Política

Además del escándalo Bárcenas: los críticos agrupados en torno a Esperanza Aguirre, Mayor Oreja y Vidal-Quadras se movilizan contra el ‘PP pop’ de Rajoy y Cospedal

Se acabó la tranquilidad en el PP, pero por partida doble. Por si fuera poco el 'escándalo de los sobres' de Luis Bárcenas, algunas de las principales voces críticas en el partido, con Esperanza Aguirre, Mayor Oreja y Vidal-Quadras en primer plano, han decidido formar un frente unido contra la gestión de Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal.

Según ha sabido El Confidencial Digital, los líderes del PP más críticos contra la dirección nacional vienen manteniendo conversaciones privadas en las que analizan la actual situación del Partido Popular (que consideran negativa) y debaten qué iniciativas poner en marcha, unidos y de forma coordinada, para “cambiar el rumbo” de la formación.

Reuniones en Bruselas y Madrid

Fuentes cercanas a los ‘críticos’ explican que tres de los máximos representantes de esa oposición interna son Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja y Alejo Vidal-Quadras, y que han decidido dejar de ser ‘versos sueltos’ y llevar a cabo una estrategia y un mensaje común frente a la línea de la actual dirección.

Personas del entorno de los tres dirigentes citados han confirmado a ECD que se han producido encuentros entre Mayor Oreja y Vidal-Quadras en Bruselas, y también del ex ministro del Interior con Esperanza Aguirre en Madrid.

En todos ellos, “se ha analizado la situación del partido y las soluciones que se pueden plantear a corto plazo”, según las fuentes citadas.

Contra el ‘PP pop’ de Rajoy y Cospedal

Uno de los principales puntos de encuentro entre los líderes críticos con la gestión de Rajoy y Cospedal es el rechazo a la forma en la que se han formado las ejecutivas nacional y regionales del partido, priorizando a los jóvenes, que siguen el actual discurso de la cúpula, y dejando de lado a la oposición interna.

En su opinión, esa estrategia “ha convertido al partido en el ‘PP pop’, con mucha gente nueva que ha llegado simplemente por decir lo mismo que sus jefes y no mostrar ningún tipo de alternativa o idea nueva”. Como diría Esperanza Aguirre, “son políticos profesionales, sin ningún tipo de trabajo ajeno al partido”.

Frente a esa nueva ‘camada’, Aguirre, Mayor Oreja o Vidal-Quadras “cuentan con el apoyo de dirigentes, cargos intermedios y militantes que llevan muchos años dentro del partido, y que se han quedado desplazados por haber sido críticos con algunas de las decisiones tomadas en los últimos tiempos”.

Esos apoyos “se encuentran sobre todo en federaciones como Madrid, donde sigue como presidenta Esperanza, País Vasco y Cataluña, donde, por ejemplo, la masa social del partido no entiende la pasividad del PP ante el auge del independentismo”.

Cambiar la financiación del partido

Una de las banderas que defenderán públicamente los críticos del PP es la reforma de los estatutos del partido, sobre todo para cambiar el modelo actual de financiación, vigente desde 1987.

Las fuentes críticas consultadas por ECD aseguran que ese “modelo ha sido una de las causas del escándalo de Luis Bárcenas, por dejar en una sola persona el control de tesorería del partido. Es tan grave que no se puede mirar hacia otro lado y anunciar medidas que de nada sirven”.

La solución a ese problema es, según los dirigentes críticos, “impulsar una nueva Ley de Financiación de partidos, de obligado cumplimiento para todas las formaciones, y en la que exista una transparencia absoluta sobre el dinero que recibe cada partido, y qué cantidades van para federaciones, dirigentes, etc.”.

De esta forma, “se evitarían sobres no declarados y dudas sobre la legalidad de cada uno de los pagos a nuestros representantes políticos”.

Reformar el sistema autonómico

Otra de las reformas que Esperanza Aguirre, Mayor Oreja, Vidal-Quadras y los suyos plantearán, tanto públicamente como en el próximo congreso del PP, es modificar la Constitución.

Mariano Rajoy y su equipo se han mostrado reacios a plantear cualquier cambio en la Carta Magna, pero los dirigentes críticos consideran que es “imprescindible” revisar el texto, sobre todo para “acabar con las deficiencias del actual sistema autonómico y devolver competencias al Estado”.

Además, defenderán una mayor firmeza frente al terrorismo, “sin ningún tipo de complacencia como ocurrió con el caso Bolinaga”, y cambios en la política general económica, en la que “pasemos de medidas de contracción del déficit, que solo afectan a los ciudadanos, y que esos recortes los soporten las administraciones”.

“Que se piensen dos veces ir contra nosotros”

El entorno de los críticos dentro del PP afirma que “desde la dirección nacional llevan tiempo queriéndonos apartar de la primera línea política, y esa tendencia puede ir a más si observan que no nos quedamos callados ante la situación del partido y ante algunas medidas del Gobierno”.

Opinan que “la tensión puede ir a más si no se toman medidas concretas a nivel interno contra el escándalo Bárcenas, o a nivel estatal frente a Cataluña”. Además, “conforme se vayan acercando las elecciones europeas de 2014, y el Congreso Nacional del partido antes de las generales, la fractura se hará más grande”.

Ante la amenaza de verse desplazados por la dirección del PP, los líderes críticos advierten: “Que se piensen dos veces ir contra nosotros. Si creen que pueden apartar a gente con una larga trayectoria dentro del partido, simplemente porque disentimos de sus medidas, tienen un problema, porque nos van a tener enfrente y se les puede venir mucha gente en su contra”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable