requisito en la aprobación del referéndum independentista a una estrategia política liderada por el propio Mas: “Quiere retrasar la consulta para ganar tiempo y recuperarse en las encuestas”.

Según los últimos sondeos que se han publicado, si hoy se celebrasen elecciones en Cataluña, el partido liderado por Oriol Junqueras, Esquerra Republicana, superaría a CiU. Por este motivo, según ha sabido El Confidencial Digital, en ERC “están forzando las cosas porque no les importa un adelanto electoral”.

Objetivo: elecciones 2015

Para Artur Mas, su objetivo primordial es continuar gobernando en Cataluña hasta la celebración de las próximas elecciones en el año 2015. Según ha sabido ECD, su última ‘baza’ es “mantener la esperanza del referéndum”.

Además, el hecho de que el presidente de la Generalitat descartase definitivamente la consulta independentista tampoco sería beneficioso para su partido, ya que “supondría una ruptura con Esquerra”, afirman las fuentes consultadas. Esta circunstancia desencadenaría la convocatoria inmediata de elecciones, consideran.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes