Política

Un club de hockey de Barcelona invitó a Gibraltar a un torneo de selecciones nacionales. El Gobierno intervino para prohibir su partido y exigir la retirada de la bandera del Peñón

Un torneo de hockey de Navidad en un club de Barcelona ha estado a punto de provocar un conflicto diplomático entre Gibraltar y España. El Gobierno, a través del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se vio obligado a intervenir para que la selección del Peñón no disputara un evento de selecciones nacionales.

Lugar: Real Club de Polo de Barcelona. Motivo: Torneo de Reyes, que cumplía su 65 edición. Equipos participantes: los locales del R.C.Polo, el Pedralbes HC, una selección irlandesa, otra canadiense, un combinado europeo y… la Selección Nacional de Gibraltar.

El equipo del Peñón disputó su primer partido contra la selección europea el viernes 4 a las 15 horas. El resultado fue una goleada por 9 a 3 a favor de los seleccionados europeos. El segundo partido se disputó el sábado y el Pedralbes también goleó a los gibraltareños: 6-1.

Justo después del partido se produjo la bronca. El seleccionador gibraltareño ha declarado al ‘Gibraltar Chronicle’ que la organización del club barcelonés les explicó que el Gobierno había prohibido que disputaran más partidos.

Según los argumentos que les dieron, el Consejo Superior de Deportes, dependiente del departamento de José Ignacio Wert, se puso en contacto con los organizadores para que vetaran la presencia de Gibraltar. Pidieron también la retirada de la bandera del Peñón de los postes.

En principio, el tercer partido de la Selección Nacional de Gibraltar, que estaba previsto contra el equipo local del Real Club de Polo de Barcelona, se iba a televisar. Pero la organización decidió cambiarlo de campo (se disputó en un terreno de juego anexo al principal) y finalmente no contó con la presencia de las cámaras.

Además, los organizadores cambiaron el rival y decidió que los gibraltareños jugaran contra el combinado canadiense.

El seleccionador gibraltareño afirmó después del torneo que sus jugadores sufrieron un “daño moral” por la decisión de la organización. No obstante, decidieron no retirarse para, según ellos, no dar la razón al Gobierno español.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo