Política

El ex duque de Palma recogió el dictamen el miércoles

La Audiencia de Palma ha querido mandar un mensaje de “ejemplaridad” con la comunicación exprés de la prisión a Urdangarin

El plazo habitual para notificar a los condenados en firme es de veinte días

Poco más de tres horas. Fue el corto espacio de tiempo que medió entre la publicación de la sentencia del Supremo sobre el caso Nóos y la citación de la Audiencia de Palma a Iñaki Urdangarin, Diego Torres y Jaume Matas para notificarles la orden de prisión.



Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes cercanas al caso, la sección primera de la Audiencia de Palma decidió citar cuanto antes a los condenados con penas de prisión por una cuestión, ante todo, de imagen.

Se trataba de escenificar una máxima que se ha puesto en cuestión en la opinión pública desde el inicio del caso Nóos: “que la Justicia es igual para todos”. Intentar alejar la idea de que Urdangarín, por marido de la infanta Cristina y cuñado del rey, recibiría un trato de favor.

De hecho, se ha tratado de una comunicación exprés, ya que lo habitual es que el tribunal cite a los condenados en firme a los veinte días de que se haga pública la sentencia. Incluso a los veinticinco días o pasado un mes.

En esta ocasión, Urdangarín, Torres y Matas recibieron ese mediodía la notificación para presentarse en la Audiencia de Palma al día siguiente, entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde. Así lo han hecho los tres.

La celeridad de la Audiencia quiere desterrar de la llamada memoria colectiva la imagen de la infanta Cristina absuelta en la sentencia y transmitir que la condición personal de Urdangarón no ha impedido que el tribunal actúe con firmeza ante la condena. “Es necesario dar una imagen de ejemplaridad”, señalan fuentes cercanas al asunto a este confidencial.

Prisión o recurso

El siguiente paso, para Torres y el ex duque de Palma, es ingresar voluntariamente en prisión o agotar los cinco días de plazo que les ha dado la Audiencia. Si lo hacen antes del lunes, podrán elegir el centro penitenciario que prefieran.

Sin embargo, en el Tribunal Constitucional se mantienen expectantes ante la posible interposición de un recurso de amparo por parte de Urdangarín. Si su defensa sigue esta estrategia, deberán solicitar la nulidad de las actuaciones a la Audiencia, lo que paralizaría el ingreso en prisión.

Seguidamente, el órgano judicial de Palma debería pronunciarse sobre esta solicitud. De aceptarla, el cuñado del rey tendría vía libre para acudir al TC alegando, según ha podido saber ECD, la vulneración de un derecho fundamental, el de la tutela judicial efectiva.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo