Política

Confesiones privadas tras el 24-M

El veredicto de Aznar: Rajoy ha dejado el PP al peor nivel de Alianza Popular

Le acusa de nombrar tarde a los candidatos, no dar la cara ante los españoles y no reaccionar tras el varapalo de las europeas

Rajoy y Aznar en el Campus FAES.
photo_cameraRajoy y Aznar en el Campus FAES.

José María Aznar se encuentra profundamente disgustado con Mariano Rajoy. El ex presidente del Gobierno culpa directamente a su sucesor del ‘batacazo’ que ha sufrido el Partido Popular en las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Y ha alertado a los suyos de la “maltrecha situación” que atraviesa el partido del que todavía es presidente de honor.


Aznar no ha comparecido ante los medios de comunicación desde que se conocieran los resultados del 24-M. Pero el ex presidente del Gobierno sí ha realizado un análisis sobre lo sucedido ante personas de su máxima confianza. Ha valorado la contundente pérdida de poder territorial que sufrió el PP y ha explicado las causas que han llevado a esta situación.

El ex jefe del Ejecutivo participó activamente en la campaña electoral apoyando a cinco barones en diferentes mítines: Esperanza Aguirre, María Dolores de Cospedal, Luisa Fernando Rudi, Pedro Sanz y Juan Vicente Herrera. En ninguno de estos actos, por cierto, nombró a Mariano Rajoy. Sin embargo, no ha querido realizar un balance en público de la ‘resaca’ electoral.

Sí lo ha hecho, como decimos, en privado. Aznar ha expresado en reiteradas ocasiones durante los últimos días su “profundo disgusto” ante la situación en la que ha quedado el PP tras el 24-M, reconocen a El Confidencial Digital personas de su círculo más cercano.

La “indignación” de José María Aznar con Rajoy es un tema recurrente en cenas y encuentros que mantiene el ex presidente del Gobierno con figuras de relevancia de dentro y fuera del partido. Lleva meses manifestando su falta de sintonía con algunas de las decisiones tomadas por el actual jefe del Ejecutivo en la recta final de esta legislatura, pero después de las municipales los reproches han ido a más.

Aznar, aseguran desde su entorno, no esconde sus críticas hacia Rajoy. Las manifiesta abiertamente, añaden. No tiene problema en criticar reiteradamente que “no ha sabido gestionar el partido”.

Un mapa similar al que dejó Alianza Popular

José María Aznar ha asegurado en los últimos días que le preocupa el mapa electoral que ha quedado dibujado tras las últimas elecciones. El PP, lamenta, ha obtenido unos resultados que lo equiparan a la situación que tenía Alianza Popular antes de su refundación en 1989 por Manuel Fraga.

A Aznar le ha dolido especialmente que el PP vaya a perder plazas tan vitales como el Ayuntamiento de Madrid, la Generalitat Valenciana o el consistorio de la ciudad del Turia.

También le ha disgustado la situación en la que ha quedado el PP en Cataluña, donde –explica- ha perdido toda identidad; o en el País Vasco, donde se avecina “un desastre sin precedentes”, a pesar de que haber logrado mantener la alcaldía de Vitoria.

Estas fuentes, que forman parte del equipo de confianza de Aznar, aseguran que el ex presidente venía advirtiendo desde hacía meses sobre esta situación en la que han quedado los populares: “Se mascaba la tragedia”, ha comentado.

Una fallida elección de candidatos

Aznar discrepa con Rajoy del modo en el que ha elegido a los candidatos. Al ex presidente no le gustó cómo se nombraron algunos de ellos y cómo se anunciaron.

Considera que se ha vuelto a repetir un error muy criticado desde algunos sectores del PP cuando se produjo la designación de Miguel Arias Cañete como cabeza de lista a las europeas. Según cuenta, Rajoy escogió tarde y mal a varios cabezas de lista.

Los vaticinios de Aznar se han cumplido

Aznar llevaba varios meses alertando de que el PP se aproximaba a un abismo electoral. El ex presidente, según sus colaboradores, manejaba desde antes de Navidad unas cifras que vaticinaban un desastre para los populares.

Recuerda que en las últimas elecciones europeas de 2014, el PP ya perdió una gran parte de su electorado más fiel y que la actual dirección, con Rajoy a la cabeza, no ha hecho nada desde entonces para recuperar a estos votantes.

El ex presidente también critica que su sucesor no haya dado la cara ante los españoles públicamente. No le gusta su decisión de “esconderse en La Moncloa”, según las fuentes consultadas por ECD.

Un análisis habitual que realiza Aznar sobre la situación actual del PP es el siguiente:

-- En una escala del 1 al 10, si el 1 representa la izquierda más radical y el 10 la derecha más tradicional, el PP aspira habitualmente a conseguir los votos de los ciudadanos cuya ideología está comprendida entre el 5 y el 10.

-- El problema es que el PP está perdiendo los votos del votante de derecha más centrista, aquel que abarca entre el 5 y el 7, que se está yendo a Ciudadanos.

-- Además, el voto más conservador, el de los españoles que se encuentran entre el 9 y el 10 de la escala, se marcha a Vox, como ya ocurrió en parte en las pasadas elecciones europeas.

El ex presidente también ha comentado que la paralización de la Ley del Aborto, con la consiguiente dimisión de Alberto Ruiz Gallardón, se ha convertido en uno de los grandes lastres para el PP, perdiendo a buena parte de sus votantes más conservadores. Y hay que valorar que algún concejal clave en varias plazas se ha perdido por un puñado de papeletas.

Descartada la convocatoria de un congreso extraordinario

Aunque el discurso de Aznar en privado es crítico con Rajoy, el ex presidente “no considera que sea el momento de volver a la primera línea de la política”. Así lo confirman a ECD colaboradores cercanos.

A pesar de la insistencia de algunos barones del PP, especialmente intensa desde hace unos meses, Aznar no va a dar el paso de convocar un congreso extraordinario antes de las generales. “No lo hará ahora”, repiten desde su círculo más próximo.

“Ni (Aznar) está por la labor de refundar el PP, ni existe la suficiente fuerza dentro del partido como para sustituir ahora a Mariano Rajoy en un posible Congreso Extraordinario Nacional antes de las elecciones” precisan. “Quedan menos de seis meses y no hay tiempo para corregir la trayectoria de la bala”, explica de forma gráfica.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?