Política

La primera escenificación, en el campus de verano de FAES

Aznar y Rajoy firman un pacto de no agresión hasta las generales

El ex presidente no volverá a criticar al Gobierno en público. El líder del PP y Cospedal dejarán de atacarle y alabarán su gestión

Rajoy y Aznar en el congreso de Sevilla.
photo_cameraRajoy y Aznar en el congreso de Sevilla.

José María Aznar no criticará en público a Mariano Rajoy ni le hará ningún desplante, al menos, hasta las elecciones generales. Es el acuerdo a que han llegado ambos, después de unos resultados del Partido Popular en las municipales y autonómicas que han alarmado al ex presidente del Gobierno.

Cordialidad a partir de ahora”. Así define una de las personas más cercanas aJosé María Aznar la relación que van a mantener a partir de este momento y hasta las elecciones generales el ex jefe del Ejecutivo y quien él mismo designó como sucesor.

Ambos han aceptado firmar un pacto de no agresión, tal y como explican también personas del entorno de Mariano Rajoy. El acuerdo consiste en que Aznarno volverá a arremeter contra el Gobierno ni a protagonizar desprecios hacia el jefe del Ejecutivo. Al menos, en público.

Así pues, Aznar se ha comprometido a no atacar a Rajoy y a su equipo en los próximos meses, frente a lo que ha venido haciendo hasta las municipales y autonómicas.

Hay que recordar que el ex presidente expresó recientemente su “profundo disgusto” por la situación en la que ha quedado el PP a nivel territorial tras los últimos comicios. Lleva también meses hablando de su “indignación” con Rajoy por algunas de las decisiones tomadas por el jefe del Gobierno en la recta final de esta legislatura.

Ayer, por ejemplo, el diario ABC publicó una entrevista con el ex presidente del Gobierno en la que afirmaba que el PP necesita una “rectificación enérgica, creíble y suficiente para recuperar al electorado”. También reconocía que “el PP ha perdido en gran medida su ADN, aglutinar a toda la derecha y la unidad interna”.

¿Por qué Aznar ha decidido frenar sus críticas?

El motivo por el que José María Aznar ha optado por dejar de criticar a Rajoy y al PP a partir de ahora se debe a que considera que las próximas generales son las elecciones más importantes para el futuro de España desde la Transición.

El ex presidente se muestra preocupado por el ascenso de los populismos en Europa, y especialmente en España. La Fundación FAES ya ha elaborado varios informes alertando del peligro de estos nuevos partidos, como Podemos.

Para Aznar, sólo un PP fuerte puede frenar el avance de Podemos, según ha comentado a su entorno. De ahí que haya concluido que el partido del que es presidente de honor debe ser una ‘piña’ en este momento.

Aznar, en definitiva, se comportará de manera “leal” con el PP, confirman desde su entorno.

Rajoy tampoco atacará a Aznar

Por su parte, Mariano Rajoy ha entendido que el PP se la juega en los próximos cinco meses y, por tanto, va a protagonizar un acercamiento hacia su antecesor.

Moncloa también va a dejar las críticas hacia Aznar. Hasta aquí, el Gobierno ha mostrado su “incomodidad” cada vez que ha aparecido el nombre del ex presidente. A partir de ahora, sin embargo, se terminaron los reproches.

La cúpula del PP ha concluido también que Aznar resulta necesario para recuperar a los votantes desencantados que no han dado su apoyo al partido y, por tanto, en los próximos meses protagonizarán un “acercamiento cordial”.

Primera escenificación: el campus de verano de FAES

El primer acercamiento visible entre Aznar y Rajoy tendrá lugar esta misma semana, en el campus de verano de la Fundación FAES. Se verán las caras el próximo domingo en Guadarrama (Madrid), y en el equipo del ex presidente hablan ya de que será un encuentro “afable”.

También Aznar se encontrará con María Dolores de Cospedal en estos cursos de la fundación. En su caso, será este lunes, junto a Nicolas Sarkozy.

Fuentes del PP confirman a ECD que Cospedal realizará un discurso “amable”con Aznar. También tendrá buenas palabras hacia él Mariano Rajoy el domingo.

Ambos gabinetes, el de Moncloa y el de Génova preparan intervenciones “cariñosas” hacia el presidente de honor del partido, en las que, incluso, se alabará su gestión al frente del Gobierno los años 1996 a 2004.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?